Archivo de 25 Noviembre 2009

La primicia la dio Gerardo Reyes en El Nuevo Herald. Hoy Enrique Flor en El Comercio lo explica de modo bastante sencillo:

En su lucha contra el lavado de dinero de origen ilícito, las leyes estadounidenses obligan a declarar todo porte de dinero en efectivo que supere los US$10.000. Así lo indica un formulario que reciben todos los viajeros. Por sugerencia de los agentes, Allison y su esposa llenaron el formulario declarando que llevaban US$20.000. Sin embargo, en una revisión posterior, antes de que se embarcaran de vuelta a Lima, se descubrió que el ex ministro tenía en la chaqueta US$20.250 adicionales y su esposa otros US$10.000 en la cartera, que no habían declarado.

Para el sistema estadounidense se trató de una grave ofensa y, desde ese momento, el jueves 5 de noviembre, a las 4:30 p.m., los esposos Allison-Robbiano pasaron a disposición de la Corte de Miami, para ser juzgados. El juez federal Ted E. Bandstra retuvo los pasaportes de los inculpados y les concedió libertad vigilada, luego de que se asegurara el pago de una fianza de US$100.000. Ahora permanecen bajo un arresto domiciliario efectivo de 10 de la noche a 6 de la mañana, pero en el resto del día pueden movilizarse bajo el control de grilletes electrónicos solo por nueve condados del sur de la Florida.

Ahora, los comentarios:

LO LEGAL: De acuerdo con lo que he podido escuchar de varios abogados y he podido averiguar, la situación del matrimonio Allison es bastante complicada. Los cargos que se les imputa son 3: contrabando de dinero, omisión de declaración y falso testimonio. Como vemos, aquí lo central no es el origen del dinero, sino la vulneración de la obligación de declarar y, sobre todo, el haber mentido en la misma. Ambas cuestiones son consideradas como delitos federales, lo que le podrían implicar entre 5 a 10 años de prisión.

Según lo que ha indicado Rosa María Palacios en su programa, tal como consta en la denuncia criminal norteamericana, los Allison eran viajeros frecuentes a Estados Unidos y conocían los requisitos para viajar. Es más, el ex ministro Allison había ya hecho la declaración por lo menos una vez, en un viaje a Estados Unidos. Por tanto, tenían conocimiento de la norma, lo que agrava aún más su situación.

Según el sistema judicial norteamericano, los Allison se pueden declarar culpables y se les exime de la pena de cárcel, luego de una negociación con el Fiscal, cosa que en nuestro sistema no se puede hacer. Eso sí, no podrían volver a Estados Unidos, pues probablemente se les revocaría las visas de por vida. El abogado de los Allison ha señalado que sus patrocinados se irán a un juicio por este tema.

CUESTIONES POR INVESTIGAR

1. EL ORIGEN DEL DINERO: Es la pregunta que en Lima todos nos hacemos y que en Estados Unidos no tienen como preocupación central, dado que en lo que se centran es en dilucidar la declaración falsa y transportar más dinero del que declararon.  No los están procesando por lavado de activos. Gerardo Reyes indica que el dinero lo sacaron de una cuenta que la pareja tenía en Estados Unidos. Y ello le hace preguntarse al periodista porqué los Allison transportaban plata en efectivo.

Las aclaraciones sobre el origen del dinero son mayores debido a la investigación fiscal que el ex ministro y alcalde tiene por emitir facturas a la empresa Business Track, involucrada en interceptación telefónica. Los indicios apuntan a que se usaron estas facturas para encubrir otros ingresos. De allí la preocupación por dichos ingresos.

2. EL TEMA TRIBUTARIO: Una persona me preguntaba en Twitter si es que es necesario que Allison haya declarado la cuenta en Estados Unidos en el país. Pues las rentas y ganancias que genere esa cuenta sí deben declararse. Y he aquí otra veta a investigar sobre la materia.

LA REPERCUSION POLITICA:

La condena al hecho ha sido generalizada. No me sorprende que dos de los principales integrantes del gobierno - Javier Velásquez Quesquén y José Antonio García Belaúnde - se hayan desmarcado rápidamente del tema, dado que Allison ya había caído en desgracia en el gobierno por sus poco claros desmentidos sobre el tema Business Track. También lo hacen, obviamente, para que el caso los golpee más en la cara, dado que se trata de un ex Ministro de este gobierno.

Lo cierto es que, a mediano plazo, la carrera política de Allison parece fenecida. Y todo indica que sus esfuerzos se concentrarán en salir lo menos dañado posible de un tema legal en que él y su esposa tienen una situación bastante complicada.

ACTUALIZACION (02:20 PM)

Francis Allison dio sus descargos en complaciente entrevista con RPP. Perú.21 la resume:

El ex ministro Francis Allison defendió su inocencia desde Miami, y dijo que su detención se debe a una confusión, un día después de que se conociera que está bajo arresto domiciliario en dicha ciudad por haber intentando sacar de ese país, el 5 de noviembre último, 30 mil dólares sin declararlos, lo que implica un grave delito federal que es penado con cinco años de cárcel.

En declaraciones a RPP, indicó que *jamás escondieron el dinero que llevaba consigo *y que ni él ni su esposa sabían ni fueron informados, de que denbían hacer una declaración de ese tipo antes de dejar el país. “Nunca en mi vida he visto un cartel (en algún aeropuerto) que diga que hay que declarar antes de salir (del país)”, remarcó Allison, quien explicó que la confusión se produjo a escasos metros del avión, cuando él y su esposa, Carla Robbiano, se disponían a abordar.

El ex titular de Vivienda señaló que cuando una señorita les preguntó por el dinero que llevaban los dos, su esposa se confundió y solo dijo que llevaban el dinero que ella tenía en su cartera, sin considerar el que él llevaba en su saco.

“Nadie metería a su mujer en algo ilegal”, añadió Allison, tras insistir que no sabía que estaba cometiendo un delito. Asimismo, el ex alcalde de Magdalena dijo que ambos, él y su esposa, pasaron satisfactoriamente la prueba de la máquina detectora de mentiras.

Visto lo reseñado anteriormente, no fue muy convincente que digamos

De otro lado, Alan le dio en la lona a su ex ministro (vía Andina):

El presidente de la República, Alan García Pérez, manifestó hoy que resulta “indignante” e “imperdonable” que el ex ministro de Vivienda y Construcción, Francis Allison, se encuentre detenido en Estados Unidos por no declarar el retiro de 50 mil dólares de ese país.

“Me parece indignante por cuanto creo que quien ha tenido la dignidad de ser alcalde en varios ocasiones, militante del PPC, y al que convoqué como ministro considerando que era una figura joven e independiente (…) ahora está cometiendo esta tropelía que en verdad es imperdonable”, expresó desde el Palacio de Gobierno.

Confió en que la justicia de los Estados Unidos aplicará todo el peso de la ley por cometer la figura de “contrabando de dinero”, y descartó de manera tajante que el caso afecte la imagen del país ante la comunidad internacional.

Otra parte de las declaraciones presidenciales  las tiene La República:

No vaya a ser que sean producto (el dinero) de asesorías como la famosa asesoría a Business Track (…) Así como los norteamericanos tienen que sancionar el contrabando aquí hay que investigarse de dónde salió ese dinero”.

Ante la defensa de Francis Allison de desconocer que tenía que declarar el dinero y el olvido de la suma total que pretendían traer a Lima desde Estados Unidos, el jefe del Estado, Alan García, restó credibilidad a esos argumentos.

La ignorancia de la ley no es un argumento y decir que no se sabe que hay que declarar 50 mil dólares es una falta imperdonable”.

Asimismo, García Pérez asumió la postura de sus ministros, quienes previamente habían manifestado su “vergüenza” por la detención de Allison Oyague y su esposa, en Miami.

“Reitero que conocí muy poco a esta persona, pero  veía a un alcalde con aceptación y con una militancia democrática y a los tres meses nos enteramos que no nos había dicho algo fundamental: que tenía una relación con la empresa de los chuponeadores.  Ahora felizmente ya separado del gobierno sucede este hecho; no es extraño que los ministros se sientan avergonzados de haber compartido la silla con él”.

Ouch. Eso dolió fuerte, pues no se esperaba un descargo tan fuerte (y, por momentos, amnésico). Allison aún estaba en la entrevista con el Chema Salcedo y solo atinó a pedirle al Presidente que no lo condene antes de tiempo. Mientras en el Twitter recuerdan el desagravio de Alan a Allison cuando salió del Ministerio de Vivienda, se esperan más repercusiones durante el día.

MAS SOBRE EL TEMA:

César Hildebrandt: Allison y el mal gusto

La Mula: Entrevista de Ingrid Soria a Gerardo Reyes

Oswaldo Luizar: Deben congelar cuentas bancarias de Allison

Economía de los Mil Demonios: Juguemos a construir mientras Techito no está

La República: También el PPC se desmarca de Allison

Comments 21 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.