Archivo de 23 Diciembre 2009

Ayer juró Mercedes Araoz como nueva titular del Ministerio de Economía y Finanzas. Varios medios indican que Luis Carranza se fue por una norma sobre exoneraciones a actividades económicas en las zonas altoandinas. Y ya presentaron su renuncia los viceministros del sector y el jefe de la SUNAT.

En medio de ese panorama, la mayor parte de columnistas, analistas y bloggers han comentado la noticia más importante de final de año. Aquí una selección y, al final, mi opinión:

Economía de los Mil Demonios

Por otro lado, Carranza deja a medias una iniciativa que se suponía daría frutos a largo plazo.  Se trataba del Plan para la mejora del clima de negocios, que aborda precisamente uno de los puntos que el CEPLAN desarrolla en su documento, el de la búsqueda de mayor competitividad.  Todo aquel que lea la sección economía y/o negocios de un periódico verá que hay un montón de cosas específicas por las cuales se quejan los empresarios que les quita competitividad.  Por ejemplo, lo tedioso de pagar impuestos o el tiempo que pierden en una municipalidad con engorrosos trámites burocráticos.  Carranza trató de plantear un programa para ir eliminando esas trabas a la eficiencia.  Su objetivo era para julio del 2011 (sic) alcanzar mejores posiciones con respecto a otros países con respecto a esos puntos.  Esperemos que Meche retome esta vaina, porque se trataba de quizás la iniciativa más proactiva que había tenido Carranza para solucionar problemas que tiene la economía peruana.

Semana Económica

Pero al margen de la anécdota que fue, como que otra vez Carranza se fuera del MEF apenas obtenido un grado de inversión (ayer Fitch Ratings, hoy Moodys) lo importante es la historia que será. Lo cierto es que los inusitados cinco minutos y pico que el presidente Alan García dedicó a retar positivamente a la ministra Aráoz previamente a su toma de juramento fueron, a despecho de la capacidad de improvisación dialéctica del Mandatario, una señal de que alguna vez, al menos, había pensado en la posibilidad de nombrarla. Y la puntualización en el “no a la farra fiscal” que hizo, otro indicio de que García i) lee muy atentamente los comentarios de lectores que se publican en las páginas web más leídas del país cuando aparece una noticia bomba o ii) sabe bien de qué pie cojea su gobierno, dado el trauma de los ochenta y a puertas de un año preelectoral.
En realidad, quien conoce el background de la ministra Aráoz en las aulas de la Universidad del Pacífico, sabe que al menos en términos ideológicos ella no sólo no comulga con un fisco gastador, sino que está totalmente parada del otro lado de la orilla. Por ello, suponer que su régimen será de manos abiertas podría, únicamente, pasar por el prejuicio perceptivo de que ella será más manipulable que Carranza por parte de la alta esfera del gobierno. A lo mejor el hecho de que ‘El Duro’ jamás haya sido visto bailando al ritmo del Grupo 5 con García pueda contribuir a que haya quienes piensen así. Pero como dice el refrán, el hábito no hace al monje, y en macroeconomía hay objetivos como aumentar la competitividad del país para llegar al puesto 25 del Doing Business en el 2012 (actualmente el Perú ocupa el lugar 56) que, con certeza, son el tipo de meta que alguien con el perfil de Aráoz puede acometer como reto especialmente personal.

Menos Canas

El gobierno apuesta, nuevamente, por su visión del asunto. No olvidemos que la designación de un ministro es una decisión política. Lo que esta designación me muestra es que, en buena cuenta, el gobierno se zurra en lo que pasó con Bagua y eso, además de evidenciarse con la lentitud en el avance de las demás comisiones, la reincidencia en el error pues siguen sin consultar a las comunidades antes de realizar cualquier concesión, también se evidencia en la designación de Aráoz como Ministra de Economía.

Carlos Basombrío

Hasta donde llego a percibir el cambio de Luis Carranza por Mercedes Aráoz ha cogido por sorpresa a los medios periodísticos y a los que siguen temas económicos.

¿Por qué el cambio? Especulo con varias hipótesis:
1) La más simple, lo dicho públicamente: Carranza habría querido ya salir del cargo y se vencía un plazo. Recordemos que de hecho ya se había retirado antes por razones de este estilo.
2) Un súbito encontronazo con Alan García o algún tema en el que no quisiera tener asociado su nombre.
3) Alan buscando alguien más tolerante a las presiones de gasto para los años electorales.
4) Alan buscando hacer a Araoz más importante e influyente con miras a lanzarla luego como candidata a la presidencia. Me parece menos probable, el MEF en el Perú no es el cargo más popular y no hay indicios que García quiera que su partido continúe en el poder en el 2011 por las razones que todos conocemos.
5) Una combinación de alguna o todas las anteriores.

Mirko Lauer

El súbito reemplazo de Luis Carranza por Mercedes Aráoz en el MEF lleva a algunas consideraciones:

º Que Alan García está asado por la incapacidad del Estado de inyectarle dinero a una economía todavía amenazada por la crisis. Carranza termina dejando el MEF por causas parecidas a las que llevaron a retirar a Luis Valdivieso.

◗ Que García está decidido a darles a las necesidades de la política un lugarcito al lado de la ortodoxia económica, y eso significará mano menos libre para la próxima titular del MEF, si bien harto ortodoxa ella misma.

◗ Aráoz en el MEF significará una ministra promotora de la producción y de la inversión, probablemente en el estilo de roadshow proactivo que le ha dado muchos de sus éxitos en sus dos anteriores carteras.

◗ Podría resultar que Aráoz, más cercana a García, sea mejor ministra para la recuperación anunciada para el 2010 en el Perú que para un recrudecimiento de la crisis mundial y sus efectos dentro del país.

◗ En esta gestión los viceministros (hacienda, economía) tendrán más importancia que con Carranza, que era un profesional del MEF. Sería clave mantener a José Arista para una transición en el complicado viceministerio de hacienda.

Aldo Mariátegui

La primera impresión de este cambio es que Meche Aráoz tiene el reto de luchar contra la imagen “light” de “chica fashion” de “Ellos & Ellas” que la persigue, más aún en una cartera donde tienes que tener el fuerte carácter de Boloña, Camet o Carranza o la “cundería” de Silva Ruete y PPK para ser exitoso. Me dirán que Fernando Zavala no lo hizo mal a pesar de tener también un perfil muy “light”, pero su paso fue de piloto automático y sin enfrentar un año electoral donde todos te van a pedir “farra”.

Claro que la elección no es mala (¡hubiera sido trágico que pongan a un aprista allí!), pero ya de arranque vemos a Aráoz aceptando la exoneración andina, además que hace poco nos dejó preocupados cuando habló de volver a una especie de banca de fomento.

Editorial de El Comercio

Ante todo, debe asegurarse que el sorpresivo cambio no signifique la modificación de la disciplina fiscal. Tal como lo ha dicho el presidente García, “garantizamos el crecimiento, la estabilidad de la cosas y que acá está en juego también mi palabra. Acá no hay ni farra ni esos temas porque eso conduce siempre a la deuda, a la inflación o al desorden… no hay que sobreexcederse en los gastos, no hay que generar nuevos gastos. Veo algunos planteamientos de gastos que vienen del Poder Legislativo y yo digo que hay que respetar la Constitución que dice que el Poder Legislativo no tiene iniciativa de gasto. Debe vigilar, aprobar el presupuesto, pero no tener iniciativa de gasto porque ese es otro tipo de farra”.

Esta rotunda expresión debe tomarse como un compromiso firme del Gobierno con la nación. Sin embargo, el compromiso no queda allí, sino que debe concretarse y ampliarse a los programas de aliento a la inversión y reactivación de la economía.

Augusto Álvarez Rodrich

Ella es una profesional honesta, capaz y con experiencia suficiente –por los tres años y medio en el gabinete– para ejercer este cargo complejo. El problema no son sus conocimientos sino su real capacidad para contener la voracidad de un presidente como García que, de economía, sabe poco y de politiquería, en cambio, mucho, y que está dando señales de que, luego del freno que le puso Carranza durante buena parte de lo que va del gobierno, se le está saliendo ese ‘Hulk económico’ que lleva dentro, verde furioso, pujando por salir.

LA OPINION DE ESTE BLOG:

Creo que sería mezquino negar los méritos profesionales de Mercedes Araoz. Los tiene y de sobra, se trata de una economista reconocida y que ha demostrado cierta solvencia en temas técnicos en los sectores en los que se ha desempeñado.

No van a faltar aquellos que dicen que esto será más de lo mismo. No les falta razón, pero por razones distintas. Si en términos macroeconómicos la política económica peruana viene funcionando, más allá de algún ajuste coyuntural, pues el libreto no va a cambiar. También sería poco realista pedirle a un gobierno que se ha comprometido a fondo con un determinado modelo económico, pedirle que varíe de postura. Este tipo de críticas desde la izquierda parecen bastante infundadas, por lo menos en términos de real politik y, menos aún, cuando la capacidad para hacer reformas de este gobierno es casi nula.

Dicho esto, son dos los retos económicos, dentro del libreto del gobierno, que Araoz tiene:

1. La mejora de la competitividad: La super comentada ponencia de Michael Porter, acerca de la necesidad de cambios en la economía y política peruana para mejorar la competitividad del país, vuelve a poner en agenda las reformas necesarias para que el país pueda sostener el ritmo del crecimiento económico.  Para ser claro, varios se dieron cuenta que si esas reformas no se hacen, pues el país va a seguir con tasas de crecimiento promedio y, peor aún, no va a beneficiar a todos. Araoz conoce de esta agenda, porque encabezó el Consejo Nacional de Competitividad en el gobierno anterior. El tema es que, conociéndola, parece haberla dejado de lado.

2. La posible farra fiscal: La gente de Semana Económica tiene en claro que Araoz es ortodoxa y no cedería fácilmente a las tentaciones de ceder a un mayor gasto fiscal. Hasta allí de acuerdo. Araoz también ha declinado esta mañana cualquier aspiración política de candidatura inmediata - léase, alcaldía de Lima al 2010 -, lo que podría permitirle un margen de maniobra para safar de las presiones. El tema es que muchos analistas de centro y centro - derecha le temen, no a que Araoz ceda, sino a que García vuelva a hacer populismo. Su principal signo ha sido la norma que motivó la salida de Carranza.  Por tanto, más que en la cancha de Araoz, el control de una posible farra fiscal está en el propio Alan García.

Finalmente, el MEF es una cartera más política que las anteriores en las que desempeñó Araoz. De ello debe ser consciente la ministra que, ante los sucesos de Bagua y ante la defensa a ultranza de los decretos legislativos de la selva, indicó que hizo esto porque era su trabajo y la visión política la tenían otros sectores. El tema es que la Ministra no tomó en cuenta que: 1. todo puesto ministerial es político y 2. que toda decisión política también debe considerar las consecuencias de la misma. Y ya sabemos cuales fueron las consecuencias de dicha cerrazón política: 34 vidas perdidas.  Ello, para mi, hace que el nombramiento de Araoz sea cuestionable y que indica como el gobierno no ha aprendido las lecciones de lo ocurrido en Bagua.

Si Araoz no se percata que estará más ante la luz pública, que sus decisiones serán más observadas (y aplaudidas y cuestionadas, dependiendo del público y la medida) y que desde hace 3 años y medio hace política, quedará como una muy buena tecnócrata, pero una pésima gestora pública y política.

Comments 9 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.