Archivo de 26 Diciembre 2009

Gustavo Carrión es uno de los funcionarios públicos más honestos y eficientes de la década. Fue uno de los pocos jefes policiales que se compró en serio la reforma de la Policía Nacional y también fue un eficiente jefe del INPE en este gobierno. Las dos veces que ocupó un cargo público de importancia lo sacaron por ser consecuente con sus ideas.

Carrión forma parte de Espacio Compartido, el blog colectivo de opinión mejor fundamentado de la blogósfera peruana. Lejos de tesis conspirativas, sus miembros optan por la sensatez, la provocación con argumentos y una dosis de ironía que me agrada.

En su último post, publicado en medio de las fiestas navideñas, el ex jefe policial publica un artículo que comienza como una crítica a los “valientes” que proponen oponer el Museo de la Memoria con las Fuerzas Armadas, pero termina siendo un señalamiento de signos claros de declive en la lucha contra la corrupción.  Los datos presentados por Carrión son claros y, el último, particularmente novedoso. Cito y añado links:

- Al lograrse la extradición de Fujimori, el entonces Ministro del Interior, hoy Presidente del Congreso, (osea, Luis Alva Castro, nota de DTP) aceptó velozmente acogerlo en las instalaciones de la DIROES y no sólo desalojó al Coronel jefe de Estado Mayor, también contrató por cuenta del Ministerio a una decoradora de interiores para que le habilitara la “suite” al interno. No debemos dejar de mencionar, que por esos días el ministro afrontaba una posible censura.

- Después de alojar cómodamente al extraditado, en ambientes cuyo dormitorio equivalían en espacio a diez celdas del penal de la base naval del Callao, remodelado baño con “one piece” incluido y rapiducha de agua caliente, cerámicos modernos, tapizones y paredes enchapadas en madera, el ministro (es decir, Luis Alva Castro, nota de DTP) dispuso que el Jefe de la DIROES le cediera su televisor en tanto le trajeran el propio, para pedir luego se le instale televisión por cable, lo que obviamente no se aceptó, pues hubiese tenido que autorizarse a los más de cuarenta mil internos del sistema penitenciario a similares facilidades.

- Desde un inicio y en atención estricta a la reglamentación vigente se le Clasificó en la Etapa B del Régimen Cerrado Especial, con las restricciones que esto implicaba. Comenzaron entonces las presiones para modificarle irregularmente el régimen, lográndolo con el siguiente presidente del INPE a través de una interpretación antojadiza de la norma. (El ex presidente del INPE que hizo eso se llama Leonardo Caparrós, nota de DTP) La sentencia final del interno Fujimori, nos dio razón en la clasificación técnica inicial que se le hizo.

- Antes de Crousillat, ya el actual gobierno concedió Derecho de Gracia a Fernando Dianderas, el General fujimorista que corrompió la institución policial, cuya enfermedad no justificaba la medida, pues en el sistema penitenciario encontramos internos con enfermedades mucho más severas que las de Dianderas y que no merecen la atención del presidente en su facultad de conceder indulto y derecho de gracia. El mensaje para los policías resulta obvio, no importa de cuanto te apropies, finalmente lograrás salir y gozar de una muelle condición económica.

- La defensa de los congresistas fujimoristas al Ministro Salazar en su última presentación en el Congreso, tiene que ver necesariamente con la actitud “colaboradora” del ministro para una estadía amigable de Fujimori en la DIROES, con paseos extra-muros incluido.

- Como no podía ser de otra forma, la defensa de Salazar la centraron en la no existencia de “escuadrones de la muerte en Trujillo”, cuando se trataba en realidad de ejecuciones extrajudiciales, en las que Fujimori tiene, probada judicialmente, vasta experiencia.

- La devolución del favor al Presidente del Congreso, calificando de entusiasmo su patrocinio indebido del show de la cantante Fabiola de la Cuba.

- La sustracción del proceso de enriquecimiento ilícito del General fujimorista Chacón, por el apristizado Tribunal Constitucional

- Algunas versiones señalan que el próximo en “enfermarse” en prisión sería otro General Fujimorista, Saucedo. (César Saucedo, ex ministro de Defensa de Fujimori, en la cárcel por corrupto, nota de DTP). Las mismas versiones indicarían que este general fue patrocinado en algún momento por un abogado, de no muy buena fama, cónyuge de una ex -ministra aprista. Este abogado, según las mismas versiones, coludido con un conocido ex – futbolista, se habrían prestado como testaferros del dinero mal habido por el citado militar, para luego dar “malas cuentas” del mismo, sin que el agraviado pueda denunciar sobre un dudoso patrimonio. La compensación sería el lograr sacarlo de prisión y la mejor forma es provocándole una “dolorosa enfermedad”. De ser ciertos estos rumores, habría que estar pendiente del curso de los acontecimientos.

Ojo con lo que se cocine en medio del pavo, los cohetones, el tono de año nuevo y las primeras idas a la playa.

OTRAS COSAS QUE SE NOS PASARON EN PLENAS PASCUAS:

El Morsa: Masacre en Umasi

Economía de los Mil Demonios: Otro bonito enredo en el que nos metemos (2)

Augusto Alvarez Rodrich: ¿Qué pasa?

Comments 33 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.