Archivo del Autor

A contrario de lo propugnado por algunos economistas del lado diestro - y medios como el diario El Comercio -, el gobierno no se propuso privatizar Petroperú, sino buscar darle una mejor gerencia a la empresa petrolera estatal.

PPK y Fernando Zavala son absolutamente conscientes que vender la empresa sería políticamente poco estratégico y era necesario darle una mejor gerencia a la compañía. De allí que convocaron a un directorio encabezado por el expresidente de la Sociedad Peruana de Minería, Petróleo y Energía Augusto Baertl para darle dinamismo a una entidad que venía cuestionada, desde el lado más progresista, por los continuos derrames de petróleo en el Oleoducto Nor Peruano y, desde algunos sectores de derecha, por su propia existencia.

Pero la gestión de Baertl duró apenas poco más de tres meses. ¿Qué ocurrió?

Hace una semana, el directorio de Petroperú nombró como gerente corporativo y de relaciones comunitarias a Vladimiro Huaroc, exgobernador regional de Junín y excandidato a la segunda vicepresidencia y al Congreso por Fuerza Popular. Huaroc quedó fuera de la contienda electoral por la entrega de dádivas durante su campaña. El aún miembro del equipo técnico de Fuerza Popular señaló hoy a El Comercio que era un consultor y que luego se había decidido su nombramiento, sin que el mismo se hubiera hecho efectivo aún.

De inmediato, varios integrantes del gobierno hicieron manifestar su descontento. El primero fue el parlamentario Juan Sheput. Pero quien tuvo más fuertes fue Mercedes Araoz, segunda vicepresidenta de la República y congresista, en una entrevista en Perú.21:

El señor no tiene por qué ser nombrado. No sé ni si quiera para qué lo quieren nombrar. Él cumplió un rol político que no corresponde para un nombramiento en este gobierno. Él dejó de ser candidato a la vicepresidencia por un acto que no era legal dentro del proceso electoral. Hizo trampa.

En privado, refieren personas cercanas al gobierno, Zavala presentó su preocupación a Baertl. El Presidente de la República indicó esta mañana que esa designación tenía que ser chequeada, al menos, por el ministro del sector, es decir, por Gustavo Tamayo. Ante lo que consideraron una intromisión a su autonomía, los miembros del directorio de Petroperú presentaron su renuncia. El gobierno la aceptó casi de inmediato.

Personas cercanas a ambas partes indican que si bien era necesario que un directorio siempre defienda su independencia del poder político, esta vez escogieron la peor batalla para hacerlo, dado que el nombramiento de Huaroc era controvertido en sí mismo.  ”Fue un error designarlo”, nos refiere una fuente con llegada a Palacio y a Petroperú.

Pero no habría sido la única discrepancia que habría motivado la partida del directorio. La República indica que existen sectores en el gobierno que impulsan que Petroperú vuelva al holding de empresas estatales, FONAFE, donde la presencia del Ministerio de Economía y Finanzas es clave en la toma de decisiones. Si bien Baertl negó esto, todo indica que el gobierno tomará la decisión como parte del paquete de facultades delegadas.

Pero, más allá de estas preguntas, una pregunta flota en el ambiente: ¿cuál es el norte que tendrá Petroperú en este gobierno? Hora para que el flamante presidente de la empresa, Luis García Rossell, nos anuncie una respuesta clara.

Comments No Hay Comentarios »

La “ideología de género” no existe.

Se trata de una chapa puesta por los sectores más conservadores de la Iglesia Católica y algunas iglesias evangélicas frente a lo que consideran sus demonios: el reconocimiento que existen orientaciones sexuales distintas a la heterosexualidad y que el género es una construcción social que se aprende mediante los distintos procesos de socialización. En la visión de estas organizaciones, se destruirá la célula básica de la sociedad: la familia.

Claro está, estos grupos se refieren a la familia como una nomenclatura donde solo se concibe un tipo de estructura: papá, mamá e hijos. Otros tipos de familia simplemente no existen.Evidentemente, en esta concepción, la sexualidad única y exclusivamente está ligada a la reproducción.

Y, por supuesto, en esta visión, el aborto debe ser absolutamente penalizado, las parejas del mismo sexo no deben ser reconocidas legalmente y, además, se debe atacar a todo aquel que se oponga a esta visión. Principalmente, a la “izquierda marxista”, al “liberalismo anti familia” y, en términos internacionales, a la Organización de las Naciones Unidas.

Este discurso, que podría habernos parecido confinado a los sectores más recalcitrantes del Partido Republicano, ya se encuentra presente en América Latina. Y básicamente están orientados a dos sectores: salud y educación.

Precisamente, las banderas se han enfocado en los últimos meses a este último campo.

Este es uno de los volantes que, tanto por redes sociales como en las inmediaciones de los colegios, se han venido circulando por estos días. Volantes que no solo son abiertamente homofóbicos, sino también absolutamente mentirosos.

Ayer la periodista y abogada Rosa María Palacios - a quien nadie podría calificar de atea o agnóstica - se dio el trabajo de revisar el Currículo Nacional de Educación Básica aprobado por la actual gestión del Ministerio de Educación. Y la conclusión es clara: estamos ante una lectura abiertamente farisea de un documento políticamente correcto y que, incluso, podría terminar siendo inocuo.

Luego de hacer la misma chamba que Palacios, uno se pregunta en qué mente un sujeto puede imaginarse que impulsar la educación sexual o la no discriminación por causas de sexo u orientación sexual es casi la defunción de la familia. La única razón es que estemos ante un fanático. Y que ese fanático esté tratando de manipular los miedos más básicos en una sociedad que oscila entre el conservadurismo y la indiferencia frente a este tipo de temas para tratar de bajarse al objeto de sus odios: el ministro de Educación.

Por cierto, Jaime Saavedra ya se ha preocupado de aclarar este punto en una entrevista dada a El Comercio el día domingo:

—Ya que hablamos del currículum, ¿por qué es usted agente de una ideología que pone en peligro a la familia?
[Sonríe] La ideología de género me la tendrían que explicar. Lo que sí puedo decir es que queremos que nuestros chicos aprendan e interioricen la igualdad de género. No es que chicos y chicas sean iguales, sino que deben tener los mismos derechos y oportunidades. No podemos decir que las niñas tienen que ser enfermeras y profesoras –ahora, si lo quieren ser, fantástico–, pueden ser bomberas, astronautas o lo que quieran.

—Y si los chicos quieren jugar con muñecas y las chicas con tractores.
En buena hora. En los colegios especiales, en los internados, hay más mujeres que hombres. Lo que sí está mal es que hay más deserción escolar en nuestras chicas y en parte se debe al embarazo adolescente, que no se está reduciendo.

—Entonces, la educación sexual tiene que ser parte del currículum.
Tiene que serlo, las que pagan las consecuencias son las chicas porque ellas son las que desertan.

Como esto no les resultó, los impulsores de esta campaña se han ido por criticar una serie de guías de educación sexual integral donde se contenían una serie de relatos orientadores para discutir estos temas. Pero estas guías estuvieron vigentes durante años sin que nadie dijera nada y, además, ya han sido retiradas de circulación, dado que se tendrán nuevos documentos adaptados al nuevo currículo. Y ahora quieren impulsar una marcha el 16 de diciembre contra el Ministerio de Educación por un documento que no contiene la demonización que dicen tener.

Pero la campaña esgrimida en el Perú no tiene mucha imaginación. De hecho, es un calco de lo ocurrido en Colombia.

Meses antes del plebiscito para el Acuerdo de Paz, el Ministerio de Educación de Colombia lanzó una cartilla para la discusión en la escuela sobre los derechos de las personas con distintas orientaciones sexuales. Si bien el documento no era sustancialmente distinto a aquellos que ya manejaba el Estado colombiano – incluso durante el gobierno de Uribe -, el hecho que la ministra de dicho sector fuera Gina Parody, quien ha hecho público que es lesbiana, provocó los ataques de los estamentos más conservadores de la sociedad de su país. El tema escaló cuando Parody pasó al comando de la campaña del Sí.  Ella renunció luego que el gobierno perdiera el plebiscito, pero esta política de Estado se mantendrá durante el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Una respuesta a esta campaña la dio Mara Viveros, directora de la Escuela de Estudios de Género de la Universidad Nacional de Colombia:

La expresión “ideología de Género” es una forma tendenciosa de presentar los estudios feministas y de género como una teoría al servicio de una ideología. Esta postura conservadora, que ya se ha expresado en países como Francia, o recientemente en Brasil, defiende un orden “natural” de género, como una verdad absoluta y rehúsa entender la feminidad y la masculinidad como normas culturales sujetas a variaciones históricas.
Ante cambios sustantivos en la sociedad colombiana estos sectores han reaccionado, enarbolando el fantasma de la ‘ideología de género’. para amedrentar a los padres de familia con una supuesta “colonización homosexual” de las aulas por parte de la comunidad LGBTI.
De este modo buscan deslegitimar los conocimientos producidos sobre las relaciones de género y sexualidad y los logros alcanzados, por medio de largas y difíciles luchas del movimiento feminista.
El tema en cuestión nos muestra cuán lejos estamos todavía del punto en que la equidad de género y los derechos sexuales hagan parte del pacto común de la sociedad colombiana.

Como ven, se combatieron los mismos argumentos esgrimidos en Colombia. Pero este no es el único elemento que demuestra el calco y copia de la campaña.

En nuestro vecino del norte, comenzaron a elaborarse videos como este:

Que se parecen mucho a este video que comienza a circular ahora en nuestro país:

No es en vano tampoco que conocidos activistas católicos conservadores, como el sacerdote Luis Gaspar y la periodista Diana Seminario - si, la misma que proponía a Keiko Fujimori convertirse en un símil peruano de Donald Trump -, también hayan retuiteado contenidos contrarios al Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y las FARC, basados en la monserga de la “ideología de género”. Y también han estado con la misma cantaleta frente al ministro Saavedra. Y lo mismo podríamos decir de varios fujitrolls que ahora han pasado a filas definidamente conservadoras en temas valorativos.

Pero no son las únicas coincidencias colombianas. Ayer el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, reapareció en un evento realizado en la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera, donde se inició la campaña “con mis hijos no te metas” y se suscribió este documento.

De acuerdo con el video donde aparece Castañeda - quien estaba con descanso médico -, también estuvieron presentes el congresista Julio Rosas (junto a su hijo) y otros parlamentarios, el sacerdote Luis Gaspar, el exparlamentario Humberto Lay, entre otros líderes evangélicos.

Pero también habían dos políticos colombianos en la ceremonia.

(Congresista Ángela Hernández y concejal Marco Fidel Ramírez. Invitados colombianos a evento evangélico de ayer. Foto: Salvemos a la Familia)

La diputada por Santander Ángela Hernández ha sido de las más fervorosas combatientes contra las guías del Ministerio de Educación de Colombia sobre no discriminación por razones de género y orientación sexual. Aunque está en el oficialista Partido de la U, sus simpatías políticas están más cercanas a Álvaro Uribe. Y sus declaraciones en contra de personas homosexuales podrían ser tranquilamente suscritas por el congresista Rosas. De hecho, al leer sus entrevistas, uno puede darse cuenta que es campeona en el “no soy homofóbica, pero…”.

Mientras que el regidor Marco Fidel Ramírez también va por la misma línea. Así le escribió hace unos días al Presidente Juan Manuel Santos, según la revista colombiana Semana:

El tema de la llamada ideología de género también aparece en la carta. Señala el concejal que se introdujeron “conceptos antropológicos y sociológicos que atacan los principios constitucionales de la familia y la crianza de los hijos, tales como ‘diversidad de género’ y ‘orientación sexual diversa’”. Además dice que existe una “imposición despótica para doblegar la institucionalidad colombiana bajo una peligrosa dictadura de la diversidad sexual”.

Al final señala que la paz no será posible ignorando a Dios, excluyendo a los líderes religiosos y cuando atropella el concepto de familia. “Presidente, le ruego respete el ¡No! de los colombianos y le pido, en nombre del pueblo cristiano evangélico que me eligió, que no le haga “conejo” a Colombia, no le entregue el país al comunismo, ni a la corruptora ideología de género”.

Y, de hecho, el famoso hashtag #ConMisHijosNoTeMetas fue ya usado en otras campañas similares en México y Chile. Es decir, todo esto no tiene nada de original.

Y es que en realidad, resulta poco cristiano que ciertos grupos católicos y evangélicos discriminen al prójimo, tal como señala la propia Biblia a la que pretenden anteponer a la Constitución y a la Ley. A esto se le llama fariseismo.

Comments 5 Comentarios »

(El autócrata nicaraguense Daniel Ortega y el aún funcionario de la OIT Virgilio Levaggi en reunión. Foto: La Voz del Sandinismo)

Esta noche, el Instituto Prensa y Sociedad otorgará el Premio Nacional de Periodismo 2016 a Pedro Salinas y Paola Ugaz, quienes durante los primeros meses de este año presentaron la serie Los Abusos del Sodalicio, una serie de reportajes que complementan las revelaciones de “Mitad monjes, mitad soldados”, libro donde se detallaron diversos hechos contra la integridad física, mental y sexual de varios miembros de la entidad católica conservadora.

Precisamente, en la segunda edición del texto publicado por ambos periodistas, aparecida hace algunas semanas, se confirma un dato revelado por este blog: Alessandro Moroni confirmó ante el Ministerio Público que conocía dos denuncias de abusos sexuales presuntamente cometidos por Virgilio Levaggi, exmiembro del Sodalicio que dejó la entidad en 1987.

En esa oportunidad señalamos que:

Según la declaración de Moroni, que Desde el Tercer Piso pudo conocer, el actual superior general del Sodalicio, gracias a su posición, pudo conocer en el 2015 la existencia de dos denuncias de abusos sexuales presuntamente cometidos por Levaggi hace aproximadamente 30 añosLas dos personas, según señaló Moroni, eran mayores de edad al momento de ocurridos los hechos. Uno de ellos pertenecía, de acuerdo al dirigente sodálite, a la organización cuando sucedieron estos acontecimientos.

En la página 322 de “Mitad monjes, mitad soldados”, se consigna el siguiente testimonio de Moroni:

Pero no es el único miembro del Sodalicio que sindica a Levaggi como presunto autor de abusos sexuales. José Ambrozic, vicario general de la institución, es decir, el número 2 de la organización, también indicó tener conocimiento de dichas acusaciones. Aquí se consigna lo señalado en la página 321 del libro de Salinas y Ugaz:

Es decir, ya son tres los miembros de la dirigencia sodálite que conocían las acusaciones contra Levaggi: Moroni, Ambrozic y el propio Luis Fernando Figari, principal acusado en la investigación que se sigue ante el Ministerio Público.

Pero hay una cuarta persona que también sabe de estas versiones.

(Padre Jaime Baertl, sacerdote sodálite, con mucho conocimiento sobre la institución. Foto: Sodalicio de Vida Cristiana)

Como indicamos en octubre pasado, Salinas mencionó en una columna en El Comercio en respuesta a Fernando Vidal, encargado de comunicaciones del Sodalicio, el siguiente pasaje:

Concretamente, en 1989, Baertl me confesó en sus oficinas de Lizardo Alzamora, en San Isidro, que en 1986 descubrieron el caso de un jerarca sodálite, muy cercano a él, involucrado en por lo menos un evento de abuso sexual, aprovechando su condición de director espiritual. Entonces Baertl me dijo que se trató de “un hecho aislado”, del cual “no tenían conocimiento”. ¿Les suena el sonsonete?

Lo curioso es que al predador jamás lo expulsaron. Lo aislaron en una suerte de ‘retiro’ –como hicieron años más tarde con el pederasta sodálite Jeffrey Daniels– y le dieron cobijo y protección. Nunca lo denunciaron ante alguna autoridad civil, y el líder sodálite se fue, ya adivinarán, cuando quiso.

Hacia dentro se informó artificiosamente que “había faltado gravemente a la obediencia”. Como cuando comunicaron internamente que estaban cerrando la causa de la beatificación de Germán Doig “porque no alcanzó las virtudes heroicas”, y la verdad era otra, más truculenta. Tal cual.

Como indicamos en nuestro post, la alusión de Salinas era al caso Levaggi. Dos testimoniantes de presuntos abusos sexuales que habrían sido cometidos por él decidieron no aparecer en el volumen de los periodistas antes mencionados. El aún funcionario de la OIT ha negado dichas acusaciones. Sin embargo, otros testimonios sobre situaciones extrañas que aluden al exmiembro del Sodalicio de Vida Cristiana aparecen con seudónimo en el texto, como ha resaltado el exsodálite Martin Scheuch.

Precisamente, Scheuch acusó al padre Baertl por una inconducta. Relata Salinas:

Matías, uno de los testimonios de “Mitad monjes, mitad soldados” (Planeta, 2015), comenta un incidente ocurrido en 1979, “cuando su consejero espiritual era B. Matías narra que, de súbito, B interrumpió la conversación que sostenían para pedirle algo insólito. ‘Me ordenó que me desvistiera por completo y me pidió que abrace una enorme silla que había en la sala donde estábamos, y que fornicara con ella. En realidad, simulé que le practicaba el coito. De hecho, me sentí bastante incómodo. Sentí que se me estaba haciendo violencia interior’”.

Bueno. Para ir directo a uno de los puntos requeridos por Fernando Vidal Castellanos, superior regional del Sodalicio en el Perú, formulados en esta misma página, les cuento que Matías es el sodálite Martín Scheuch. Y B es nada menos que el sacerdote sodálite Jaime Baertl, quien, hasta donde sabemos, ha conocido y solapado y ocultado y desmentido casos de inconductas sexuales producidos al interior de su institución.

A pesar de ello, Scheuch ha sido maltrado nuevamente por el Sodalicio, que le ha negado una reparación. Cuenta el autor de “Mitad monjes, mitad soldados” en una columna aparecida hace dos semanas:

Una carta del 9 de noviembre le informa a Scheuch que el “Comité de Reparaciones” (cuya existencia es nueva para quienes hemos sido parte de este “proceso” y cuyos integrantes son absolutamente desconocidos para la opinión pública) no lo considera como “resarcible” o “reparable”, si caben ambos términos. Tal cual.

¿Por qué la protección a Baertl? Tal vez dos datos sean claves para entenderlo.

Como reveló uno de los reportajes por los que Salinas y Ugaz serán premiados esta noche, el sacerdote sodálite es el hombre clave de las finanzas en el Sodalicio. Participa en el manejo de empresas que procuraron domicilios de lujo para Luis Fernando Figari, así como en los intereses educativos, inmobiliarios y hasta funerarios de la organización.

Y como pocos conocen, Baertl tiene conexiones políticas clave. La más notoria es la del expresidente Alan García. Como reveló la publicación Ellos y Ellas, al final del segundo gobierno aprista, en la capiilla de Palacio fue bautizado Federico Dantón García Cheesmann, hijo menor del exmandatario. El sacerdote encargado de la ceremonia fue Baertl. Asi lo reportó Panamericana Televisión.

Pero no es el único favor de Baertl hacia García. Al revisar el calendario de festividades de la Virgen del Carmen en 2009, nos topamos con lo siguiente:

Saquen ustedes sus propias conclusiones.

Comments No Hay Comentarios »

Contra todo pronóstico, el ministro de Defensa Mariano González fue el primero en salir del gabinete encabezado por Fernando Zavala. Una discreta gestión de cuatro meses terminó en medio de un escándalo.

Como ya es conocido a esta hora, anoche Panorama presentó un reportaje en el que revelaba que Gonzáles había ascendido en cuatro días a la abogada Lisette Ortega Orbegoso, quien se desempeñaba como asesora del Viceministerio de Políticas para la Defensa, para apoyar a su despacho. Si bien Ortega cumplía con los requisitos para estar en un puesto de alta dirección - es Doctora en Derecho por la UNMSM y ha trabajado en entidades públicas - existía un problema ético: un mes después de comenzar a trabajar directamente con el ministro, ambos funcionarios iniciaron una relación sentimental.

El problema es que el Código de Ética de la Función Pública plantea que:

Si ya esto constituía una situación delicada, el ministro se complicó la vida en su presentación en vivo en Panamericana Televisión. Si bien anunció que su asesora y pareja renunció el viernes pasado, antes de hacerlo, se mandó con una frase de antología: “Yo no he cometido ningún acto de corrupción, lo que he cometido es un hecho de amor. Me he enamorado y eso no es un delito. El único delito que he cometido es haberme enamorado de una maravillosa mujer”. Frase que fue motivo de un festival de risas en redes sociales.

Por la mañana, González tuvo que renunciar. Según indicó Zavala este mediodía, él y el Presidente de la República le solicitaron la dimisión. PPK fue claro en referirse a su excolaborador: “yo también creo en el amor, pero no a costa del Estado”. Sin embargo, el ministro se fue deslizando un reglaje por parte de aparatos de seguridad estatal.

A nuestro criterio, la situación de González era insostenible en el gabinete. De un lado, porque el escándalo en sí mismo y su respuesta eran suficientes para dejarlo sin sostén al interior del equipo ministerial. De otro lado, porque resultaba (por lo menos) ingenuo que el principal encargado de la seguridad exterior del país pueda ser filmado con total facilidad, sin tomar precaución alguna.

De hecho, la afirmación del exministro sobre un seguimiento ha desatado toda serie de especulaciones sobre la posible autoría del video (que llegó a Panorama vía fuente anónima, según indicó su directora y conductora Rossana Cueva): desde miembros de la seguridad del MINDEF, hasta integrantes de la DINI y aparatos de seguridad privados puestos al servicio de políticos de oposición (ver post de Laura Grados al respecto). Lo cierto es que, para variar, cuestiones vinculadas a la inteligencia estarán de nuevo sobre la palestra.

Pero la salida del ministro de Defensa también representa una oportunidad. Como sugiere Javier Torres Seoane, dado que el relevo se realizará a mitad de semana - cuando el Presidente de la República retorne de su visita oficial a Chile -, puede ser un buen momento para pensar en algunos enroques dentro del gabinete. El antropólogo y analista señala que “Una ventaja es que el actual ministro de Educación tiene las suficientes capacidades para ser la cabeza de más de un sector, mientras que hay por lo menos un par de ministros que podrían ocupar las carteras de Educación y Defensa, lo cual garantizaría- en ambos casos- una continuidad con las políticas del gobierno en ambos sectores”.

En otras palabras, se pueden hacer una serie de movidas que salven a Jaime Saavedra de una (injusta) censura y, a la vez, garanticen la continuidad de las reformas educativas con las que el gobierno está comprometido.

Como dicen los chinos, crisis puede sonar a oportunidad. Veamos si Palacio de Gobierno la aprovecha.

Comments 6 Comentarios »

Nadie encarnó mejor la metáfora de George Orwell en Rebelión en la Granja que Fidel Castro. El nacionalista que se levantó en oposición a una dictadura títere de Estados Unidos terminó encabezando la autocracia más longeva de América Latina. Y se convirtió también en la figura símbolo de la Guerra Fría en la región.

Cuba fue de los últimos países en independizarse de España y, desde que se convirtió en un Estado, tuvo una relación bastante compleja con EE.UU. De un lado, gobiernos que respondían directamente a los intereses norteamericanos. Del otro, un creciente nacionalismo. La revolución contra Batista no podría explicarse de otra manera. Y por ello cobró el aura mítica que tiene hasta hoy, incluso para detractores de lo que vino después.

La forma tan torpe como el gobierno de Eisenhower trató a Castro tampoco. Y, en medio de la Guerra Fría, Cuba decidió dar un salto hacia adelante, no solo enrumbando lo que era inicialmente un movimiento armado nacionalista hacia el marxismo, lo que generó tanto el fiasco de los levantamientos contra Fidel impulsados desde Washington, como la crisis de los misiles que nos puso al borde de una guerra nuclear.

El bloqueo económico es un hijo de aquel tiempo y lo que generó un aura de romanticismo para cierta izquierda sobre lo que fue el dictador. A ellos se sumaron los indudables avances en la cobertura de salud y educación que durante muchos años pudo exhibir la isla y que hoy están en cierta retirada.

Y, al mismo tiempo, Castro hacía lo que todo dictador hace: matar o encarcelar opositores, perseguir escritores - recuerden el caso de Heberto Padilla (primero secuestrado y luego declarando una autocrítica que envidiaría Stalin) y la ruptura que supuso para varios, comenzando por Mario Vargas Llosa -, reprimir a los disidentes y a los homosexuales, así como a las manifestaciones culturales que veía como opuestas a su nueva ortodoxia.

El más duro golpe que sufrió fue la caída de la Unión Soviética, lo que inauguró lo que en la isla se conoce como “periodo especial”, quizás el único periodo donde la dictadura estuvo a punto de tambalearse. Pero creo que Fidel comenzó a ver que otro camino iba a ser necesario para mantenerse en el poder: iniciar tímidos avances para ciertas reglas de mercado en determinadas áreas de la economía. Una tarea que Raúl Castro ha comenzado a profundizar.

Al mismo tiempo, la caída del Muro de Berlín y el colapso de los socialismos europeos generó que la izquierda que monolíticamente lo idolatraba viera determinadas fisuras. Por solo citar dos ejemplos, este era un tema en el que Javier Diez Canseco y Susana Villarán jamás concordaron, por remitirnos al ámbito interno. Y en una izquierda poco sospechosa de ser precisamente garante de la autocracia, como la chilena, solo recién después de un incidente en torno a la salida boliviana al mar, Michelle Bachelet pudo cerrar cualquier tipo de entendimiento con Fidel Castro. Y en privado, muchos de quienes decían defender “el proceso cubano” o resaltaban sus avances en salud y educación admitían que dicho modelo no podía exportarse a sus países.

Castro fallece una década después de haber dejado el poder, en medio de un proceso complicado. La apertura de relaciones diplomáticas abiertas con Estados Unidos (las mantuvieron secretas y en negociación permanente con la potencia durante cinco décadas) tenía la esperanza de generar mayores ingresos para la isla. La pregunta es si la política aislacionista de Donald Trump y la visión dura de ciertos sectores del Partido Republicano terminará liquidando estos avances.

Pero, al mismo tiempo, pocos se hacen esperanzas sobre un retorno a la democracia en la isla (a pesar que me encuentro entre quienes espera que Cuba sea libre algún día). Los Castro buscan salir hacia un tipo de régimen que mezcle cierto grado de apertura económica con el mantenimiento de un régimen que seguirá teniendo severas restricciones políticas (¿Alguien dijo Vietnam?). Obama era consciente de ello al decir que habrían temas en el que se mantendrían diferencias.

¿Qué quedará del legado de Castro? Dudo que la historia lo absuelva. El revolucionario murió en un tiempo en donde la lucha armada está desprestigiada (felizmente) y cuando vivió lo suficiente para convertirse en un dictador como el que decía combatir. Y los ideales de independencia y soberanía frente a la principal potencia mundial probablemente sean mejor encarnados, a la luz de la distancia temporal, por otros personajes (como José Martí, por ejemplo). Lo lamentable es que nunca pagó por sus crímenes, como Pinochet.

Como recoge Jeremías Gamboa en una reciente crónica, un disidente cubano decía esto sobre lo que finalmente ocurrió anoche: “Fidel está en el imaginario colectivo y hay que hacer un trabajo de duelo: el que quiera llorarlo que lo llore, el que quiera brindar con champán que lo haga y el que quiera brindar con champán y llorar a la vez, también, porque la muerte de un líder así siempre genera ambivalencias. Es necesario higienizar el imaginario cubano y este hombre en la agonía, medio podrido y medio vivo, no contribuye a la higiene mental de ese imaginario”

Finalmente, no olvidemos que todas las dictaduras se terminan pareciendo, por más que esgriman signos económicos distintos.

Comments 12 Comentarios »

(En sus horas díficiles. Foto: Perú.21)

Comenzaré por el final. Creo que las políticas emprendidas por el ministro de Educación Jaime Saavedra son, en varios aspectos, lo que la educación peruana necesita. Ello no lo debe exceptuar de críticas, las mismas que tampoco deben convertirse en el pretexto para bajarse sus reformas.

Nos explicamos.

Es claro que el ministro Saavedra ha pisado callos con tres políticas claras: reforma e implementación de la carrera pública magisterial, reforma del sistema universitario (a la que se sumará el de institutos) y el nuevo currículo escolar. Como ya hemos mencionado en este blog hace unas semanas, hay hartos grupos de intereses que le tienen tirria al ministro:

  • El APRA y el fujimorismo, varios de cuyos miembros le tienen tirria porque el proceso de licenciamiento ejercido por el SUNEDU dejaría fuera de competencia a las universidades que algunos de sus miembros controlan. Además, el APRA no perdona que Saavedra haya mejorado e implementado la Ley de Carrera Magisterial que ellos aprobaron y que tenía varios defectos que fueron corregidos.
  • Algunos rectores que buscan ser, nuevamente, juez y parte, tratando de ingresar al SUNEDU, a través del proyecto de Ley presentado por Javier Velásquez Quesquén.
  • Propietarios de colegios privados que quieren evitar que el Ministerio de Educación avance en una cuarta reforma: una regulación sobre ellos, más allá de las cuestiones de competencia que ya veía INDECOPI.
  • Y, last but not least, un sector conservador de la Iglesia Católica e iglesias evangélicas que cree que la incorporación de contenidos vinculados a la discriminación por razones de orientación sexual y contra el machismo es la avanzada de la “ideología de género” para “destruir la familia”. Encima, se copian los mismos argumentos que esgrimieron los mismos sectores en Colombia.

Todos estos sectores - juntos pero no revueltos - han buscado una única salida: sacar a Saavedra para que estas políticas se vayan al diablo. Y han lanzado dos globos de ensayo para ver si les liga. Ambos con el mismo motivo: tratar de enlodar al ministro.

En un país donde al padre de familia le importa poco si es que la educación es pública o privada mientras le garantice a su hijo un empleo, o donde el tema de la educación sexual es delegado en la escuela para todo efecto práctico (salvo honrosas excepciones), el único flanco que le podía caer al ministro era el del principal evento deportivo a realizarse en 2019: los Juegos Panamericanos.

Saavedra pudo enfrentar bien el temporal. La organización de los Juegos se reordenó. Se ratificó la sede en Lima y, esta semana, se expidió la norma que permite acelerar las obras destinadas para la realización del mencionado evento deportivo. La cola del asunto ha sido unos audios atribuidos a Francisco Boza, así como acusaciones del excongresista Daniel Abugattás que han motivado la amenaza de una querella por difamación al exparlamentario. Pero, por ahora, este flanco parece haber sido relativamente conjurado.

El problema es que se le ha abierto otro. Un informe presentado el domingo por Panorama reveló que la Unidad de Inteligencia Financiera había detectado irregularidades en la adquisición de computadoras para colegios. Parte de los pagos hechos por el MINEDU culminaron en manos de personas insolventes. Los indicios apuntan a que la trama comprometería a la exjefa del programa de Donación de Materiales Educativos del Ministerio, Ruth Marina Vilca, quien debió renunciar al cargo por la denuncia. Para la adquisición, se empleó un sistema de contrataciones denominado “convenio marco”, a partir del cuál se evita una licitación pública y el funcionario encargado puede comprar a través del catálogo del portal Perú Compras.

Según nos refirió una fuente que conoce del tema contrataciones, si bien el “convenio marco” puede servir para algunos tipos de adquisiciones, no es la modalidad más recomendable para la compra de bienes más sofisticados. Otra persona que conoce bien el sector Educación nos indicó que se podían haber adquirido mejores máquinas que las que se compraron.

Desde el Ministerio de Educación, la versión oficial es que no tienen injerencia ni decisión respecto a la generación de acuerdos marcos ni sobre la selección de los proveedores que ofertarán sus productos y servicios a través de los catálogos electrónicos de Perú Compras. En esa línea, refieren también que las Entidades se encuentran obligadas a consultar los catálogos electrónicos de acuerdos marco de manera previa a la contratación de un bien o servicio y que, si se cumplen con las condiciones, la entidad estará obligada a contratar. La adquisición de computadoras a través de esta modalidad es obligatoria, de acuerdo a lo que hemos podido conocer, a partir de 2013. Y que, al conocer las presuntas irregularidades sobre el destino final del dinero, pidieron a Contraloría que investigara el tema, a pesar que se adquirió la oferta más barata.

Ante la bataola de críticas, Saavedra ha pedido asistir al pleno del Congreso, pero el fujimorismo buscaría su interpelación. De acuerdo a una de nuestras fuentes, Fuerza Popular buscaría que otra bancada presente el pedido, para luego apoyar con las firmas y “algún otro favor adicional”. Al mismo tiempo, en el gobierno ya están defendiendo a Saavedra, sobre todo, desde el ala tecnocrática liderada por Fernando Zavala.

No cabe duda que la denuncia es complicada y que, desde el Ministerio de Educación, es necesario que expliquen esta contratación y cómo se les pudo colar una funcionaria con serios problemas. Ya Saavedra comenzó una serie de entrevistas en esa línea. Y resultará necesario que se presente ante el Congreso.

Sin embargo, también es claro que el tema será aprovechado políticamente. Como ha referido hoy Rosa María Palacios:

Este ataque viene con fuerza y el tema de fondo es la reforma universitaria. Reforma que defiende los intereses de los alumnos y sus padres a tener una educación de calidad y no ser estafados con un título que no sirve para nada. Pero los mercenarios de la educación han puesto su dinero en todas las campañas políticas. Y vienen a cobrar. No esperarán nada para tomar por asalto la Sunedu y volver a entregar a los rectores su propia supervisión como propone el proyecto aprista de Velásquez Quesquén.

¿Pretenden disimular su asalto con una pantomima mas? Si. ¿Pueden censurar al Ministro? Si, tienen 72 votos mas 5 apristas.  ¿Puede aprobar leyes que destruyan a Sunedu? Pueden, tienen los votos. La pregunta es ¿por qué no lo hacen? ¿Por qué quieren buscar una elaborada denuncia de corrupción contra Saavedra?

Por que tienen miedo.

Miedo a que se les vea el fustán, Miedo a que todo el país sepa cual es el verdadero y  vil interés detrás de esto. Miedo a que el Presidente se harte de esos jueguitos y haga cuestión de confianza, del gabinete, la presencia de Saavedra. Ahí los quiero ver. Censuren pues. Y que vaya una. A la segunda, chau.

El gobierno debe estar listo para el embate. Pero, sobre todo, para defender políticas educativas que van en la línea correcta y que, más allá de correcciones puntuales (lean la columna de Lauer de hoy), requieren continuidad. Al mismo tiempo, en el MINEDU deben tener claro que es necesario hacer política para defenderse, así como la necesidad de corregir errores en contrataciones y ajustar los flancos de política pública más débil. Esta sí es una batalla que donde Zavala y su equipo deben comprarse el pleito a fondo.

La educación peruana no resiste más estafas. Menos aún que sus mercenarios vuelvan a tratar de coparla.

Comments 6 Comentarios »

En su más reciente artículo publicado en El Comercio, el politólogo Alberto Vergara alude a uno de los males de la vieja forma de gobernar el país durante la última década y media: el predominio de una narrativa de modernización en base únicamente a la economía antes a una visión institucional y republicana.

Comparto la preocupación de Vergara, que se refleja en este párrafo de su columna, la cual recomiendo leer completa:

Pero la dificultad para una práctica republicana no es un asunto de maldad o ineptitud. Estamos ideológicamente incapacitados para respirar fuera del pulmón de acero de la modernización. Incluso alguien innovador y genuinamente preocupado por el Perú como el primer ministro Fernando Zavala resbala en la modernización. Hace una semana publicó en estas páginas el artículo “Por un Estado más ágil y moderno”, título que revela una preocupación infrecuente por el Estado en nuestros gobernantes. Sin embargo, la prioridad del artículo era notoriamente el “destrabe de inversiones” pues “solo si somos capaces de echar a andar nuestra economía de forma sostenida podremos dar una respuesta adecuada a las demandas de nuestra ciudadanía en materia de seguridad, salud y servicios públicos esenciales”. Este es el supuesto modernizador que, sostengo, debemos poner en entredicho. El Estado de derecho y la república no son un subproducto del crecimiento económico. Merecen y deben ser prioritarios en sí mismos.

Pero creo que a nuestra tecnocracia, hoy ya en la cima de su poder, no solo le falta un mayor compromiso institucional, sino también una cuestión clave para vincularse con los ciudadanos: empatía.

Volviendo al ejemplo que Alberto propone, una de las primeras medidas que ha propuesto el gobierno se vincula con la reducción de una serie de requisitos burócraticos para la atención expeditiva de trámites sencillos. Sin embargo, con excepción de un video que tuvo relativa rotación en redes sociales, el gobierno no fue capaz de explicar cómo cuestiones tan comunes como no pedirle copia del DNI a un ciudadano para hacer un trámite o eliminar el cobro de una tasa por la denuncia policial impactaban claramente en la vida de la gente. Y, al mismo tiempo, si es que el funcionario público que se encarga de estos trámites sigue poniendo la misma mala cara para atender a quien se acerca a su oficina, difícilmente estos cambios se verán reflejados en la persona común y corriente, normalmente alejada del juego político, cuyo contacto central con el Estado se juega en este tipo de acercamientos.

La visión, así las cosas, no debería ser “destrabar inversiones” sino cómo hacerle la vida más fácil a las personas. Si seguimos pensando en clientes antes que en ciudadanos con derechos, cualquier esfuerzo por simplificar la administración pública se verá con esas anteojeras y, peor aún, el público pensará que el gobierno no está haciendo nada por mejorar su vida.

Un segundo ejemplo tiene que ver con un problema mayor: Cantagallo. Han transcurrido dos semanas del incendio y, el sábado último, el menor de 11 años que había resultado con quemaduras falleció. Si bien el Ministerio de la Mujer y la segunda vicepresidenta se comprometieron a apoyar con los gastos del sepelio, resulta claro que el gobierno central no se ha comprometido del todo en tratar este tema. Y no solo me refiero para suplir la clamorosa indolencia de la Municipalidad Metropolitana de Lima, sino para buscar una solución definitiva para que los ciudadanos que habitan allí tengan una vivienda digna. Incluso la ausencia de la palabra del Presidente de la República frente a este caso ha sido un signo claro que contrastó con lo ocurrido en el incendio de Larcomar. Este es el tipo de situaciones donde, al quedar fuera del marco tecnocrático, el gobierno parece no saber como lidiar con ellas. Peor aún, añade un vacío estatal a la inoperancia de la administración Castañeda.

Un último ejemplo tiene que ver con el manejo de los conflictos sociales. Es cierto que el gobierno, a diferencia de sus antecesores, ha lamentado los fallecidos ocurridos en los mismos y ha buscado el diálogo. Sin embargo, resulta sintomático que haya demorado tanto tiempo en atender el conflicto en Saramurillo, para el cual recién en la madrugada del domingo se ha fijado una hoja de ruta. O que prácticamente se ha tenido que negociar una tregua con los ciudadanos de Aguas Calientes para evitar que el servicio de tren a Machu Picchu se vea afectado durante la cumbre de APEC. La atención de estas demandas debe ser más rápida y más directa, estableciendo claramente que se puede conceder y que no se puede hacer.

No considero que estemos ante un gobierno caracterizado por la indolencia. Gestos como la presencia activa de la ministra de justicia Marisol Pérez Tello en la entrega de restos de víctimas del periodo de violencia en Ayacucho nos muestran que la legitimidad del régimen democrático se puede basar en la cercanía con el ciudadano, más allá de las buenas cifras económicas.

Pasada la resaca de la cumbre APEC, resulta necesario que el Presidente de la República y su gabinete vuelvan a este componente central. Justamente, la lejanía de las personas es algo que puede jugar en su contra, no solo en popularidad, sino también para gobernar.

Es necesario que el gabinete Zavala recuerde que las personas deben ser el centro de su preocupación. Y que las inversiones se orientan para ello.

Comments 2 Comentarios »

(No solo comercio. Juegos de distintos intereses en curso en medio de la cumbre en Lima. Foto: Andina)

En principio, la cumbre APEC tiene un fuerte matiz económico. Antes que un foro regional con expectativas políticas, las reuniones de esta entidad están marcadas por una visión donde el libre comercio reina. No es casual que un país que, durante los últimos quince años, ha marcado su política exterior por este componente de las relaciones internacionales, sea el único que ha organizado dos cumbres de esta institución.

Sin embargo, llegamos a la cumbre con una sensación de cambio de época. El triunfo de Donald Trump puede marcar un punto de quiebre. El presidente electo de Estados Unidos ha marcado su visión internacional con fuertes elementos de aislacionismo, poco cariño por los acuerdos internacionales de libre comercio, racismo hacia México, mayores cercanías con el presidente ruso Vladimir Putin y una visión menos abierta con China de la que han tenido sus precedesores. Todo ello impacta en el bloque Asia - Pacífico, donde juegan las dos grandes potencias mundiales de la actualidad, así como Rusia (con búsqueda de revivir sus viejas glorias), Japón (en estancamiento económico hace 25 años y con una creciente preocupación por su seguridad), Canadá (cada vez más vista como el refugio liberal progresista) y América Latina con sus economías estrella (Chile, Perú y México).

¿Cómo llegan los principales actores a esta cita?

(En su último viaje. Foto: AP)

BARACK OBAMA (Estados Unidos): Lima será la última parada internacional del presidente estadounidense a poco más de un mes de dejar el cargo. En sus últimas declaraciones, Obama está dejando en claro su preocupación por el futuro de las relaciones de Estados Unidos con el resto del mundo. Prácticamente ha legado el liderazgo occidental a Angela Merkel, canciller federal de Alemania. Llega a la cumbre con un claro fracaso - es evidente que el Acuerdo Transpacífico (TPP) ya fue -, pero con la necesidad de rescatar su legado internacional y, por supuesto, no mostrar debilidad frente a sus grandes rivales en esa región, sobre todo, frente a China (y no ha dejado de mandarle chiquitas a Putin en los últimos meses). El hecho que la visita oficial de Obama al Perú haya sido levantada por el terreno de los valores compartidos (democracia, derechos humanos, libre mercado) da cuenta de lo que quiere dejar como terreno abonado en la región.

(Los sueños imperiales rusos redivivos. Foto: Sputnik)

VLADIMIR PUTIN (Rusia): Coincido con Andrés Paredes en que el gran ganador de la elección estadounidense es el presidente ruso. Es evidente que la elección de Trump le conviene para seguir activando los reflejos nacionalistas rusos y, sobre todo, para que se consagre la tendencia aislacionista de Trump y, con ello, tenga menores dificultades para su zona de influencia (Siria, Asia Central, Cáucaso) donde tendrá mucho terreno por disputar con China. Al mismo tiempo, es claro que busca influir en América Latina, donde tiene viejos lazos militares (recuerden nomás el armamento peruano) y quiere activar un mayor juego comercial.

(No en vano la primera visita de PPK fue a Beijing. Foto: El Comercio)

XI JINPING (China): Es claro que China ve - hace rato - en América Latina uno de sus principales focos de interés en política exterior. Se ha convertido paulatinamente en el principal destino (o al menos el segundo) de las exportaciones de diversos países de la región, incluido el Perú. En esa línea - sumado a las previsiones que se podían tener con un probable triunfo de Trump - se entiende mejor el viaje inicial de PPK a dicho país. Es claro que los tropezones del flamante presidente estadounidense querrán ser bien aprovechados por su principal rival comercial, que busca convertirse a mediano plazo en la principal economía del mundo. De hecho, ya su discurso en Lima lo presentó como un defensor del libre comercio. En América Latina, asimismo, no se hacen muchos problemas por el baldón central chino: ser gobernado por una dictadura de partido único que tiene poca preocupación por los derechos humanos.

(El nuevo niño mimado de la política internacional. Foto: Hufftington Post)

JUSTIN TRUDEAU (Canadá): Con la salida del poder de Obama, se convertirá en el principal representante de una visión liberal y progresista en el mundo. El carismático primer ministro canadiense cree en la redistribución del ingreso, la lucha contra el cambio climático, los derechos de la mujer, la agenda LGTBI y los derechos humanos. Ya ha dado muestras de dar algunos guiños hacia la región, al prometer la eliminación de la exigencia de visas para los mexicanos. Sin embargo, también tiene que enfrentar uno de los principales problemas en su relación con América Latina: empresas mineras con serios problemas en materia ambiental y en protección de los derechos de los pueblos indígenas.

(¿Hacia un relanzamiento de las relaciones? Foto: Andina)

SHINTZO ABE (Japón): El primer ministro japonés llega en un momento complejo para su país: una economía estancada hace un cuarto de siglo, una creciente ansia por encargarse de su seguridad que ha motivado el relajamiento de las leyes sobre el pacifismo (y que serán más claves con un posible retiro de algunas tropas por parte de Trump) y pocas posibilidades de ubicarse mejor frente a China debido a sus rivalidades tradicionales. La pregunta es como lidiarán los japoneses con un juego sin TPP, donde su posición en APEC es menor que hace una década y donde su tradicional aliado puede no apoyarlos. Por ahora, su relación con América Latina pasa más por la cooperación económica y tecnológica.

(Pa’l Feis. Foto: PPK)

MARK ZUCKERBERG (Facebook): Uno de los atractivos de la cita cumbre de este fin de semana es el presidente de una de las empresas más influyentes del mundo. En su conferencia, enfatizó en el valor de la conectividad como uno de los motores que pueden sacar a la gente de la pobreza. En esa línea, se ubica el anuncio del uso de drones para que zonas alejadas del mundo puedan acceder a Internet, lo que no significa que ello se haga en forma gratuita (vean el buen artículo de Bruno Ortiz al respecto). Asimismo, Zuckerberg llega en medio de la polémica, debido a que Facebook no filtró noticias falsas que pudieron haber favorecido a la candidatura de Trump, así como en un debate internacional sobre el efecto burbuja que causan redes sociales como su creación.

(Holi. Foto: PPK)

PEDRO PABLO KUCZYNSKI (Perú): Si hay un área donde PPK se ha sabido mover bastante bien en sus primeros cuatro meses como presidente es en la política exterior. Gabinetes bilaterales con Ecuador y Bolivia, relanzamiento de las relaciones con Chile el próximo mes, apoyo al proceso de paz en Colombia, impulso al diálogo en Venezuela sin dejar de señalar el creciente autoritarismo de Maduro y un juego con las potencias donde busca sacar provecho de todas. De hecho, fue sintomático que la entrevista donde se haya disparado más sobre esta materia haya sido concedida a Russia Today, el canal emblema del poder mediático de Putin. Los problemas, sin embargo, siguen siendo internos. La mirada para aprovechar mejor el libre comercio no puede circunscribirse únicamente a “destrabar”. Y he allí donde tiene que trabajar más el gobierno peruano: en lo institucional.

Comments 1 Comentario »

(Incendio en Larcomar esta mañana. Foto: Perú.com)

Esta mañana, se produjo un incendio en el sótano de Larcomar, específicamente en la zona donde se encuentran los cines y la sala de bowling. Hasta el momento, el ministro del Interior confirmó cuatro víctimas mortales, sin que se hayan dado a conocer los nombres de las mismas.

El centro comercial tenía una asistencia inusual para la hora. Según se ha reportado, se iba a proyectar la película “Animales fantásticos y dónde encontrarlos” para periodistas y críticos de cine en horas de la mañana.

Se desconocen hasta el momento las causas del siniestro, más allá de diversas especulaciones que han aparecido en redes sociales. Havas Media, encargada del evento, ha descartado la versión que el incendio fuera provocado por una supuesta decoración con fuego. La Policía Nacional ha descartado, en principio, la posibilidad de un atentado terrorista.

El Presidente de la República, mediante un tuit, pidió que se investiguen a fondo las razones por las que ocurrió este lamentable hecho.

Lo ocurrido ha vuelto a poner sobre la mesa los protocolos de prevención y atención de emergencias en lugares públicos. Como es público, Larcomar es uno de los lugares más visitados por turistas en todo el país. Asimismo, se vuelve a colocar en la agenda pública las medidas que los centros comerciales toman frente a cualquier tipo de evento que pueda poner en riesgo la vida y la salud de las personas que concurren a ellos, así como la fiscalización que las municipalidades hacen en torno a los mecanismos de atención a emergencias y cumplimiento de las reglas de Defensa Civil.

Larcomar emitió un primer frío comunicado donde solo hacen alusión a la ayuda que prestan con los bomberos y la Policía. En un segundo comunicado, lamentan las muertes y señalan que, por motivos de duelo, cerrarán por 48 horas.

UVK Multicines ha suspendido todas las funciones en su cadena hasta nuevo aviso e indican que algunos de sus colaboradores fallecieron en el incendio.

Mientras que el alcalde de Miraflores, Jorge Muñoz, ha lamentado las muertes y ha informado como se viene apoyando la emergencia, sin detallar cuestiones vinculadas a las medidas de seguridad con las que contaba el centro comercial. En un comunicado posterior, la Municipalidad de Miraflores refiere que se ha dispuesto el cierre temporal de Larcomar - sin especificación de tiempo - para investigar las causas del incendio.

Se requiere que tanto Parque Arauco - propietaria de Larcomar - como la Municipalidad informen con mayor detalle cuál era el nivel de cumplimiento de las normas sobre Defensa Civil.

Lamentamos las muertes de compatriotas en este incendio.

Este post se actualizará con nueva información durante el día.

Comments 3 Comentarios »

(El lugar de las elecciones secretas por antonomasia. Foto: Poder Judicial)

Hoy a la 1:30 p.m., por mayoría simple, el magistrado supremo Víctor Ticona, actual presidente del Poder Judicial, pasó a ser el nuevo titular del Jurado Nacional de Elecciones.

Aunque el hecho es inusual, es perfectamente legal. No existe impedimiento para que el presidente del Poder Judicial en funciones pueda postular a ocupar una plaza en el Jurado Nacional de Elecciones que, automáticamente, le dará el poder de encabezar dicha institución por los próximos cuatro años.

Sin embargo, hay algunos hechos que han merecido varios arqueos de cejas respecto a esta decisión.

El primero es que Ticona le impuso a los jueces superiores la restricción que él no tuvo. Es decir, los presidentes de las Cortes Superiores de Justicia en todo el país no podrán postular al cargo hasta que termine su mandato. Como ha indicado el periodista César Romero, ello ha motivado no pocas quejas al interior del Poder Judicial.

Una segunda materia tiene que ver con la gestión de Ticona en sí misma. Para observadores de todo tipo sobre la marcha del Poder Judicial, el paso del exvocal supremo en lo civil ha sido, para ser generosos, intrascendente. Aunque, en realidad, la palabra que debería usarse es mediocre. Asimismo, Ticona ha sido poco proclive a dar respuestas a los medios de comunicación y, por lo general, ha optado por los comunicados como todo vínculo con la prensa. Peor aún, deja el Poder Judicial - su salida es automática - en medio de la enésima huelga de trabajadores judiciales y de cifras infames de popularidad, debido a la actuación de diversos magistrados en casos emblemáticos. El último signo de dejadez de su gestión es que la concluya anticipadamente para asegurarse cuatro años más de exposición pública.

En tercer lugar, por el presidente del Poder Judicial que nos deja. Interinamente, por dos semanas, asumirá el puesto Ramiro de Valdivia Cano, por ser el magistrado supremo más antiguo. Y que acaba de generar un nuevo roche en el Poder Judicial. El juez se reunió con Montesinos en el SIN, fue destituido por el Consejo Nacional de la Magistratura, volvió por un amparo, fue sentenciado en primera instancia, pero su caso terminó prescribiendo. Y ahora acaba de ganar una indemnización por más de dos millones seiscientos mil soles.

Y, finalmente, el asunto de fondo en estas elecciones: la cultura judicial alrededor de las mismas. Como indica Romero, a Ticona lo están eligiendo, entre otras razones, por ser una “víctima de la prensa”. Existe una cierta tendencia a que los puestos claves elegidos por los vocales supremos - presidencia del Poder Judicial y del Jurado Nacional de Elecciones - son dados a los candidatos que se les percibe como “chancados” por un sector de la prensa, sea cual fuere.

Pero lo peor de la cultura judicial es el carácter casi secreto con el que se conducen estas elecciones, tanto para la presidencia del Poder Judicial (a realizarse el jueves 1 de diciembre) como del Jurado Nacional de Elecciones. Los candidatos se conocen con poco tiempo de anticipación, no existe un reglamento claro, no todos los postulantes presentan sus hojas de vida y un plan de trabajo y, finalmente, el candidato sea escogido casi por rotación (aunque la reelección no está prohibida, existe un pacto tácito de alternancia en el puesto). Algo que, desde hace varios años, ha sido alertado por instituciones como el Instituto de Defensa Legal.  Y sumemos a ello otro hecho: nunca antes se ha elegido a una presidenta del JNE o del PJ.

Como ha señalado Gerardo Távara, secretario general de Transparencia:

Incrementar la calidad de nuestra democracia requiere darle transparencia a la elección de estos altos funcionarios, conocer con anticipación la fecha de elección, los nombres de los candidatos, su historial y sus propuestas. Nada de esto debe ser un secreto o una sorpresa de última hora.

Es hora que el Poder Judicial abandone una cultura de puertas cerradas respecto de las autoridades que su más alta instancia debe nombrar. La ciudadanía debe conocer quienes conducirán los destinos de instituciones en las que confía la administración de justicia regular y electoral. Ello más aún cuando la imagen de ambas se ha visto deteriorada en los últimos tiempos.

Comments 2 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.