Archivo de la Categoría “escenarios”


¿Si llega a Lima, como se comportaría la clase política?

La posible llegada de Alberto Fujimori al país, luego de un proceso de extradición cuya fase final la pasará en un arresto domiliario bastante cómodo, pone en el tapete la interrogante sobre el futuro de su agrupación política y de como se comportarán las fuerzas políticas que se encuentran dentro y fuera del Congreso.

La reciente declaración de Keiko Fujimori sobre la inconveniencia para el gobierno de Alan García es un mensaje claro a Palacio de Gobierno sobre su condicionamiento de los 13 votos fujimoristas en el Congreso, votos que le han servido para impulsar varias iniciativas, muchas de ellas, las más criticables del régimen.

A esto se suman el pasado del Primer Vicepresidente, bastante ligado al gobierno de la dècada de los noventa y a la negaciòn casi mántrica de las violaciones a los derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas durante el conflicto armado interno, así como la poco sorprendente “exculpación” hecha por la Segunda Vicepresidenta, cuya familia ha estado vinculada política y empresarialmente al fujimorismo.

Así, el juego del fujimorismo es procurar arrinconar al Gobierno, descontando que no tiene margen de maniobra en este caso y que le facilitarán aquello que desde los tiempos de Toledo han buscado: una amnistía, sobre la base del “mis aliados aun pueden hacerte daño mediático”.

Sin embargo, hay un error de cálculo en la tesis esgrimida desde Santiago a través de la ex Primera Dama. Buena parte de los actuales liderazgos apristas justamente se construyeron sobre la base de la lucha contra la dictadura y, mirando hacia atrás, Alan tendrá que ver que Jorge del Castillo, Mercedes Cabanillas y Mauricio Mulder le cuidaron el kiosko partidario y lo mantuvieron vivo sobre la base de una oposición radical a Fujimori. Claro, los hechos de los últimos meses hacen pensar que a alguno de ellos - sobre todo al primero de los nombrados - se le olvidó ese detalle.

A ello se suma la baja en las encuestas de popularidad de García, en las que ponerse del lado del Chino le podría traer otro significativo revés, considerando que la mayor parte de la población considera que Fujimori es responsable de los delitos que se le acusan, impresión que podría incrementarse con los fallos chilenos, de salir favorables para el Estado peruano.

En las otras fuerzas políticas el rechazo a Fujimori es bastante fuerte. Ni Unión Por el Perú ni los nacionalistas de Humala aparecen apoyando al extraditable. A pesar de algunas coincidencias programáticas, tampoco parece ocurrir lo mismo en Unidad Nacional. Desde Alianza Parlamentaria, donde están los partidos que acompañaron a los líderes que gobernaron en la etapa post - Fujimori, han salido los pronunciamientos más enérgicos en contra del ex dictador. Por fuera del Congreso, lo que queda de las izquierdas es radicalmente antifujimorista e incluso podrían reivindicar parte de las denuncias que se produjeron en la década de los noventa sobre el autoritarismo y corrupción del régimen.

Con la sola posibilidad del chantaje, dado que - a pesar de tener un apoyo en un sector de la población que sigue reivindicando sus pequeñas obras - nunca el fujimorismo ha sido un movimiento de masas, la cuestión no solo se complica en el terreno judicial para los partidarios del autócrata, sino que el terreno político podría serle bastante desfavorable, menos de lo que pensaban al planear la “parada jurídica” en Santiago de Chile.

OTRO PUNTO DE VISTA:
Roberto Bustamante: Alberto Fujimori sí viene.

Comments No Hay Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.