La tarde de ayer, el escándalo de los Petroaudios dio un giro verdaderamente inesperado. La Fiscal de la Nación anunció la captura de 6 personas pertenecientes a una red de chuponeo, la cual, presuntamente, es la que estaría detrás de las interceptaciones telefónicas que culminaron en el Petrogate, ya por todos conocido.

Los detenidos están vinculados a la empresa Bussiness Track SAC, una empresa dedicada a servicios de seguridad en comunicaciones. Entre sus clientes están otras empresas de seguridad, gremios empresariales, estudios de abogados, municipalidades, empresas de diverso rubro e incluso Petroperú.  De los detenidos, 5 están vinculados a la Marina de Guerra del Perú e incluso 2 son oficiales en actividad. La Marina ha dicho que dará todas las facilidades del caso para las investigaciones, pero habrá que ver si la misma se dará, sobre todo, luego de lo que leeremos a continuación.

El nombre que más llama la atención es el de Elías Manuel Ponce Feijóo. Este contralmirante en retiro era el gerente de la empresa, pero, además, tiene un proceso pendiente por la desaparición del estudiante Martín Roca Casas, en 1993. El caso Roca fue uno de los investigados por Ricardo Uceda para su libro Muerte en el Pentagonito y estuvo entre los casos presentados a Chile para la extradición de Alberto Fujimori. Dato a considerar: el soplón destinado a indicar quienes eran los detenidos de la Universidad Nacional del Callao era Miguel Chito Ríos, vinculado a Agustín Mantilla y a un comando paramilitar que operó en el primer gobierno del APRA.

Fernando Rospigliosi, que ha sido jefe del Consejo Nacional de Inteligencia, da en Espacio Compartido otros detalles importantes sobre Ponce Feijoó:

El asunto es que Ponce Feijoo es el brazo derecho del vicealmirante (r) Luis Giampietri, primer vicepresidente de la República y congresista del Apra. Desde el inicio del actual gobierno, el almirante Giampietri gestionó la designación de Ponce Feijoo como jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), cargo que ocupa el coronel (r) del Ejército Héctor Bertrán, un antiguo edecán del presidente Alan García en su primer gobierno. García siempre resistió los intentos de Giampetri, en el entendido que eso le daría mucho poder a su vice.

Entonces Giampietri empezó a distribuir informes de inteligencia entre los altos cargos del Gobierno, en una especie de competencia informal con la DINI. Se sospechaba que esos informes se los proporcionaba su asesor Ponce Feijoo y el Servicio de Inteligencia de la Marina de Guerra, que mantenía una relación privilegiada con Giampietri. Este, en una demostración de poder, hizo nombrar al almirante Eduardo Dancourt como comandante general de la Marina. Dancourt es, como Giampietri, un FOES (Fuerza de Operaciones Especiales). Nunca antes en la historia de la Marina un FOES había sido comandante general.

De hecho, hay algunos antecedentes sobre la cercanía de Giampietri con este personaje y, en general, sobre inteligencia de la Marina que valdría la pena analizar:

1. En junio de 2007, Edmundo Cruz publicó una investigación sobre un inverosimil complot para atentar contra el Presidente de la República. Marco Sifuentes resumió:

Al parecer, la inverosímil “alerta” fue dada por dos ejecutivos de la empresa privada Forza, quienes -según la investigación- habrían sido recibidos por el jefe del Estado Mayor del CCFFAA, el vicealmirante José Aste Daffós, un marino. Los dos ejecutivos de Forza eran marinos en retiro. ¿Y quién había gestionado la reunión? Otro marino: Giampietri.

En efecto, Forza está vinculada a personal en retiro de la Marina y Aste Daffós, hasta hace pocos días, fue jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

2. En octubre del 2008, luego de que reventara el escándalo de los petroaudios, Angel Paez investigó al Grupo Odessa, una unidad de espionaje telefónico en la que participaron miembros en actividad y en retiro de las Fuerzas Armadas y de la Polícía Nacional, entre ellos, el ex jefe de inteligencia del Ministerio del Interior, Jorge Cárdenas. En dicho informe se menciona:

La primera vez que se encontraron el primer vicepresidente Luis Giampietri con el general Jorge Cárdenas, el ex marino le dijo: ‘Usted me estuvo chuponeando durante las elecciones, me lo ha dicho la inteligencia naval’. Cárdenas respondió: ‘No, señor vicepresidente, nosotros no lo espiamos a usted sino al crimen organizado’. Giampietri desconfiaba de Cárdenas. Los de la Marina lo conocían. El principal asesor de Giampietri, el vicealmirante en retiro Elías Ponce Feijóo, trabajó en inteligencia naval y en la Dircote y de allí conocía a Cárdenas“.

Y, de hecho, otro informe de Angel Paez vincula directamente a Ponce Feijóo con el espionaje telefónico.

3. Jacqueline Fowks informa en su blog que, a solo dos meses de iniciado el gobierno de AGP, Ponce Feijoó fue ascendido administrativamente a Contralmirante, a pesar de haber pasado a retiro por renovación en el 2001.

4. El tráfico de informes de inteligencia, hecho por otra empresa de seguridad vinculada a oficiales de la Marina.

Giampietri ha salido a responder de modo furibundo y hasta ha amenazado a Rospigliosi con querellarlo por difamación. Pero, además de tomar su agua de boldo para tranquilizarse, el Primer Vicepresidente debería estar dispuesto a aclarar todos estos aspectos expuestos, tanto por su bien como para esclarecer todo este asunto.

La verdad, esta captura ha caido en un momento crucial. Como sabemos, la Comisión del Congreso que investigó los petroaudios se ha dividido en torno a las responsabilidades penales y constitucionales en torno al Petrogate. Carlos Raffo ha sido el mayor protagonista de un giro de tuerca que intenta dejar sin responsabilidades a Jorge del Castillo, Hernán Garrido Lecca y Carlos Vallejos. Los dos primeros, los dos ex ministros más involucrados en el escándalo.

Lo cierto es que las capturas han venido acompañadas de incautaciones de equipos y, por supuesto, en cualquier momento vendrá material nuevo que complemente lo ya investigado y que nos de mayores pistas sobre todos los casos metidos en esta bandeja. Como bien lo dijo hace unos meses Gustavo Gorriti:

La investigación de El Comercio –a cargo de Pablo O’Brien– sobre la relación de grupos mexicanos (banco Azteca y Cemex fundamentalmente) con altos funcionarios de este gobierno, empezó desde septiembre u octubre de 2007. Esos casos llevaron a los de hospitales y el de los petroaudios.

Es decir, aun existe mucha tela por cortar. Esto, es solo el inicio, pero solo si que el Poder Judicial y el Ministerio Público se deciden a investigar en serio. Y sobre ello, la prensa y la ciudadanía deberán estar alertas.

La ranchera recién comienza.

ACTUALIZACION (11:15 AM):

La República y El Comercio señalan en sus ediciones de hoy que fue un ex trabajador de Business Track quien contó al Ministerio Público las actividades ilegales de esta empresa. Este colaborador eficaz dio la información luego que los funcionarios de esta compañía se negaran a pagarle sueldos atrasados.

Entre la información entregada por este colaborador eficaz se señala que fueron 6 teléfonos los interceptados, siendo el más importante el de Rómulo León Alegría, grabándose sus conversaciones con Alberto Quimper, Fortunato Canaán, Abel Salinas (hijo) y otras personas, todas vinculadas a los negocios de petróleo y hospitales. El informante entregó una memoria USB con 2 audios y 12 transcripciones. Los seis detenidos cumplían diferentes funciones dentro de un esquema de interceptación telefónica.

Lo curioso es que, esta mañana, el abogado de Rómulo León Alegría, Eduardo Roy Gates, manifestó que su patrocinado fue quien reveló la red de chuponeo. ¿Como sabía RLA quienes eran sus chuponeadores? Otra pregunta que viene quedando suelta en este asunto.

La República también señala que el técnico José Casasola Margarito, quien labora en Inteligencia de la Marina era visitante habitual de Business Track. Casasola también era continuo visitante de Roberto Barba Daza, otro ex oficial de Marina que era el vínculo entre Inteligencia Naval y otras empresas privadas de seguridad.

Otro dato que llama la atención es la participación de la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional en el operativo de seguimiento y captura de los chuponeadores. Fuentes policiales han mencionado que se debió a la confianza que se tiene en esta división, mientras que Fernando Rospigliosi señala que esta intervención se debería al hecho de que su jefe es bastante cercano al Presidente de la República.

Como vemos, esto recién empieza.

MAS SOBRE EL TEMA:

Alan García: Los chuponeadores son “conspiradores contra la democracia”

Daniel Abugattas y Carlos Raffo: Captura de chuponeadores es una extraña coincidencia

El Comercio: Dos de los detenidos trabajan en contrainteligencia naval

Ántero Florez - Araoz: Marinos en actividad detenidos serán expulsados

Carlos Basombrío: ¿No era acaso previsible?

César Hildebrandt: Hay que subirse a los postes

Pospost: Business Track era proveedora del Congreso y de otras entidades del Estado

10 Respuestas a “PETROGATE: EL CHUPONEO Y EL OCULTAMIENTO”
  1. Fer dice:

    Sólo para complementar tu análisis:
    Business track era proveedora de la Contraloría Congreso de Perú. Ver más en
    http://pospost.blogspot.com/2009/01/business-track-era-proveedora-de.html

  2. hombre de acero dice:

    A todas luces es otra cortina de humo, que casualidad, se producen las capturas cuando la comision de investigacion en el parlamento debe presentar su informe. Acordarse que cuando, la convulsion social se incrementa, la policia, la fiscalia captura “terroristas”, los presenta a la prensa incluso. Asi sucedio asi con los peruanos que regresaban de colombia, detenitos en Aguas Verdes, dijeron que eran “boliviarianos” “chavistas” que “regresaban para boicotear las cumbres” al poco tiempo por falta de pruebas tuvieron que soltar a la mayoria de ellos para finalmente despues de casi un año liberar a Roque (ex mrta que cumplio condena) y que ahora demanda al estado, por semejante atropello.
    En este caso de los marinos arrestados, es otro sicosocial. No olvidar que en tiempos del fujimorismo, “detuvieron” “procesaron”, “condenaron” a los “inocentes” colinas para luego indultarlos. No olvidar que Fujimori y Montesinos fueron hechuras de los apristas. Para estas maldades cuentan o controlan al poder judicial y ministerio publico. Como podemos comernos este sapo si estos marinos detenidos son gente muy importante ligada al poder (al vicepresidente, cochera y complice de Alan en lo del Fronton), con seguridad, pasara el tiempo seguiran con su empresa y en el mismo rubro con los equipos robados al estado, como muchos otros militares y funcionarios publicos hacer empresasas privadas.

  3. peruviano dice:

    Saben si han hecho público el dictamen por el cual no acusan a los ex ministros? creo que la ciudadania merece una explicación despues de todo.
    Otra cosa, los que estan en actividad son 2 Sub Oficiales (OM), los oficiales si estan en retiro.

  4. Politiquero dice:

    Cortina de humo, sin duda. En politica no existen las coincidencias. Es obvio que distraer la atencion en el chuponeo es más conveniente que centralizarla en una comision investigadora y su informe. Desviamos la atencion con la complicidad inconsciente de la prensa tonta. Siempre los periodistas han sido tontos útiles de los gobiernos, sólo que todavia no se enteran.

  5. doc dice:

    asuu! que sabanón!

  6. Pedro Armando Rosario Ubarnes dice:

    Estimado José Alejandro:
    De todos los blogs con más fama -fama de no sé qué, pero fama a las finales- el tuyo era el que más seguia hasta hace un tiempo donde ya me aburriste dado tu linea evidentemente alineada al gobierno.
    Que “García baila ridiculo” o que “la casa de garcia puesta en venta al ministro Chang” o cosa parecida.
    ¿Son esas denuncias en serio?
    Lo del baile, ni hablar. Lo de la casa era tan ridiculo que hasta Rosa Maria Palacios -la respetable y horolable dama que trabajó para Hurtado Miller- lo publicó. Yo, honestamente, no había entendido qué rollo había allí. Hasta que César Hildebrandt dijo algo:
    “Yo no sé si esta casa la vendfieron en 130 mil dólares como dicen o hubo más dinero…”. En ese mometo pensé que me había equivocado y pensé que, efectivamente, era una gran denuncia. Pero para conocer un poco más al respecto consulté con amigos; un contador y un corredor de inmuebles. Los dos me aseguraron que el tema ese es de lo más común: casi todos cuando venden sus inmuebles a, por poner una cifra, 50 mil dólares, ponen que lo vendieron a 20 mil para pagar menos alkabala (disculpa que no sé bien como se escribe eso) y que la denuncia NUNCA iba poder ser provada y que por ello ERA UN CHISTE. Consulté con otras personas que conocen del tema y me ratificaron lo dicho. Allí comprední porque lo habias hecho público: porque sabias que no era nada de riesgo ni nada importante y que querias que diera la impresion de que estabas en contra del gobierno.
    En fin. Te cometaria más cosas pero no quiero seguir perdiendo mi tiempo.

  7. Pedro Armando Rosario Ubarnes dice:

    Perdon José Alejandro, olvidé algo: haber si sorprendes a tus lectores con una VERDADERA denuncia:
    http://bloghildebrandt.blogspot.com/2009/01/irregularidades-en-licitacin-pblica-la.html
    Apostaria no sé qué, pero apostaria algo a que no lo sacas porque golpearios a tus amigos de la prensa.

  8. Chuponeos, reformas y demás : Una Bitácora de Jomra dice:

    […] «Petrogate: El chuponeo y el ocultamiento» de José Alejandro Godoy en Desde el Tercer Piso; […]

  9. Desde el Tercer Piso » EL VIRUS DEL CHUPON dice:

    […] programa de Rosa María Palacios en Capital FM. Y si hay algo en lo que ella ha insistido desde que se descubrieron a los chuponeadores - no solo desde el sentido común, sino desde el punto de vista de quien ha sido chuponeado alguna […]

  10. Pedro Armando Rosario Ubarnes dice:

    Hola Jose Alejandro, esta vez quiero rectificarme, en efecto concuerdo con tu articulo y tu punto de vista. Espero una pronta respuesta de tu parte. Hago un mea culpa mi ignorancia manifestada en mis anteriores comentarios. Saludos.

Deja una Respuesta

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.