Conforme pasan los días y los meses, tengo la sensación que el caso de los Petroaudios hizo explosionar varias historias, en las que la mezcla entre política, espionaje, negocios y periodistas ha dado como resultado una serie de historias en los que la mala práctica ética en algunos casos y, en otros, cuestiones pasibles de investigación penal son las principales protagonistas.

Una historia derivada de este caso es la de César Gutiérrez. El ex presidente de Petroperú había pasado piola en esta historia, a pesar de existir varios petroaudios que merecían una explicación mayor. Posteriormente, la historia dio otro giro cuando su ex pareja, Martha Silva, comenzó a presentar facturas emitidas por ella, que habrían cubierto pagos por consultorías hechas por el ex funcionario en materia de hidrocarburos.

Además de los insultos a su ex pareja, la mayor defensa de Gutiérrez residía en que esto era una campaña en su contra por oponerse a la exportación del gas, posición de la que ha sido ardoroso defensor. Hace una semana, El Comercio, diario en el que se han hecho las últimas denuncias en su contra, indicó que su posición en el tema del gas era similar a la de Gutiérrez, por lo que debía descartarse este hecho como el móvil de sus investigaciones.

Lo curioso es que Gutiérrez tiene que explicar algunas cosas en relación al tema del gas. Como algunos medios han registrado, el ex funcionario público es director de Utilities Perú, una consultora cuya actividad principal es “la elaboración de estudios del comportamiento de los mercados de Servicios Públicos y del impacto de las medidas gubernamentales en el desempeño de las mismas”. Dicha consultora es conformada también por periodistas, columnistas de diarios y ex funcionarios parlamentarios, entre otros personajes. Entre los clientes de dicha empresa, figura Duke Energy Perú - Egenor, una empresa generadora de energía que ha pedido al Consorcio Camisea gas para la generación de electricidad. Curiosamente, meses atrás, Gutiérrez declaraba a El Comercio que debe modificarse el contrato de Camisea para asegurar el abastecimiento local, siendo uno de sus argumentos las solicitudes de gas de cuatro empresas, entre ellas, Duke Energy.  Por tanto, es necesario aclarar cualquier posible conflicto de interés en este tema.

Hace un par de días, Oscar Castilla de El Comercio destapaba otro caso más vinculado a Gutiérrez: el posible uso de empresas para encubrir pagos por consultorías al ex presidente de Petroperú. Los nombres vinculados han llamado la atención:

Las empresas de asesoría que habrían ayudado al ingeniero Gutiérrez en este segundo sistema de ocultamiento de pagos, y cuyos nombres aparecen en las facturas de la testigo en este caso, son las siguientes: Consultora Futura S.A., de Rafael Gonzalo Hidalgo Pérez (55); Corporación Pro E.I.R.L., de Bernardo Furman Wolf (51); y Cisneros y Sierralta Asociados S.C.R.L., de Luis Sierralta Piñeiro (47) y Eduardo Cisneros Pinto (46). Todos ellos, hasta ahora, han evitado responder las preguntas formuladas por este Diario.

“Como en algunos casos, César [Gutiérrez] no quería que yo facturara ni cobrara directamente a las empresas que asesoraba, él utilizaba a otras personas jurídicas para que lo hicieran. Entonces, estas facturaban y cobraban [a entidades que hasta ahora se desconocen]. Luego yo, a su vez, les facturaba a ellos, en muchos casos por conceptos que no eran ciertos, como por ejemplo “edición de publicaciones” u otros. Después yo recibía el dinero y se lo entregaba a César [Gutiérrez]”, dijo Silva. Esta nueva revelación es investigada al detalle y ya se encuentra en poder de las autoridades fiscales del caso.

De acuerdo con el testimonio de la ex pareja de Gutiérrez y en base a los documentos a los que se tuvo acceso, los representantes de las tres empresas arriba citadas tienen mucho que explicar ante las autoridades judiciales del proceso. Para muestra un botón. Consultora Futura S.A., que tiene como gerente general y presidente a Hidalgo Pérez, le pagó importantes sumas de dinero a Silva por el concepto de “edición de publicaciones”, mientras que Corporación Pro, de Furman, hizo lo propio por la realización de “suplementos sobre gas natural y electricidad”. Por su parte, Cisneros y Sierralta pagó sumas que hasta ahora no se determina por qué conceptos, pero que en uno de los casos fue por la realización del “análisis de producción de los lotes 106 y 107 de Petrolífera”. Ante este panorama la pregunta cae sola: ¿De dónde viene, en realidad, ese dinero y por qué terminó en manos de la ex pareja de Gutiérrez entre el 2007 y el 2009, lapso en el cual este último estaba impedido de recibirlo por haber sido el mandamás de Petro-Perú?

Varios datos nos llamaron la atención aquí:

1. Entre los clientes de Utilities Perú, la consultora de la cual Gutierrez es socio, aparecen tanto Consultora Futura como Corporación Pro.

2. De todos los personajes indicados, el único que habla es Bernardo Furman:

Dijo que Corporación Pro, donde labora Víctor Urquiaga, solo hizo dos trabajos con César Gutiérrez y con Marta Silva. Señaló que por estos trabajos, referidos a temas energéticos, le pagaron a Silva a través de facturas y también a Gutiérrez por recibo de honorarios. No dijo el nombre de la empresa que hizo los pagos, por confidencialidad.

Correo indica que Furman ha señalado que los pagos tendrían que ver con un evento y una publicación realizados por Silva en junio pasado. Este publicista fue mencionado por Agencia Perú como una de las personas que manejó la imagen de Alberto Fujimori.

3. El nombre más conocido entre los sindicados por la investigación de El Comercio es Rafael Hidalgo. Lo pueden ver todas las mañanas en RPP, junto a Raúl Vargas, en el Informativo Económico Financiero. También ha sido comentarista económico en Caretas. Hace varios años, Caretas lo ampayó junto a la facción Schutz en plena disputa de Panamericana, cuando dicho grupo presionaba al gobierno para manener la administración del canal. Ya en ese tiempo se habló de vinculaciones entre periodismo y lobbies a varias empresas. También participó en el polémico viaje de varios periodistas a Tailandia organizado por la empresa Suez Energy.

Lo cierto es que durante muchos años se ha hablado a media voz de la poca diferenciación que algunos personajes hacen entre periodismo, manejo de imagen y lobbies, que termina generando desconfianza en un público cada vez más exigente y en un contexto de cierta bonanza económica y poca regulación sobre la gestión de intereses. Gustavo Gorriti comentó sobre el tema hace algunos años:

Y cuando Aldo Mariátegui mencionó las “logias” que se protegen entre sí, pensé por un momento que se iba a referir a La Cofradía, ese grupo, al que asiste, de lobiístas, relacionistas públicos de grandes empresas, manejadores de imagen, sachaperiodistas extorsionadores y algunos periodistas, que se juntan en alegre promiscuidad, y entre chistes, chismes, peleíllas y acuerdetes, cartelizan clientes, cotos y protecciones. Nada peor que ese tipo de mezcolanza enferma le ha sucedido al periodismo desde que Montesinos salió de Las Palmas. Y entonces, si hablamos de “fustán caviar”, ¿hablaremos del estratégicamente situado hilo dental cofrade?

Sin colocarle nombre, pero a raíz de la denuncia de El Comercio, Augusto Álvarez Rodrich apuntaba certeramente:

Al margen de la explicación que ofrecerán los denunciados en este caso, lo cierto es que esta manera sucia de proceder es pan de cada día en el Perú y enloda la decencia indispensable de cualquier actividad. Es un problema profundo del ‘gato por liebre’ donde algunas personas dicen que son lo que en realidad no son, y cobran por lo que hacen cuando esto es algo muy diferente de lo que se supone o todos creen que debe hacer.

Por ejemplo, el periodista o comentarista que cobra por lo bajo y/o a través de terceros a algunas empresas para hacerles publicidad encubierta (mucho más efectiva que la regular). O el abogado que se presente como ‘independiente’ al opinar de un tema en el que ha sido contratado por una de las partes para fortalecer su posición ante la opinión pública.

O el consultor empresarial que opina como si le preocupara ‘el interés de la sociedad’ cuando este no es otro que el de la sociedad comercial que lo contrató. O el ministro que decide pensando en el cliente que lo va a contratar cuando deje el cargo.

O el congresista que se vendió a una causa desde el momento en que postuló. O el amigo presidencial que funge de asesor pero actúa como tramitador de directorios empresariales. O el intelectual que escribe con mucha pompa cuando solo está promoviendo los proyectos de los que le pagaron por eso.

Varias cosas que pensar y que aclarar, a la luz de lo antes visto.

MAS SOBRE EL TEMA:

Lean los descargos de Ricardo Vásquez Kunze sobre su relación con Utilities Perú

6 Respuestas a “PETROAUDIOS, COFRADIAS Y ETICA PERIODISTICA”
  1. Ricardo Vásquez Kunze dice:

    From: ricardovasquezkunze@hotmail.com
    To: gpc_energia@hotmail.com
    CC: fdubois@peru21.com; mcf@castillofreyre.com
    Subject: Utilities
    Date: Thu, 15 Oct 2009 21:17:09 +0000

    Estimado César, primero que nada saludarte deseando que el mal momento que pasas se solucione en armonía con las leyes y la justicia.

    El motivo de mi mail es una nota aparecida hoy en Perú 21 sobre las asesorías de Utilities. Dice la nota:

    “La relación que he tenido con esas empresas data de hace 23 años, y pueden ir y averiguar. Utilities Perú es un portal de Internet, no es una empresa, y los consultores que están allí son los que han desarrollado asesorías (cuando yo estaba en Petroperú). En mi caso, tengo recibos expedidos a esas empresas, pero ninguno cuando ejercía el cargo, ni cuando tenía el veto, que venció el 5 de octubre”, manifestó Gutiérrez.

    Como tú bien sabes, colaboro con tu portal de internet a tu solicitud desde que dejé de escribir en Correo, en el 2008. Mi colaboración siempre ha consistido en columnas de opinión que, cuando no tenía medio impreso que me las publicara, yo enviaba a todos mis contactos, entre los cuales estabas tú. Por supuesto que te agradezco tu gentileza. Me solicitaste una foto, un resumé y yo te pedí que pusieras un link a mi página web y a la del Estudio donde trabajo. Lo que se hizo.

    Cuando empecé a colaborar con Perú 21, te comuniqué mi intención de seguir colaborando con tu portal con los mismos artículos que publicaba en Perú 21, a condición de que consignaras la fuente, dado que este diario, a diferencia de Correo, sí le paga a sus columnistas, lo que aceptaste.

    Sin embargo, viendo el portal de Utilities, alguien mal informado podría caer a confusión, en la medida de que se consigna allí el rubro “Nuestro equipo”, donde salgo yo y otros personajes más.

    Tal vez hubiera sido mejor consignar “Nuestro equipo de colaboradores periodísticos” o “Nuestro equipo de opinión”, pues daría la impresión de que el “Equipo” se refiere a los “consultores” que consigna la nota de Perú 21, lo que en mi caso es totalmente falso. Como tú mejor que nadie sabes, no tengo la menor relación con ninguna asesoría profesional o comercial y nisiquiera una relación personal con Utilities ni he recibido ningún cliente que haya venido por esa vía. Es más, no conozco nada sobre el tema de hidrocarburos.

    Sé que los problemas judiciales que te aquejan no te deben dejar mucho tiempo, pero en honor a la verdad te rogaría hacer la aclaración correspondiente y te sugiero modificar el portal para que a ningún malintencionado se le ocurra lo que no es.

    Por mi parte, te seguiré enviando mis artículos así como se los seguiré enviando a todos mis contactos pues no veo nada malo en que mis ideas se difundan lo mayor posible, siempre consignando la fuente, por ser lo recto, salvo que el diario donde escribo no lo considere conveniente.

    Espero que en este asunto que te atañe directamente, brille la justicia lo más pronto posible.

    Cordiales saludos,

    R

  2. Jose Alejandro Godoy dice:

    Señor Vásquez Kunze: Gracias por dejar esta oportuna aclaración. La hacemos pública y colgamos el link correspondiente sobre los descargos vertidos. Mil gracias.

  3. enrinando dice:

    no te acuerdas todo el escandalo que hidalgo le hizo a varillas en rpp, x los de los petroaudios y el esta tan manchado como gutierrez, las mentiras tienen patas cortas

  4. Vixel Xien dice:

    Solamente los bloggers salvaran al Peru.

  5. Rafael Aucurio dice:

    Que facilidad que tienen algunos acuciosos periodistas de investigación para solazarse con las ramas de un tema que bien puede ser watergate de apg… vean el fondo, los líos de faldas son para magaly.

  6. Pedro Villena dice:

    Esto es algo que TODOS se olvidan o se les esta pasando………
    Cuanto recibio Petrobras bajo la mesa para no seguir e insistir con los 5 lotes petroleros Offshore, y dejar solito en el caminos para que Discover Petroleum gane la licitacion.
    Esto esta igual que la foto ilustrativa arriba publicada, al igual que el caso “Watergate”…….. la consigna siempre era “just follow the money, and who did it go to” (solamente sigue el dinero, y a donde va).
    Este caso es muy similar al mencionado anteriormente, ahora Gutierrez tambièn tiene que explicar a cuantas Cìas Petroleras y de Gas (Petrolifera, Petrobras, Pluspetrol, etc, etc).
    Por otro lado, con un poco mas de investigaciòn nos podemos dar cuenta que Gutierrez vendia al Perù a Cìas Petroleras sin calificaciones tècnicas y sin credibilidad tales como Discover Petroleum (2 años de experiencia), Upland Oil and Gas LLC (sin experiencia en extracciòn de gas); esta Cìa Americana ni siquiera tiene registro en USA y no paga impuestos; y que actualmente esta explorando en unos lotes en la costa. Estas son solamente algunas de las empresas petroleras y de gas que César Gutierrez aprobò durante su permamencia en Petroperù, sin contar otros favores a sus amigos. Lo que hace Gutierrez es tratar de disuadir a la opiniòn pùblica diciendo que este es un “lìo sentimental y/o problema de desequilibrio emocional”………… esta estrategia legal nadie se la va a creer, por lo pronto muchos Peruanos saben que el mismo estudio de abogados es usado por casi todas las empresas petroleras y de gas envueltas en este escandalo de corrupciòn.

Deja una Respuesta

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.