Archivo de la Categoría “Omar Chehade”



EL EX PRESIDENTE NO SE FUE DE RUMBA…O LA CONFIRMACION DE LA CORTINA DE HUMO

Alejandro Toledo no es precisamente un personaje del que guarde un gran recuerdo. De hecho, en este mismo espacio criticamos la falta de vocación reformista de su gobierno y su vocación por la frivolidad, las dos grandes falencias de su gestión, a pesar de reconocer su buen manejo macroeconómico.

Sin embargo, considero que mucha de la leyenda negra alrededor de su conducta personal - alimentada, sin duda, en buena parte por el mismo - ha sido exagerada y lleva a comentarios prejuiciosos de parte de un sector de la prensa. Algo de ello es lo que ha ocurrido frente a la denuncia por violación contra el ex presidente, hecha hace un par de semanas y que debía someterse a investigación.

Pues la investigación demuestra que no hubo nada.

El Área de Seguridad Ciudadana del IDL, encabezada por los periodistas Gustavo Gorriti y Paola Ugaz han presentado dos reportajes (parte 1 y parte 2) en los que se puede concluir que ni el ex Presidente, ni su amigo Adam Pollack estuvieron el 18 de septiembre en la casa en la que supuestamente se habría registrado la presunta violación. La versión ha podido ser corroborada por las cámaras de seguridad del condominio donde vive Pollack y por la versión de la seguridad de Toledo. El tema puede costarle la carrera a cuatro policías de la Comisaría de Orrantia del Mar, quienes, curiosamente, son defendidos por un personaje cercano a Antauro Humala y al congresista Gustavo Espinoza: Edmundo Inga Garay, ex candidato presidencial en 2005.

De comprobarse todos estos indicios, sin duda, estaremos ante una de los más grandes intentos de desprestigio de la política peruana, que nos hará comprobar que el espíritu de Montesinos sigue presente entre nosotros. Lo cual representa un serio retroceso para el adecentamiento de la política, pues el nivel del debate se rebaja a líos de alcoba, denuncias de baja estofa y prejuicios sobre conductas personales.

SCHUTZ: ¿Y DONDE ESTA EL PROCURADOR?

Pero más escandaloso que una mentira sobre sábanas y violaciones es lo que viene ocurriendo en la Procuraduría Anti Corrupción y que ya informamos esta semana: celos internos, pérdida de independencia y, sobre todo, poca capacidad profesional caracterizan al actual equipo encabezado por Carlos Briceño.

Pues hoy Perú.21 nos confirma dicha opinión, que preocupa de cara al proceso contra Alberto Fujimori. El diario registra el imperdonable descuido en el caso Ernesto Schutz Landázuri, quien se encuentra en Suiza dándose la gran vida mientras que aquí el caso está por prescribir.

La ineficiencia está en la falta de envío de un documento clave que se preparó en tiempos de Antonio Maldonado: la Delegación de Persecución Penal de Schütz a la Confederación Suiza, para que el ex dueno de PANTEL sea procesado en ese país del que también es nacional, dado que los suizos son reacios a dar las extradiciones.

Cuando Maldonado dejó la Procuraduría, el caso pasó a manos de Omar Chehade, el mediático jefe de Extradiciones. Y hasta ahora los suizos siguen esperando el bendito documento. Peor aún, como describe el reportaje, el desconocimiento sobre el tema es mayúsculo:

Chehade tiene tal desconocimiento del tema que, delante del procurador Briceño, dijo el miércoles a este diario que no había presupuesto del Estado para traducir al francés el texto que sería enviado a Suiza. Agregó, inclusive, que se está buscando que un organismo financie esa traducción.

Briceño tuvo que corregirlo de inmediato. El funcionario también manifestó que se había presentado documentos a Suiza sobre este caso, lo cual queda desmentido por la versión oficial del Ministerio de Justicia respecto a que recién van a ser presentadas las solicitudes a Suiza.

Si al procurador Juan Carlos Portocarrero lo han relevado por conflicto de intereses, pues la incompetencia también debería ser castigada. De no hacerlo, preveó fuertes problemas en los procesos pendientes, que no son pocos ni fáciles.

María Zavala, ¿escuchas?

MAS SOBRE EL TEMA:
El Comercio: Briceño será quien asuma la defensa del Estado en caso Fujimori

Comments 14 Comentarios »

El hecho de que no se “fujimorice” la agenda no quiere decir que nos dejemos de ocupar del caso Fujimori, sin duda, uno de los más importantes de los últimos años.

Sin duda, los abogados del Chino harán todo lo posible para salvarlo de la cárcel y, en particular, para librarlo de las serias acusaciones sobre violaciones a los derechos humanos. Sin duda, un reto para el Fiscal y los Jueces encargados de procesar al ex candidato, pero también para la defensa del Estado, que ha sido representado en estos procesos judiciales por la Procuraduría Ad Hoc.

Sin duda, durante los años que ha existido, la Procuraduría ha sido de los agentes más importantes en los avances en la lucha anticorrupción. De hecho, los equipos de abogados eran, hasta hace poco, bastante buenos y combinaban la acción pública con un sólido esfuerzo académico de fundamentación. A ellos tienen que sumarse otras personas que desde el Estado apuntalaron este esfuerzo, sobre todo en lo que se refiere al proceso de extradición.

Sin embargo, la Procuraduría parece haberse debilitado desde el presente gobierno. Si bien Carlos Briceño ha estado relativamente pendiente de los procesos (y ello incluye a su jefe de extradiciones, Omar Chehade, quien cumplió un rol mediático) es claro que no existe la misma eficiencia y solvencia profesional que existía con José Ugaz, Luis Vargas Valdivia y Antonio Maldonado.

Peor aún, parecen haberse trenzado en pugnas internas. La semana pasada, La Ventana Indiscreta sacó una nota editorial en la que señalaba varias de las incompatibilidades del procurador adjunto Juan Carlos Portocarrero, quien, por esas casualidades de la vida, por el tiempo que lleva como abogado en la Procuraduría, es quien más conoce los expedientes del caso Fujimori. Me llamó la atención la denuncia, no porque los hechos no sean ciertos - que lo son -, sino por esta coda que la directora de LVI señaló al presentar el reportaje:

Portocarrero no conoce los expedientes de este caso. No participó en su elaboración y no siguió el caso mientras éste estuvo en Chile. No domina el caso como lo conocen los procuradores Carlos Briceño y Omar Chehade.

Lo curioso es que quien suena más fuerte para reemplazar a Portocarrero es Omar Chehade, quien mas allá del seguimiento de los casos de extradición -preparados y presentados antes de que éste asumiera la jefatura de la Unidad de Extradiciones de la Procuraduría- no conoce los expedientes y no ha participado como abogado en ninguno de los procesos abiertos contra Fujimori, de hecho en ninguno de los casos por los que el ex mandatario fue extraditado.

Eso no es lo más preocupante. Lo que realmente es inconveniente es la falta de independencia y rapidez con la que se están manejando las cosas en la Procuraduría. Dos ejemplos:
1. Casi inmediatamente después de la salida de la sentencia de la extradición, desde este blog y otras voces advertimos sobre un error material en dicho fallo: no se había dicho nada sobre los casos de desaparición forzada. Pues bien, recién tres semanas después de dicha advertencia - que, debo decir, fue hecha pública al mismo tiempo que se señaló a la Procuraduría - recién se interpone la demanda de aclaración. Claro, más vale tarde que nunca, pero el error era evidente.
2. La influencia que el controvertido Moises Tambini del Valle puede ejercer en el caso. Ya les hemos contado de una interferencia directa sobre la Procuraduría, en un tema vinculado con el Vicepresidente Giampietri, lo que implica que puede hacerlo en el futuro.

Sin duda, estas son señales para que todos sigamos pendientes del caso Fujimori y de los posibles errores de estrategia. Lamentablemente, no creo que se den los relevos necesarios en la Procuraduría para mejorar la situación, por lo que habrá que estar bastante alertas.

MAS SOBRE EL TEMA:
Antonio Maldonado: Jueces deben demostrar independencia

OFF TOPIC: Agradezco a César Hildebrandt por incluir el post Pregunto Nomás en su columna de hoy. Y también a las dos personas que me hicieron notar el detalle de las portadas. Como comentario final: Cada vez me encuentro más escéptico sobre cierta prensa, en especial con uno de los diarios al que he hecho mención. El hecho de que no haya respondido dos denuncias anteriores hechas en este blog y en otros espacios - referidas a la censura a un columnista de su diario y a su viaje a Tailandia con columnas favorables a la empresa que le pagó el tour - revela la catadura moral del director de dicho medio de comunicación que tiene una extraña fascinación por un producto que acompaña los desayunos de varios hogares de Lima y poco interés por la verdad, que es lo que debiera caracterizar a todo periodista.

Comments 3 Comentarios »


Una pelea donde ambos tienen que perder

Durante el fin de semana pasado, se ha desatado un fuego cruzado contra el Jefe de la Unidad de Extradiciones Omar Chehade, por recientes declaraciones sobre la existencia de presiones a la justicia chilena para evitar la extradición de Alberto Fujimori.

Las opiniones han sido divididas: mientras que ex procuradores y Mauricio Mulder han salido en defensa del abogado, Jorge del Castillo, la Ministra de Justicia María Zavala y, sobre todo, el jefe de los Procuradores, Moises Tambini del Valle, han sido bastante duros con Chehade. Tambini incluso ha llegado a plantear la salida de Chehade de la Procuraduría Ad Hoc para el caso Fujimori Montesinos.

Como diría Jack el Destripador, vayamos por partes.

A mi modo de ver, Chehade cometió un error con sus declaraciones, pues no aportó sustento alguno a sus afirmaciones. Peor aún, ha incrementado la serie de suspicacias sobre la Corte Suprema de Chile, sobre el fallo que se dará en las próximas semanas. Lamentablemente, no es la primera vez que el Jefe de Extradiciones tiene declaraciones de este tipo. El triunfalismo luego del Informe de la Fiscal Mónica Maldonado con frases del corte “Fujimori debe irse acostumbrando a la brisa de la Base Naval” revelaban a un abogado que no tenía manejo político de un tema que, además de jurídico, es político.

Lo cierto y hay que recordarlo al público en general, es que los cuadernillos de extradición fueron armados en la gestión de Antonio Maldonado, entre noviembre y diciembre de 2005. Y si se revisa la sentencia del juez Alvarez en la parte de antecedentes, encontraremos que todas las actuaciones judiciales se produjeron durante la etapa en que ni Carlos Briceño ni Omar Chehade estaban a cargo de la Procuraduría Ad Hoc.

¿Quiere decir que saliendo Briceño y Chehade cambian las cosas? No. El problema es más profundo y lo ha señalado Marco Sifuentes: este Gobierno no tiene intención alguna de traer a Fujimori y tampoco quiere aclarar sus cuentas pendientes del pasado. Por ello se entiende como sujetos como Tambini, que acalló un juicio sobre Giampietri o cuya esposa hace prescribir lo del Frontón, son nombrados en altos puestos del Estado.

Vocación por la impunidad. Signo distintivo del segundo quinquenio de Alan García Pérez.

Comments 5 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.