Archivo de 11 Marzo 2009

Frases pronunciadas por el Presidente de la República anoche en una conferencia con empresarios y que son recogidas hoy por La República:

“Les pido un acto de fe. Dios me ha dado la capacidad de convencer a las personas, incluso a los que dudan, porque este año va a ser grande y sólido”.

Estamos en el centro del universo. Es verdad, no es adulación. El Perú es uno de los centros del mundo”.

“Enfrentamos un tsunami mundial por el Atlántico y el Pacífico, pero a fines de este año garantizo que voy a entregar el país con más dinero”.

“Necesito que los que critican vayan a ver todo eso (obras públicas en construcción). Porque los “santotomases” necesitan tocar antes de opinar. El que no estudia la realidad, no tiene derecho a opinar”.

“Ojalá los estudios de impacto ambiental se hagan pronto, don Antonio Brack, y nos permitan dar trabajo al pueblo, porque el mejor medioambiente es tener trabajo”.

Pueden comenzar a gritar en 5, 4, 3…

Comments 30 Comentarios »

Quedan pocas audiencias para que termine el proceso judicial a Alberto Fujimori por violaciones de los derechos humanos. Por tanto, la fecha de la sentencia está cercana y ello hacer que sus detractores y partidarios ya preparen movilizaciones en la calle para ir midiendo fuerzas en torno a lo que será, sin duda, un fallo histórico. Y, por ello, quizás sea momento de dar varias impresiones sobre el proceso en sí.

En primer lugar, creo que la Sala Penal Especial de la Corte Suprema merece una felicitación por el trabajo realizado hasta el momento. Ha conducido con altura los debates, no ha dejado en ningún momento que el proceso se le vaya de las manos y ha llamado la atención a las partes cuando ha tenido que hacerlo. Ciertamente, el comportamiento de los abogados y del propio acusado - lapsos de sueño, al margen - los ha ayudado mucho en dicha tarea. Sin duda, su trabajo final se verá al momento de sentenciar, pero, hasta el momento, la labor emprendida es digna de elogio, sobre todo, en un Poder Judicial que no precisamente se ha caracterizado por presentar su mejor rostro.

En cuanto a las partes en el proceso, los comentarios son un tanto más matizados. En relación con el Ministerio Público, en términos generales, Avelino Guillén tuvo mejores intervenciones que su jefe, José Antonio Pelaez. Y, en lo que respecta a la acusación en sí, durante el lapso del proceso, han ido corrigiendo algunos defectos y vacíos que fueron señalados por abogados y periodistas. En cuanto a la parte civil, si bien se reconoce el esfuerzo hecho por ellos - sobre todo, por Ronald Gamarra, quien tuvo buenas precisiones técnicas a lo largo del proceso -, queda claro que la confusión de roles entre activistas y abogados puede llevar a ciertos defectos en la defensa y, en términos generales, se requiere una mejor coordinación para llevar adelante casos complejos como éstos.

Del lado de la defensa, César Nakasaki ha cumplido el rol de defender lo indefendible y ha oscilado entre el argumento técnico, la presencia mediática fuerte, la inverosimilitud y la defensa política. En el último tiempo, lo que parecía una defensa ascéptica y meramente profesional terminó convirtiéndose casí en la vocería pagada del ex dictador. De este modo, Carlos Raffo terminó desplazado en su rol de escudero de los intereses del acusado.

Veamos el rol de la prensa. Hace algunos días, Augusto Álvarez Rodrich hizo un buen análisis de este punto:

Pasemos revista al kiosko. En la prensa escrita, es cierto que Fujimori recibe críticas de un sector de diarios (con La República como el más importante). Pero hay otro grupo, integrado por lo menos por tres periódicos de ámbito nacional, en los que la actitud hacia el procesado es muy cordial y hasta de hincha como, sin duda, es el caso de La Razón, que es un vocero del fujimorismo y, también, del aprofujimorismo.

En el ámbito radial, no se puede sostener que el fujimorismo reciba pocas oportunidades. Por el contrario, para el tamaño de la representación política, tengo la sensación de que su presencia en las radios noticiosas está sobredimensionada.

A su vez, el tratamiento al fujimorismo en los noticieros diarios de televisión es, en general, bastante neutral, mientras que en los pocos programas que incluyen opinión –un género en extinción, cada vez más escaso en la televisión nacional–, sí hay una opinión crítica hacia Fujimori, pero ese es su derecho, ¿o ya no va a ser así?

Yo creo que a los medios de comunicación no se les puede criticar que tengan una opinión favorable o desfavorable a Fujimori (aunque a mi me parezca que ser fujimorista está en un límite cercano a un severo problema de salud mental). Lo que si es criticable es que los medios no hayan puesto, sobre la mesa, un análisis mayor del caso. Y lo digo especialmente en el caso de TV Perú y Radio Nacional, que debieron pasar el juicio. Los únicos espacios fueron los de Canal N - que ha pasado todo el proceso completo -, Panamericana - que pasó parte del juicio - y los programas televisivo y radial de Rosa María Palacios, una de las pocas periodistas que ha buscado tener las versiones de todas las partes y analizar el proceso en serio.

Finalmente, en cuanto a los temas de fondo, tengo las siguientes impresiones. En cuanto a los secuestros de Gustavo Gorriti y Samuel Dyer, me queda claro que los mismos ocurrieron. Lo que deberá analizar la Sala es si existió la agravante de peligro de la vida. ¿Y por qué ello es importante? Porque Fujimori está siendo procesado bajo la norma que estaba vigente en 1992, en la que el secuestro simple - demostradísimo - sólo está penado con una pena de 2 a 4 años. Si se demuestra la agravante, la pena por los secuestros está entre 10 a 20 años.

Y en cuanto a los casos Barrios Altos y La Cantuta, se han podido probar varias premisas claras que desembocan en la responsabilidad del ex dictador: Fujimori aprobó una estrategia clandestina de lucha contra la subversión, que originó el surgimiento de un aparato de poder paralelo organizado alrededor del SIN y con el apoyo de los altos mandos militares. Esta estrategia tuvo como cabeza a Fujimori, como ente coordinador al SIN de Montesinos y como ejecutor al Destacamento Colina. La decisión inicial, la ejecución de los actos y el encubrimiento desembocan en la consideración de Fujimori como autor mediato.  

No soy partidario de los pronósticos, pero me atrevo a dar uno: 25 años de prisión. Posiblemente, en segunda instancia, lo rebajen a 20 años. Lo importante es que se respete el fallo y, sobre todo, que se haga justicia. Los ojos del mundo estarán atentos a la decisión que se tome en pocas semanas.

MAS SOBRE EL TEMA

Coordinadora Nacional de Derechos Humanos: Anuncian Gran Marcha Ciudadana por la Justicia

Comments 18 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.