Archivo de 9 Diciembre 2009

Ayer, la nota anecdótica del Desfile Militar extemporáneo fue el reclamo (justo) del Presidente del Poder Judicial por su ubicación en la tribuna oficial. Y aunque no fue el único problema de protocolo y, en estricto, el tema compete a la Cancillería, el Ministro de Defensa, Rafael Rey, tuvo que pedir disculpas a Javier Villa Stein.

Pero, en realidad, este es el menor de los males y cuestionamientos que el titular de Defensa recibe en estos dias.

En realidad, la noticia más importante derivada de la Parada Militar de ayer fue el paso de los tanques chinos MBT-2000, que aparecieron en la ceremonia sin que se haya oficializado su compra. El ministro Rey tuvo que justificar su presencia, señalando que era un hecho su adquisición.

Más que las críticas sobre si el país entra a una carrera armamentista - las compras, más bien, parecen obedecer a una saludable renovación de equipos a la que todo país tiene derecho -, el tema tiene que ver con las condiciones técnicas de los tanques. Angel Paez de La República publica hoy datos que deberían hacer pensar en si esta compra es la que más nos conviene para reflotar a las Fuerzas Armadas:

Sin embargo, los MBT 2000 ya fueron evaluados en julio pasado  por efectivos del Grupo Técnico Operativo de Apoyo a la Adquisición de Tanques, que forma parte de la Dirección General de Logística del Ejército (Digeloge), que viajó especialmente a Asia para realizar esa tarea. La máquina deslumbró a los peruanos, pero no respondía a las exigencias del equipo especializado.

El 24 de julio de este año, el general Jorge Vega Yáñez, jefe del equipo técnico, remitió un informe al comandante general del Ejército, general Otto Guibovich Arteaga, dándole cuenta del resultado del viaje a China.

El general Vega dijo que los MBT 2000 son estupendos, pero que no cumplían con las especificaciones del Ejército –especialmente, superar al Leopard 2A4 de Chile–, y añadió que la empresa estatal china Norinco estaba en condiciones de cumplir con las exigencias de los peruanos pero en un lapso de dos años. Demasiado tiempo.

El tanque MBT 2000 “constituye una alternativa a tenerse en cuenta en una eventual adquisición”, reportó el general Vega al comandante general del Ejército: “Siempre y cuando a este vehículo se le proporcione la capacidad de disparar misiles de 125 mm. de calibre, (lo que) por informaciones oficiales de (la empresa china) Norinco, recién podrá estar disponible dentro de dos años”. Esto último incumple el plazo previsto por el Ejército de menos de un año.

¿Qué le falta  al tanque chino que desanimó a los técnicos del EP?

“Requiere incrementar sus capacidades en medios ofensivos y defensivos para poder cumplir con los requerimientos mínimos establecidos por el Grupo Técnico Operativo”, señaló el general Vega.

Pero lo más importante de todo: “Disponibilidad de lanzamiento del misil de calibre de 125mm, que recién estaría certificado oficialmente dentro de dos años, (lo que) permitiría superar el alcance eficaz mínimo que dispone el Leopard 2A4 que es de 2,800 metros”.

También: “Implementación del control de tiro con visión nocturna de la ametralladora antiaérea para ser operada desde el interior del tanque”. Y, tercero: “Instalación de blindaje reactivo en forma modular en la torreta del tanque para incrementar su protección”.

Si la empresa estatal china Norinco le dijo al grupo técnico peruano que estaba en condiciones de satisfacer las indicadas exigencias en dos años, ¿por qué desfilaron los tanques MBT 2000 en Perú menos de cinco meses después de que los técnicos del Ejército revisaron el vehículo chino? Por eso el MBT 2000 fue virtualmente descartado.

Como vemos, más que defender la compra en torno a una supuesta carrera armamentista, cuestión en la que el propio Ministro ha sido bastante cauto frente a otros miembros del gobierno - como Luis Giampietri -, lo que debería explicarse es porque se ha definido esta compra a pesar que el informe interno recomendaba no hacerla, por especificaciones estrictamente técnicas.

El otro punto por el que Rey ha sido cuestionado es la contratación del estudio Souza & Nakasaki para la defensa de militares acusados por violaciones de derechos humanos. Vía La República:

De no mediar algún cambio repentino, el Estudio Nakazaki & Sousa Abogados asumirá a partir del próximo año la defensa de los más de 200 militares procesados en el Poder Judicial por  violaciones a los derechos humanos.

Según fuentes consultadas del sector Defensa, el proyecto de contrato está solo para realizar algunos ajustes  antes de que el ministro de Defensa lo suscriba.

En una breve comunicación telefónica desde Europa, donde cumple una visita oficial, el titular de Defensa, Rafael Rey Rey, afirmó que tomará la decisión en las próximas semanas.

Fuentes señalan que la idea de que el estudio del actual abogado de Alberto Fujimori asuma la defensa de los militares investigados se remonta a setiembre pasado cuando el propio abogado César Nakazaki Servigón planteó esta iniciativa en una reunión en el Ministerio de Defensa.

La propuesta fue acogida de forma positiva por el ministro, pero recién tomó forma hace menos de un mes, cuando Rey anunció la decisión de suscribir el contrato.

Se sabe que se evaluó el impacto político que podría tener el hecho de que el abogado conocido por patrocinar a clientes procesados y condenados por la violación de derechos humanos  como son los casos del ex comandante general EP  Nicolás Hermoza y de Fujimori.

Sin embargo, el impacto político de su contratación fue finalmente obviado por el ministro de Defensa al momento de tomar su decisión.

Varias preguntas suscita esta controvertida decisión:

1.  ¿El Estado debe pagar la defensa de militares acusados de violar derechos humanos? Pregunta difícil de resolver. De un lado, existe ya una norma legal que faculta al Estado a brindar esta facilidad, sobre la base que las Fuerzas Armadas fueron enviadas a combatir a un enemigo por parte del poder político. Del otro lado, se esgrime que no se da el mismo trato a las víctimas de la violencia - muchas de las cuales están en situación de indefensión legal - o que los acusados se encuentran en situación de retiro.  Ciértamente, se trata de un punto bastante controvertido, debatido en su momento, sobre el que también escribimos antes.

2. ¿Por qué escoger al Estudio Nakasaki? Dada la transparencia que debe caracterizar a todo contrato con el Estado, sería bueno que el Ministro de Defensa aclare porque se decidió contratar a un sólo estudio, sobre la base de que criterios se escogió éste y no otros y porque se eligió a abogados estrechamente ligados a un dictador ya sentenciado por casos de corrupción y violaciones de derechos humanos. La inexistencia de un concurso público y el hecho que, según las fuentes de La República, esta decisión se haya tomado luego de conversaciones entre Nakasaki y Rey, alientan los pedidos de explicación.

3. ¿Cuál es la efectividad de Nakasaki? Esta pregunta se basa sobre todo en dos cuestiones objetivas: los argumentos empleados por el abogado en sus defensas de  procesados por corrupción y derechos humanos lindan con el rebate a la lógica más elemental y, de otro lado, en que Nakasaki ha perdido varios juicios de sus célebres patrocinados. Si la efectividad es un argumento para su contratación, digamos que sería bastante fácil de rebatir.

En estos menesteres, el Ministro Rey nos debe algunas explicaciones.

Comments 25 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.