Archivo de 1 Marzo 2010

A propósito del terremoto ocurrido en Chile el fin de semana, muchos nos hemos preguntado que tan bien preparados estamos para afrontar un sismo de dicha magnitud e incluso, igual al ocurrido en Ica hace dos años y medio.

Comencemos por la prevención. Ayer, Ronald Woodman dijo en El Comercio, con honestidad brutal, cuales son las prioridades de este gobierno que ya vivió un terremoto:

¿Y cómo va nuestro sistema de alerta de tsunamis?
No funciona. Cuando ocurre un sismo como el que acaba de suceder en Chile o en Pisco las comunicaciones telefónicas colapsan y nuestro sistema sismográfico depende de la red telefónica. Esa fue la lección de Pisco.

Pero usted pidió un millón de dólares para renovar el sistema. ¿Por qué no le dan el dinero?
Pregúntele al Gobierno. Esa es mi queja constante. Nunca nos dicen por qué. Hemos presentado el famoso SNIP que nos exigieron y eso llevó tiempo; se demoraron cinco meses en respondernos que sí era viable, pero hasta ahora no vemos el dinero. En el 2009 la Comisión de Presupuesto del Congreso entendió la importancia de este sistema de alerta y autorizó al Ministerio de Economía y Finanzas a transferir los fondos que requería el Instituto Geofísico del Perú para implementar la alarma del tsunami, pasó todo el 2009 y no dieron el dinero y no sé por qué. No dan razones.

El presidente García ha pedido a los peruanos saber el estado de la residencia en la que viven para evitar desgracias. ¿No debería preocuparse también de instalar este sistema de alerta?
Pienso lo mismo. Si el tsunami que ocurrió en Pisco hubiera ocurrido en el Callao habrían muerto miles de personas y estas se podrían salvar con una alerta temprana. Lima ya tuvo tsunami y puede volver a ocurrir. Cuando ocurre un tsunami en Pisco y los que viven en el Callao se preguntan si pasará lo mismo es cuando entra a tallar el sistema de alarma satelital que no tenemos.

Lo que señala Woodman es preocupante. Un país que está ubicado en zona sísmica y cuya Constitución dice que su base es la protección de la persona no puede tener un gobierno tan irresponsable que no haga una inversión en la propia seguridad de sus ciudadanos. Porque adecuar un sistema de alerta temprana no es un gasto, señora Araoz, sino una inversión en nuestra propia sobrevivencia. Bueno, si los congresistas de la Comisión de Defensa se quitan de una reunión con Woodman porque el tema no les interesa, imaginen lo que pasa en el MEF.

Y ojo, ya se advirtió antes que, durante el terremoto de Pisco, el colapso de las líneas telefónicas también afectaron a los sistemas de emergencia de las Fuerzas Armadas y del propio gobierno. Alan y Del Castillo no podían comunicarse en una situación de catástrofe. De allí que García se mandara con un mensaje esa noche en el que minimizó la magnitud de la tragedia.  En otros países, se tienen redes independientes para este tema y una serie de equipos de radio. Aquí, como dice Fabber, basta con que colapses el Rotafono de RPP para que todo se vaya al diablo.

Hablando de medios de comunicación, vamos con la segunda falencia: qué mensaje se da durante una situación de emergencia. Fernando Vivas incide en ello:

El sábado no solo nos enteramos de que Chile había sufrido un cataclismo, sino que aquí, donde podríamos temblar hoy mismo, ni siquiera hay un protocolo establecido, con pasos claros y cargos específicos, para que la televisión y el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) coordinen la orientación inmediata que debe recibir la población tras un terremoto en el Pacífico.

Creo que, como mínimo, todos los amigos de los medios (y en general todos los ciudadanos), deberíamos tomarnos el trabajito de leer las instrucciones de Defensa Civil en caso de sismo. Y luego de aprenderlas, difundirlas en colegios, centros de trabajo y a través de todos los medios posibles.  Una capacitación de Defensa Civil no nos vendría mal a todos. Blogs de difusión científica como MiGeo, por mencionar solo un ejemplo, también cumplen con informar didácticamente sobre estos temas. La información es importante en estos casos y por ello debe difundirse desde el Estado y entes privados.

Finalmente, tenemos los problemas de la reconstrucción luego del sismo. Ya van dos años y medio en los que mencionamos todos los errores y omisiones en los proyectos de reconstrucción desde el Estado. Pero lo que hoy menciona La República es una de las cosas más descaradas que he visto desde tiempos en que todos los comedores populares tenían letreros naranja:

Una reciente norma emitida por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) dispuso que las viviendas que serán construidas en las zonas afectadas por el sismo en el sur del país lleven en su fachada tanto el logo como los colores del gobierno.

La resolución ministerial Nº 029-2010 –emitida el pasado 19 de febrero– amplió la entrega del Bono Familiar Habitacional (subsidio del Estado) a las familias que antes también hubieran recibido cualquier otro tipo de apoyo del Estado (antes estaban exceptuadas de recibir este bono).

Pero en el segundo artículo de la norma se dispone “estandarizar” las características de todas las viviendas promovidas por el sector de la siguiente manera.

Consignar el logotipo del Ministerio de Vivienda, el cual deberá medir 10 cm de alto por 50 cm de ancho y estará ubicado en la parte inferior izquierda de la fachada principal de la vivienda (…) las paredes exteriores de color gris, puertas, marcos y ventanas de color blanco (…) y los zócalos exteriores de color rojo”, precisa la norma.

Para hacer más descarado el asunto, quienes se encargarán de la reconstrucción directamente serán empresas privadas, por lo que CAPECO, el gremio de empresarios de la construcción no está conforme con la misma, dado que se daría la imagen que es el propio gobierno quien hace las casas, lo que falta a la verdad. Los empresarios constructores vienen evaluando emitir un pronunciamiento oficial al respecto.

Ya sabe, así estamos preparándonos para un evento que puede ocurrir en cualquier momento.

MAS SOBRE EL TEMA:

Chile: Aumenta cifra de víctimas a 723 personas

Audio: Entrevista a Jorge Burga, del Colegio de Arquitectos del Perú, sobre calidad de construcciones

Javier Velasquez Quesquén: Se coordina envio de aviones con ayuda a Chile

Comments 8 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.