Octavio Salazar ha hecho varios méritos para irse del cargo. Un rápido repaso de su trayectoria al frente del Ministerio del Interior nos da cuenta de esto:

- La alucinada historia de los pishtacos en el Huallaga, que fue impulsada desde la DINICRI con la anuencia del Ministro.

- Una serie de cantinfladas sobre Sendero, la seguridad ciudadana y el narcotráfico en apenas pocos meses. Gustavo Carrión las resumió muy bien:

Ya Ministro, “dijo y no dijo” que Sendero no era un peligro. Planteó con gesto adusto que debería penalizarse el consumo de drogas, sin decir por supuesto, donde y como cumplirían sus penas la legión cada vez más grande de consumidores. Ideó la mágica respuesta de los policías de aproximación, colocados al costado de un panel y que supone serían los receptores de las demandas ciudadanas por atención policial. Todavía se ven por la ciudad, lo que no se ha reportado es el nivel de eficiencia y resultados de esta modalidad. Hemos escuchado al Ministro, curiosas explicaciones sobre la procedencia de banderas con la hoz y el martillo, decía que si estos símbolos no estaban bien dibujados y en el sentido correcto, entonces no se podían atribuir a Sendero Luminoso. De haberlo sabido en las épocas duras de la subversión, ¡cuánto esfuerzo de análisis y de inteligencia se hubiese economizado!

El resultado ya lo saben: hay el peligro de perder los avances de inteligencia policial en el Huallaga frente a Sendero, ya sabemos lo que pasa con la seguridad ciudadana y ayer se robaron una aeronave en Nazca

- Ponerse a sí mismo como responsable de una investigación de hechos ocurridos cuando era Director General de la Policía, específicamente, un supuesto robo de gasolina.

Hasta aquí, teníamos a un ministro decididamente incompetente, en la misma línea de sus antecesores en el cargo durante este gobierno. Si en algo puede ganar la Copa del Mundo el Perú es, gracias a Alan García, en la cantidad de ministros ineptos en temas de seguridad.

Pero el despacho del cuarto piso del antiguo aeropuerto de Limatambo ya no solo tiene el aroma de la ineficiencia, sino de algo más turbio. Dos son los motivos.

El primero es el ya conocido caso de los portatropas, develado gracias a una paciente y prolífica investigación de IDL-Reporteros. El caso, en su esencia era bastante simple: se le quería vender al Estado peruano una serie de portatropas para el VRAE que habían sido rechazados en el 2007 por sobrevaloración, cambiándoles la marca.

Lo que vino después, fue el develamiento de una trama para ocultar dicho hecho, así como otras irregularidades destinadas a que la compra finalmente se produjera. Finalmente, el propio Presidente de la República le bajó el dedo a la compra y la empresa involucrada ha sido denunciada por el propio Ministerio del Interior. Y aún así, Salazar no se ha ido. ¿El motivo? Gustavo Gorriti lo presenta:

¿Cuál es el papel que tuvo el ministro del Interior, Octavio Salazar, en esta operación? Salazar se ha mantenido astutamente al margen de la controversia, y logró convertir a su viceministro Torres en el bonzo designado, pero él es el responsable de toda decisión central en su sector, y todas las informaciones coinciden en que tuvo un papel fundamental en la operación cancelada. Salazar se ha hecho invisible durante la crisis y todo indica que hace lo posible por sobrevivirla. Cualquier otro ministro ya hubiera salido a estas alturas; pero no Salazar. ¿Confía en que su bien conocida cercanía con Luis Nava lo ayude a sortear la crisis?

Nava, como sabemos, es el secretario general de Palacio de Gobierno, un hombre de absoluta confianza del Presidente y que en anteriores ocasiones ha tenido especial interés por temas de ascensos en Corpac.

El segundo tiene que ver con una extraña reunión producida en el Ministerio del Interior, cuando estaba por terminar la investigación sobre la familia Sánchez Paredes, algunos de cuyos miembros están actualmente involucrados en un proceso por lavado de activos del narcotráfico. IDL-Reporteros tiene el resumen de lo que ocurrió hace algunos meses en el despacho de Salazar:

Pero poco antes que finalizara dicha investigación, el ministro del Interior, Octavio Salazar, llamó al director general de la PNP, general Miguel Hidalgo, y le pidió que fuera a su oficina, en el cuarto piso del ministerio. Hidalgo subió desde la Dirección General de la PNP, que queda en el tercer piso, para ver al ministro quien además, es su compañero de promoción en la ex Guardia Republicana.

Al entrar en la oficina del ministro, Hidalgo vio, según refirieron a IDL-Reporteros fuentes con conocimiento de causa, que Salazar no estaba solo. Lo acompañaba el congresista fujimorista Rolando Sousa.

Después de los saludos, Salazar se levantó súbitamente, dijo “creo que ustedes dos tienen que hablar” y se fue de su oficina. Sousa e Hidalgo quedaron solos.

Fuentes confiables plenamente informadas sobre el evento, coinciden en afirmar que Hidalgo se puso muy incómodo. Como se sabe, Hidalgo comandó la Dirandro en plena investigación a los Sánchez Paredes y a Valdez Villacorta.

El ahora jefe de la PNP sabía bien que Sousa es socio de César Nakazaki, defensor tanto de Orlando Sánchez Paredes como de Valdez Villacorta.

Sousa, en efecto, empezó a hablarle a Hidalgo sobre el tema de los Sánchez Paredes. “Habló sobre procedimientos en casos de lavado de activos”, relacionados con el caso, dice una fuente bien enterada.

Hidalgo, alarmado e incómodo, le dijo a Sousa que él ya no veía investigaciones de la Dirandro, que se encontraba ahora en otro nivel y que aún cuando comandó esa unidad no discutía sobre investigaciones en desarrollo. Luego se levantó, se despidió y se fue apenas pudo hacerlo.

Salazar hasta ahora no desmiente esta versión, como tampoco lo ha hecho el congresista Souza. Esto requiere de una investigación pronta, pues aquí hablamos de un caso en el que el propio Alan García ha tenido interés en su esclarecimiento. ¿Por qué motivo una persona que enfrenta directamente en dos temas de relevancia al Presidente se mantiene en su puesto?

5 Respuestas a “SALAZAR: CANDIDATO A SALIDA”
  1. jorge dice:

    No solo debe salir Salazar sino Hidalgo tambien,,,ambos son recontrafiguretes, ademas todos saben que los repuchos son recontraburros.

  2. angelito dice:

    Ante anunciado paro por trabajadores de Doe Run

    El ministro del Interior, Octavio Salazar, anunció que dos mil efectivos policiales se ubicarán a lo largo de diez kilómetros en La Oroya – Junín. Adicionalmente, cuarenta vehículos de la Policía de Carreteras brindarán apoyo a los transportistas públicos y privados que se dirijan a la sierra o viceversa. Esto como parte del Plan Operativo de la Policía Nacional del Perú, ante el paro indefinido que acatarán los trabajadores de la empresa Doe Run.

    Salazar Miranda señaló, que el sector Interior, ha realizado coordinaciones con los transportistas, para garantizar la seguridad y el libre tránsito. “Hemos tomado contacto con todas las empresas de transporte que cubren ruta hacia la sierra del país, con la finalidad que tomen conocimiento y usen las tres vías alternas habilitadas por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, para evitar enfrentarse con un posible bloqueo” expresó.

    Asimismo dijo que su sector se mantiene en permanente comunicación con el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, quienes brindarán apoyo a la Policía Nacional y resguardarán la seguridad en las instituciones públicas.
    De otro lado manifestó que desde el Ministerio del Interior y el Ministerio de Justicia se han realizado las coordinaciones respectivas, para que los procuradores de ambas instituciones estén atentos ante los actos de bloqueo o atenten contra los locales públicos y privados a fin de realizar las denuncias respectivas.

    Esta información se dio a conocer en una conferencia de prensa encabezada por el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén, junto al ministro del Interior, Octavio Salazar; ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo; ministro de Energía y Minas, Pedro Sanchez; y el Director General de la Policía, Miguel Hidalgo en la sede de la PCM.

  3. angelito dice:

    DETIENEN A 17 PERSONAS CON ARMAS DE FUEGO EN ALREDEDORES DE AZUCARERA ANDAHUASI

    Efectivos policiales detuvieron ayer a 17 personas, quienes con armas de fuego se enfrentaron en el anexo agrario Manco Cápac, ubicado a la altura del kilómetro 28 de la carretera Huaura-Sayán, luego de suspendida la orden judicial de desalojo a realizarse en la empresa agraria azucarera de Andahuasi.

    A estas personas se les incautó 14 pistolas, dos revólveres y gran cantidad de municiones, así como material explosivo, 18 teléfonos celulares y un chaleco antibalas.

    Al respecto, el ministro del Interior, Octavio Salazar, exhortó a no utilizar armas de fuego en medio del litigio de la empresa azucarera Andahuasi, pues caerá todo el peso de la ley sobre quienes alteren el orden público.

    “Estas personas iban a utilizar las armas de fuego en el desalojo y la Policía Nacional hubiera tenido que enfrentarse a esa situación”, enfatizó.
    Precisó que los efectivos del orden repelerán este tipo de enfrentamientos con los mecanismos que les autoriza la ley.

  4. alan dice:

    En el Mininter, al general (r) Octavio Salazar le dice Iroman, esto porque es un cara dura y tiene el cuerpo blindado por el Gobierno. Y esto porque no es posible que el hombre siga en el cargo con el grosero asunto de portatropas, que el Ejecutivo no va a comprar, según ha reiterado la semana pasada. Su vice ministro tuvo la dignidad de renunciar y salir con la frente en alto del edificio de la av. Canaval y Moreyra. Lo hizo porque defendió sus ideales y mostró que él no estaba bajo las órdenes de nadie.
    Pero Salazar prefirió quedarse y seguir aganchando la cabeza a cada grito y orden que sale de Palacio de Gobierno. Se quedó pese a haber estado codo a codo con su vice ministro defendiendo la compra.
    Ha quedado claro que Octavio Salazar confunde la lealtad con los principios. Si Salazar se oponía a la cancelación del contrato de compra de los portatropas como hizo su vice, francamente q hubiese salido por la puerta grande y recontra apludido. Hubiese demostrado catadura y también echado por tierra los comentarios sobre su supuesta felonía con el Gobierno.
    Parece que no tiene un jefe de prensa que lo asesore. ¿O lo tiene y este le hace pisar el palito cada vez que puede para desprestigiarlo?.
    Este relacionista público seguramente la está pasando bien con los miles de soles que embolsica y es muy probable que ya esté pensando en abandonar su cómoda oficina antes que le metan una patada, a lo Lora.

  5. Cuentos de la Cripta Parte Seis – La maldición de la cartera del Interior « Caviar de Cianuro dice:

    […] “pishtacos”/ mientras “escuadrones de la muerte” ganaban su espacio/ y su historial de “perlazas” fue aumentando/ con su ridícula actuación la cual fue avalada por palacio. Caricatura de Andrés […]

Deja una Respuesta

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.