Archivo de 16 Noviembre 2009

Ver a Chile como enemigo o como un potencial rival bélico me parece una de las peores aberraciones que se pueden tener en el país. Y lo digo en un momento en que las relaciones son delicadas entre ambos países, pues considero que seguir propiciando armamentismos desmedidos, odios ancestrales y revanchismos de guerras de hace 130 años termina siendo contraproducente en un contexto en el que las guerras no deben volver a existir en la región.

Dicho esto, hay que señalar que el caso de espionaje detectado en octubre pasado y hecho público hace unos días constituye el más lamentable episodio en la historia reciente de las relaciones entre ambos países. Siempre el hecho que un agente de inteligencia venda información a un gobierno o particular a cambio de dinero es algo bastante lamentable.

¿Ello implica un fracaso de la Cancillería? Yo creo que no. Coincido con Carlos Basombrío en lo que indica para Semana Económica:

La detención de un suboficial de la FAP espiando para Chile y el pedido de ese país a los Estados Unidos de venderles misiles por US$ 600 millones de dólares, pueden ser vistos por algunos como un fracaso de la política exterior peruana de denunciar el armamentismo y promover un clima de paz y cooperación en la región.

Sería un grave error.

Al contrario, ratifican que el Perú está en el camino correcto. Las compras habrían ocurrido, así el Perú estuviese tratando de competir con Chile y gastando, nosotros también, lo que no tenemos en armas. En ese contexto ellos habrían tenido “justificación” para lo que hoy suena cada vez más aberrante: armarse, armarse y armarse. Lo de los espías es parte regular de las acciones de inteligencia y contrainteligencia de los países y, más bien, es extraordinariamente importante que nuestras Fuerzas Armadas lo hayan detectado, expuesto y sometido a tribunales judiciales ordinarios. Es Chile quien debe una explicación y el que queda a la defensiva.

En ambos temas Chile queda como protagonista de una política inamistosa y Perú debe continuar su ofensiva diplomática en la región.

Por tanto, quedan varios pendientes. En el plano interno, es importante mantener la unidad con el gobierno en este tema, lo que no implica dejar de criticar cuando sea necesario. También implica hacer un frente común frente al no armamentismo en la región y a controlar que las necesarias compras de armamento por renovación no culminen en una escalada de compras como algún diario todos los días sugiere. Frente al caso del espía (o espías, como indican los indicios de las últimas horas), pues debe ser sancionado en el fuero pertinente - que parece ser el fuero civil, como opinan expertos en justicia militar - y culminar con la investigación que no solo permita detectar responsables, sino también reformas en el sistema de inteligencia.

En el plano externo, es necesario continuar con las giras en la región para informar sobre la demanda marítima y sobre la propuesta de cortar con el gasto militar a lo indispensable.  En el caso de Chile, hay que mantener una relación cautelosa, haciendo expresar nuestra protesta clara sobre lo que es un acto inaceptable y ofensivo, pero sin llegar a los extremos de ruptura de relaciones. También es necesario seguir manteniendo el tema comercial apartado del tema, sin dejar de bregar por una mayor apertura a nuestras inversiones en el vecino del sur. Y por supuesto, no hay que generalizar indicando a “los chilenos” como responsables, cuando es su gobierno el que debe dar explicaciones, no el pueblo chileno, que mayoritariamente quiere vivir en paz con sus vecinos.

Quien ha quedado mal es el gobierno de Chile, no nosotros. De allí que haya que mantener la serenidad y evitar los arrebatos nacionalistas que no nos llevan a nada.  La Guerra del Pacífico terminó hace más de 120 años. Recordemos esto a ambos lados de la frontera. Sobre todo, porque seremos vecinos toda la vida.

ACTUALIZACION (02:20 PM): Habló Alan (vía Perú.21):

El presidente Alan García se pronunció, por primera vez, sobre el caso del suboficial de la FAP Víctor Ariza, acusado de vender información militar a Chile. Sostuvo que este tema ofende la soberanía de nuestro país y además criticó la respuesta de Santiago a la propuesta peruana de reducir la compra de armas.

“Creo que estos son actos repulsivos que no corresponden a un país democrático y que dejan muy mal la presencia de Chile ante el mundo”, declaró tras la cita de urgencia que convocó en Palacio del Consejo de Defensa Nacional.

Sin embargo,precisó que el Perú no está diciendo que la presidenta Michelle Bachelet o sus ministros estén detrás del tema, pero sí exigió que se investiguen el caso, a cualquier nivel en que haya ocurrido. Lo que dejó en claro García es que el espionaje, tras las investigaciones, está confirmado, algo que en Chile han negado. Por ello, anunció que ha pedido a la Fiscalía que remita toda la información que hay al respecto.

“Perú es víctima de un acto de espionaje, y ve en este acto de espionaje el temor de quienes así actúan, el complejo de quienes ven con temor el crecimiento de Perú, su desarrollo democrático y económico”, dijo el mandatario luego de expresar el rechazo “enérgico y categórico” de parte del Gobierno peruano.

Antes de la reunión del Consejo de Defensa, el primer ministro dijo que el gobierno peruano espera una respuesta “concreta” de Chile, y destacó que el caso de espionaje involucra un tema de Estado, en la que toda la clase política local debe estar unida en torno a la posición peruana.

En términos generales, el mensaje fue claro, sereno, ponderado y firme. Estuvieron demás las alusiones a la envidia por el crecimiento económico peruano, sin duda alguna (ver más en Menos Canas), pero fue un discurso en el que se evitaron exacerbar odios, se dejó en claro que el país no puede embarcarse en una carrera armamentista - lo que seguro provocará las iras de La Razón mañana - y se rechazó con firmeza una intromisión inaceptable.

MAS SOBRE EL TEMA:

Perú.21: Cancillería peruana desmiente reclamo de Bachelet a García en Singapur

RPP: Un caso anterior de espionaje de Chile a Argentina

Oscar Vidarte: ¿Cómo entender a Chile?

Augusto Alvarez Rodrich: Mozo hay un espía en esta sopa

Fritz Du Bois: No perdamos el norte por el sur

César Hildebrandt: Una nueva relación con Chile

Mirko Lauer: Chile - Perú: un espía en el engranaje bilateral

Cinencuentro: Muestra de cine chileno en Lima

Comments 47 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.