Archivo de 8 Febrero 2017

(Foto: Facebook PPK)

Esta mañana, el periodista Fernando Vivas, en su columna habitual de los miércoles en El Comercio, presentaba un dato que llamó la atención de varios:

Un aparte para el presidente Kuczynski. Es indispensable, para su legimitación como líder de una nación indignada, que explique hasta dónde llega su responsabilidad al haber avalado la decisión de Toledo de ejecutar un proyecto como la IIRSA Sur que resultó lesivo para el país. Ya sabemos que Toledo tuvo motivaciones ruines. Necesitamos saber qué errores de ingenuidad o cálculo llevaron a su primer ministro y hoy presidente a obedecerlo.

De paso, podría explicar por qué en mayo del 2013, con logo partidario, lanzó un video en el que promueve con sumo entusiasmo la central de Chaglla, un proyecto de Odebrecht. Necesitamos saber qué lazos estableció con esa empresa y sus inversiones en el Perú al visitar la obra. Odebrecht hizo en pro de Chaglla un lobby tan ambicioso que hasta invitó a Mario Vargas Llosa. Pero el escritor, que sabe resistir lobbies, no escribió nada al respecto. PPK hizo un video. Sería bueno que nos cuente por qué.

En efecto, como pudimos verificar, el actual Presidente de la República hizo un video en el que, desde el estudio de su domicilio en San Isidro, acompañado de algunas fotos de la estancia en el lugar, explicaba porque esta central le parecía importante.

Si bien a lo largo del video - que estuvo ausente unas horas del canal de Youtube de PPK - no mencionó a Odebrecht, en las fotos se veía al hoy mandatario con casco de la empresa, junto a algunas personas vinculadas a la central hidroeléctrica o a la compañía.  Aquí pueden ver el video:

Dichas fotos, por cierto, también aparecen en la página oficial de Facebook de PPK.

Desde el Tercer Piso buscó la versión oficial sobre este dato proporcionado por Vivas.

De acuerdo con lo versión obtenida por este blog, el actual Presidente de la República visitó la central de Chaglla en 2013 sin que mediara una invitación de la empresa Odebrecht. En efecto, PPK menciona al final del video arriba mencionado que se había “autoinvitado”.

El video ya referido fue grabado como parte de las actividades del Instituto País, el think tank que tuvo el hoy mandatario entre sus campañas presidenciales de 2011 y 2016.

Asimismo, se nos indicó que el Presidente había grabado otros videos para su canal personal en You Tube donde se refería a otros proyectos que consideraba importantes para el país. Un ejemplo de ello es un corto sobre Camisea y su importancia para el desarrollo peruano, así como su participación en dicho proyecto. Lo mismo sobre el gas y el panorama energético del Perú.

Fuentes familiarizadas con el pensamiento presidencial nos indicaron que PPK no ha tenido relación alguna con la empresa Odebrecht en términos contractuales. Sí se nos confirmó la versión aparecida en medios sobre la participación de Kuczynski y Jorge Barata en el directorio de la Asociación Empresarial para el Desarrollo Rural. De acuerdo con la información proporcionada, dicha ONG fue formada a iniciativa del constructor Mario Suito - de hecho, la dirección de la misma corresponde a su empresa - y participaron diversas personalidades en el directorio. Este es, de acuerdo con lo informado, el único vínculo expreso entre el Presidente de la República y los directivos de la empresa brasileña inmersa en casos de corrupción.

Actualmente, la Central Hidroeléctrica de Chaglla, que entró en funcionamiento el año pasado, forma parte de los activos de Odebrecht que la empresa brasileña busca vender.

Todo indica que el sesgo pro empresarial del Presidente de la República terminó jugándole, en este caso, una mala pasada, al igual que el retiro por horas del video que, finalmente, volvieron a colocar en su canal de You Tube. Dado que este es un flanco débil del mandatario, resulta necesario e indispensable que, junto con la Declaración de Intereses publicada la semana pasada, pueda hacer explícito cualquier tipo de contacto con empresas.

Como señaló Eduardo Dargent, “poco importa si durante su gobierno PPK ha mantenido distancia o no de sus antiguos vínculos empresariales. Si esos vínculos aparecen aunque sea indirectamente, el tema ganará fuerza”. Precisamente, la buena pregunta planteada por Vivas al final de su columna de hoy indica que Palacio de Gobierno deberá tener mucho más cuidado con este tipo de nexos y gestos.

Comments 7 Comentarios »

(Foto: Andina)

Durante las últimas semanas, el Congreso de la República ha iniciado una ofensiva contra el Ministerio Público. ¿El motivo? La decisión de la Junta de Fiscales Supremos, máximo órgano colegiado de la entidad encargada de la investigación de delitos, de no autorizar al fiscal Hamilton Castro para declarar ante la Comisión Investigadora parlamentaria del caso Lava Jato.

En su columna del domingo, Enrique Pasquel, subdirector de El Comercio, resumió las principales declaraciones de los parlamentarios:

Mauricio Mulder, por ejemplo, dijo: “Sabe Dios qué se está negociando. Con los antecedentes que tiene el Ministerio Público, que está plagado de fiscales que liberan bandas, ¿qué pasará con este tema?”. Luego, habló de acusar constitucionalmente al fiscal de la Nación. Por su parte, Víctor Andrés García Belaunde se sumó al ataque y señaló: “Yo creo que hay que cambiar a ese fiscal, me parece que está muy mal”. Asimismo, Lourdes Alcorta acusó “falta de voluntad” de parte del Ministerio Público. Y, por citar un último caso, Héctor Becerril profetizó: “Cuando vaya la comisión [del Congreso] a Brasil y se encuentre con la información, seguramente vamos a saber por qué no quieren colaborar, qué esconden”. Y, así, siguieron sumando cocachos a la fiscalía.

¿Por qué la Fiscalía de la Nación y los demás fiscales supremos se oponen a la asistencia de Castro a la Comisión del Congreso? Muy simple. La reserva con la que el fiscal del caso Lava Jato se ha manejado no solo está dando resultados, sino que resulta clave para seguir avanzando en el mismo. En un foro político en el que existen varios partidos interesados en conocer a quien le pueden pegar luego - para aprovecharlo políticamente o salvar a sus líderes -, sin duda, presionar por esta información es una tentación para cualquiera.

A ello se suma que el Fiscal de la Nación no se sintió cómodo en la presentación que tuvo en el Congreso. Esto fue lo que indicó esta mañana para Ideele Radio:

“Nosotros no vamos a permitir el maltrato a los fiscales, a ninguno. Eso es clarísimo. Ciertamente yo me sentí ofendido ese día en la comisión, se nos hizo preguntas que no venían al caso. Además, no escuché ninguna propuesta, todo era crítica y ninguna propuesta”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La investigación comprende a personajes políticos, entonces sé que era inevitable que haya reacción obviamente, pero no de esa manera”, refirió.

En ese sentido, Sánchez Velarde dijo que el maltrato que recibió de parte de los miembros de esta comisión influyó en la decisión de la Junta de Fiscales Supremos, para que el fiscal Hamilton Castro no acuda a dicho grupo de trabajo.

Asimismo, Pablo Sánchez Velarde aludió a la amenaza de acusación constitucional que refirió el congresista Mauricio Mulder:

“La acusación constitucional [que plantearon presentar desde el Congreso] es una amenaza inaceptable, además, sin base constitucional, pero es parte del momento quizás que aconteció”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La presidenta del Congreso tuvo un ánimo conciliador. Luz Salgado es una persona que conoce mucho el trabajo constitucional y, ciertamente, planteó lo que dice la comisión, yo planteé lo que dijo la junta. Hemos tratado de conciliar, lo que queremos en el fondo es solucionar el problema, creo que es una formula bastante positiva de hacerlo”, afirmó.

De acuerdo a lo indicado por Ricardo Uceda en su columna de ayer, precisamente la reunión con Salgado habría puesto paños fríos y evitado que la sangre llegara al río.

Sánchez Velarde ha sido categórico en su respuesta final al Congreso: el fiscal Castro solo emitirá un informe escrito con aquello que pueda contar. No más, no menos. Esa sería la forma de solucionar el impasse.

Sin embargo, un sector del Congreso de la República insiste en citar a Castro. Ayer la Comisión de Constitución aprobó un informe en el que interpreta que ningún fiscal puede negarse a asistir al Congreso. Pero, como indica La República, constitucionalistas de diversas tendencias respaldan la posición del Ministerio Público, en base a la reserva de la investigación.

Finalmente, salvo que existan indicios sobre funcionarios con derecho a antejuicio, las recomendaciones y hallazgos del grupo de trabajo parlamentario sobre los gobiernos de Alejandro Toledo y Alan García (y sí se animan, los anteriores) terminarán siendo enviados para el Ministerio Público. Por tanto, tanta insistencia puede tener dos posibles causas: figuretismo o un afán por desvirtuar los pasos que se vienen.

Comments 4 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.