Archivo de 6 Abril 2010

Yo pensé que el gobierno de Alejandro Toledo no sabía manejar conflictos sociales. Y de hecho, la debilidad que tuvo su lustro gubernamental fue la que generó este círculo vicioso de “protesta social ignorada - toma de carretera - gobierno que cede e instala mesa de diálogo”.

Se pensaba - ilusamente - que Alan García, con un partido en todo el país, con operadores políticos, tendría más muñeca para poder persuadir sobre sus ideas. Pero García no solo no supo salir del círculo vicioso, sino que también le añadió un componente peor: un manejo pobre del orden interno, con Ministros del Interior realmente deficientes y que a todos le han estallado conflictos sociales con muertos en su haber. Tenemos lo ocurrido en Pomac, Moquegua y Bagua como muestra de este saldo lamentable.

Esto se ha vuelto a repetir en Chala y Madre de Dios este fin de semana, donde el gobierno cometió varias torpezas. Tenía una buena norma en términos generales para parar los efectos nocivos de la minería informal en Madre de Dios, pero olvidó - como bien lo señala José de Echave - conversar con los mineros y con las autoridades locales, para persuadirlos de las bondades de la norma y para perfeccionarla, a fin de poder resolver lo que es un problema ambiental de grandes dimensiones.

A ello se le sumó su poca pericia para separar lo que ocurría en Madre de Dios, de los reclamos de los mineros artesanales que quieren que se les adjudique denuncios mineros abandonados, pues temen que, al igual que en Madre de Dios, haya una veda de concesiones.  Al no ser hábil para manejar ambos temas, terminó dejando a los dirigentes más radicales con un discurso con medias verdades y, finalmente, con el repertorio ya conocido: tomo la carretera para que me hagan caso.

Y allí vino la tercera torpeza. El gobierno tenía el derecho de desbloquear la carretera (para los fans de este tipo de medidas, aquellos que dicen que desbloquear la carretera es “reprimir al pueblo”, lean lo que ocurre en un bloqueo de carretera), pero lo hizo del modo más torpe, primitivo e ineficiente. Y frente a los seis fallecidos, el mutis de todas las autoridades o los intentos de justificar los disparos de bala es elocuente. Preservar la vida es algo que se tiene, por cierto, como guía, en los manuales de actuación policial. Pero claro, al Presidente y a los ayayeros que le llegan por Correo les importa poco este tipo de normas.

Si el gobierno sabía que se le venía un paro por varios sitios e incluso mandó policías a Madre de Dios, donde hubo una actuación sobria de los agentes del orden, ¿por qué no actuó de la misma manera en Chala? Y peor aún, ¿por qué no previno el paro haciendo trabajo político?

De allí que se me haga actual algo que escribimos por aquí hace un par de años:

Con lo que, como resultado final, podríamos concluir que debe haber sanción a los delitos cometidos en la protesta, pero la aplicación de la represión policial, como primer paso para la misma, debe ser aplicada con inteligencia, cosa contraria a la que el gobierno hizo en este caso. También tenemos claro que la identificación de los líderes de la protesta no es importante por la estigmatización a la que el gobierno los somete, sino para saber con quien se negocia y para definir responsabilidades en el éxito o fracaso de dicha solución pacífica.

La lección de Bagua no ha sido aprendida.

P.D.: Hoy Aldo Mariátegui me atribuye mayordomías y le reclama a medio mundo que “no dicen nada” sobre la minería informal. Es la misma persona que olvida su paso por como asesor del MEF en el periodo de Goldenberg o el despido de un columnista por contrariar a Hernando de Soto. Y el que olvidó revisar este blog y el comunicado de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos ayer, en el que decimos claramente los efectos nocivos para el medio ambiente de la actividad minera informal en Madre de Dios, así como el saldo lamentable de fallecidos del fin de semana y el pobre manejo del gobierno en este tema. El doble rasero lo tiene él, que no ha dicho ni una sola palabra sobre los 6 peruanos fallecidos. Pero claro, el solo ve “fijaciones caviares” donde otros hablan de violaciones de derechos humanos. Es la última vez que me refiero a este personaje, dado que, como un periodista dijo, “frente a esa pobre gente que vive con la mierda revuelta, es mejor no hacerles caso y dejar que se sigan revolviendo en ella”.

MAS SOBRE EL TEMA:

Del archivo, un buen post del Utero sobre minería informal en Tambogrande

El Morsa: La minería artesanal

Comments 32 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.