Archivo de 1 Febrero 2017

(Una de las portadas de Perú.21 con los informes de Daniel Yovera sobre el mayor caso de corrupción de la administración Castañeda)

En septiembre de 2005, la Municipalidad Metropolitana de Lima, bajo la gestión de Luis Castañeda Lossio, se había comprometido a pagar una deuda de 35 millones de soles a Relima, la empresa encargada de la limpieza de la ciudad, en el plazo de 10 años.

Poco después que se terminara de formalizar las condiciones del pago, el 20 de diciembre de 2005, la empresa Comunicaciones Corporativas y Representaciones S.A. (Comunicore) compró la deuda a Relima por 14.5 millones de soles. En enero de 2006, la Municipalidad pagó en una sola armada la deuda original de 35 millones de soles a Comunicore. Luego de ello, la empresa desapareció del mapa.

Como dio a conocer el periodista Daniel Yovera durante un año en el diario Perú.21, así como por indicios proporcionados por otros medios, se encontraron otros hechos que apuntaban a que nos encontrábamos ante una operación bastante complicada e irregular: la transformación de Comunicore en otra empresa cuyos directivos eran personas con poca capacidad económica, versiones contradictorias sobre las partidas utilizadas para el pago de la deuda, el retiro sistemático de dinero de la cuenta de Comunicore por ciudadanos de escasos recursos económicos (desconociéndose el destino final del dinero),conversaciones sobre el supuesto rol de Castañeda y contactos de alto nivel de los funcionarios implicados en el caso.

Posteriormente, en 2011, un informe elaborado por una comisión de la MML encabezada por la regidora Marisa Glave aportó tres datos importantes: sobrevaloración de deudas para obtener el dinero suficiente para pagarle a Comunicore, la renovación del contrato con Relima por 10 años y la delegación de funciones por parte de Castañeda a Juan Blest, gerente financiero de la MML en su gestión y uno de sus hombres de confianza en todos los puestos en los que Castañeda ha tenido intervención.

Con bastante lentitud, avanzaron las investigaciones por cinco años en el Ministerio Público. Mientras que al alcalde de Lima una sentencia del Tribunal Constitucional le salvó de ir al banquillo de los acusados.

En paralelo, en 2014, una investigación conjunta de Óscar Castilla, Carlos Neyra y Yovera apuntó a otra pista: Comunicore se ligaría con el lavado de activos del narcotráfico.

Como se indicó en el informe presentado en la revista Poder, el dato más fuerte de dicha investigación fue proporcionado por Odilón Gaspar, gerente brasileño de Relima. En su declaración, confesó que él y Garro organizaron la operación de pago, pero con la información proporcionada por Juan Blest, gerente financiero de la MML y que, como ya hemos mencionado, es una persona de total confianza de Castañeda. El dato clave era que la Municipalidad estaba dispuesta a pagar todo en una sola armada. “Entonces vimos la oportunidad de un negocio personal”, indicó Gaspar Amado.

Curiosamente, la gente de Solidaridad Nacional intentó, en 2010, hacer aparecer la declaración de Gaspar Amado como una suerte de exculpación de Castañeda. Omitían, claro está, el hecho que la información proporcionada por Blest era la clave para la formación de la empresa. Y también que, como ha encontrado DTP, Juan Blest fue militante de Solidaridad Nacional entre 2004 y 2010. Peor aún, como encontró Yovera hace algunos años, sí hubo pagos a los gerentes de Relima.

En 2016, recién se inició el juicio oral por este caso, mientras que la investigación por lavado de activos sigue corriendo lentamente.

Hoy el Poder Judicial declaró, en primera instancia, el caso como prescrito, dejando sin castigo a los gerentes de la administración Castañeda. Una demora en la que el Ministerio Público tiene también una seria responsabilidad. Y era algo que Rosa María Palacios y Daniel Yovera advirtieron esta semana.

Y con ello, esta trama de negocios turbios cae en la impunidad. A menos que la Corte Suprema de Justicia corrija este mamarracho.

Comments 7 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.