Archivo de 20 Marzo 2009

Ántero Flores Araoz. Otrora político respetado por algunos. Hoy, autor de frases racistas, cortinas de humo patrioteras y negacionismos históricos. Y claro, Ministro de Defensa de este gobierno.

Su ultima perla la profirió hace un par de días, en un reportaje publicado en The New York Times sobre la vinculación entre narcotráfico y terrorismo:

Military officials chafe at the reports of abuses. “Human rights people say, ‘Some civilians have been killed, how horrible,’ ” Defense Minister Ántero Flores Aráoz said in an interview in Lima. As for Rosa Chávez Sihuincha, the pregnant woman killed in Río Seco, he suggested that she got what she deserved.

“What the hell was she doing in Vizcatán?” he said. “Was she praying the rosary? No way. Either she was transporting coca leaves for processing or she was taking chemical products or she was part of the logistics of this Shining Path group.”

La traducción en castellano de lo dicho por Ántero es ésta (gracias a Roberto Bustamante por ayudarme con la misma):

Los funcionarios militares se irritan a causa de los informes sobre abusos. “Los activistas de de derechos humanos dicen ‘algunos civiles han muerto, que terrible’”, dijo Ántero Flores - Araoz, Ministro de Defensa, en una entrevista en Lima. Sobre Rosa Chavez Sihuincha, la mujer embarazada asesinada en Rio Seco, él sugirió que ella obtuvo lo que se merecía.

“¿Que diablos hacia ella en Vizcatán?”, dijo él. “¿Estaba rezando el rosario? No hay forma. O ella estaba transportando hojas de coca para procesar o estaba llevando productos químicos o era parte de la logística de Sendero Luminoso”.

El caso al que se refiere el remedo de Ministro de Defensa que tenemos fue reseñado, en su momento (septiembre de 2008), por Wilfredo Ardito:

A fines de setiembre, cuando la señora Lucy Pichardo llegó a Huamanga y denunció que sus familiares habían sido asesinados en el alejado caserío de Río Seco, sólo se tenía la versión de las Fuerzas Armadas sobre cuatro terroristas fallecidos en un enfrentamiento en ese mismo lugar. En el mes de agosto, el Ejército lanzó el Plan Excelencia 777 para eliminar los remanentes subversivos en el VRAE (valle de los ríos Apurimac y Ene). Este plan implicaba que se retiraran todos los campesinos que habitaban en las inmediaciones de las zonas de actividad subversiva.

Se declaró que las Fuerzas Armadas respetarían los derechos humanos de los campesinos, pero en las últimas semanas, decenas de viviendas han sido destruidas y muchos moradores han sido golpeados para obligarlos a dejar sus chacras. Otros fueron sumergidos en agua con lejía, algunos pasaron varios días detenidos y por lo menos una campesina ha sido violada por los soldados. En algunos casos, se ha disparado desde helicópteros a las plantaciones. Centenares de desplazados han llegado a poblados como Canayre y Llochegua, donde están desesperados por recuperar sus escasas propiedades y sus cultivos. El Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo y varios organismos de derechos humanos se dirigieron a esta zona para verificar la denuncia de la señora Pichardo. Ella también había declarado que los militares detuvieron a cinco personas que trabajaban para un maderero de la zona, pero éste ha declarado a la Defensoría del Pueblo que sus trabajadores ya fueron liberados.

Sin embargo, en el lugar que señaló Lucy Pichardo fueron hallados los restos de su conviviente, Félix Canchanya (24 años), sus hermanos Maximiliano (32 años) y Alejandro Pichardo (17 años) y Rosa Chávez Sihuincha (21 años), quien era conviviente de Maximiliano y estaba embarazada con cinco meses de gestación. Los cuerpos estaban sepultados a ras del suelo y encima existía una estructura de calamina para incrementar el calor y acelerar la descomposición de los cuerpos. Los informes forenses revelaron que murieron por disparos de arma de fuego realizados a corta distancia, por la espalda, lo que echa por tierra la versión de un enfrentamiento entre militares y terroristas. Sólo a Maximiliano Pichardo le dispararon inicialmente desde un helicóptero. Ninguno de los fallecidos tenía vínculos con grupos subversivos o cultivos de coca, porque esa zona no es buena para ello. Los tres varones eran, además, parte del Comité de Autodefensa de Mayobamba, del cual Maximiliano era vicepresidente.

¿Y que dijo Flores Araoz en su momento? Lo reseñó Perú.21:

En este tipo de cosas se hacen cada novela que si le pusiéramos un poquito de amor serían imitadores de Corín Tellado. Acá no existe absolutamente nada de eso. Acá tenemos una denuncia de Suli Pichardo (sobre) la desaparición de cinco familiares. Ninguna de estas personas han sido detenidos por las Fuerzas Armadas que ejercen el mando político militar en la zona del VRAE (valle de los ríos Apurímac y Ene) que está declarada en emergencia”, dijo el ministro en CPN Radio.

(…)

“Esta es una operación psicosocial para detener la toma de Vizcatán. Esta es la impresión que me da. Es el último refugio de Sendero Luminoso. Son socios con el narcotráfico. Lógicamente cuando interrumpes esa cadena comienza a bajar el precio de la droga. Y gente que está en esa zona, que su forma de subsistencia es por la coca, lógicamente empieza a protestar. El Estado no puede permitir eso”, consideró.

“Son cómplices o complacientes con el narcoterrorismo. Pueden desaparecer por un tiempo, pero eso no significa que los hayan capturado ni las Fuerzas Armadas ni la Policía. Hay que verificar en el registro electoral si es que en verdad existen (los supuestos desaparecidos)”, puntualizó.

Solo le faltaba decir que se autosecuestraron para parecerse a Martha Chávez. Un nuevo roche internacional de nuestro Ministro quien, por cierto, ha sido la burla de The Economist, un semanario al que jamás se podría acusar de marxista.

Y claro, todo esto es funcional al Presidente y a sus amigotes. Para ellos, los derechos humanos son una cojudez.

MAS SOBRE EL TEMA

Utero de Marita: Antero: cocalera o terruca: que muera la embarazada

El Blog del Morsa: Las frases de Flores Araoz

Comments 22 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.