Alvaro Portales es quizás el caricaturista más controversial de los últimos años. Poseedor de un sentido del humor bastante corrosivo, sus dibujos son de los más esperados cada viernes en El Otorongo, el suplemento humorístico de Perú.21.

Sin embargo, en la edición de hoy de este espacio, no ha aparecido El Portal de Álvaro. ¿Los motivos? Los explica el propio dibujante en su blog:

ESTE PORTAL NO SALIO PUBLICADO EN LA EDICION Nº146 DE “EL OTORONGO” POR CONTENER, PARA EL DIRECTOR Y LA EDITORA DEL DIARIO, IMAGENES “GROTESCAS” “OFENSIVAS” Y CARGADAS DE “HUMOR NEGRO”, NO APTO PARA LOS LECTORES DEL SUPLEMENTO.

Y estas son las imagenes censuradas. Si uno las ve, francamente, no entiende porque Fritz Du Bois y Claudia Izaguirre no dejaron no dejó que salieran impresas.

Una censura por la que, por respeto a su público, el director y la editora de Perú.21 deberían pedir una disculpa. Como dicen por el Utero, el caricaturista es también un columnista y sus opiniones merecen respeto, al igual que quienes leemos el diario. Mi solidaridad con Álvaro Portales.

ACTUALIZACION (04:05 PM):

Henry Spencer llamó a la editora de Perú.21, Claudia Izaguirre. Fue bastante clara. Ella estuvo en contra de retirar los dibujos de Portales, la decisión final fue tomada por Fritz Du Bois. Ya saben entonces quien es el responsable. Escuchemos ahora la conversación que tuvo Spencer con Claudia Izaguirre y el intento de conversación con el ausente Du Bois:

16 Respuestas a “ALVARO PORTALES CENSURADO EN EL OTORONGO”
  1. jun dice:

    oe lloron, las disculpas se ofrecen, no se piden

  2. “El Otorongo” sin El portal de Álvaro — laslo rojas dice:

    […] Álvaro Portales censurado en El Otorongo. Tags: Álvaro Portales, caricaturas, censura, El Otorongo, El portal de Álvaro, Peru 21 Algo en […]

  3. paul newman dice:

    Desde que renunciaron a AAR de la dirección de Peru21 no he vuelto a comprar ese diario, pues lo considero mi mínima e insignificante posición frente a la censura de los besamanos de los Miro Quesada. A veces me pregunto, por qué ir con rodeos y no van de frente a besarle el poto a Alan García? Este tipo de censura es de lo peor que puede existir, pues no es la imposición autoritaria del dictador, o la amenaza notoria del gobernante, nada. Es la autocensura propia de una corporación periodística que piensa definitivamente como empresa y no como un grupo periodístico, que está en arrumacos bravos con el poder de turno. Mi apoyo -si es que se puede decir así- a Portales, de quien siempre celebré sus imágenes “grotescas” “ofensivas” o como se diga, pero que dibujaban fielmente a nuestra querida sociedad.

  4. Jorge Ágreda dice:

    Una raya más ¿al otorongo?

    Y los caricaturistas a veces dicen más que una columna. Por ejemplo, Heduardo o Carlín en sus columnas diarias abordan temas de mejor manera que muchos columnistas.

    Off Topic: Ah, por cierto, Jun, la ignorancia tiene patas cortas. Mira lo que dice la RAE sobre “ofrecer disculpas” o “pedir disculpas”.

    Algunos puristas han censurado el uso de la fórmula pedir disculpas cuando una persona desea pedir perdón por haber cometido una falta, señalando que lo correcto sería decir ofrecer o presentar disculpas. El siguiente texto, puesto en boca de un personaje en la novela Octubre, octubre, de José Luis Sampedro, ilustra muy gráficamente esta censura: «Le ruego acepte mis disculpas. Ahora se usa ‘pedir disculpas’ en vez de presentarlas; ¡estamos destrozando la lengua de nuestros mayores!» . No obstante, no hay razones para tal censura.

    Para dilucidar correctamente esta cuestión, hay que tener en cuenta, por una parte, el significado del término disculpa y, por otra, las distintas acepciones del verbo disculpar.

    La última edición del DRAE (2001) ofrece una única acepción para el sustantivo disculpa: ‘Razón que se da o causa que se alega para excusar o purgar una culpa’. Nada hay en esta definición que obligue a considerar que solo el ofensor es quien debe ofrecer al ofendido razones o causas que excusen o justifiquen su comportamiento ofensivo. Podría ser una tercera persona, por ejemplo, la que alegara motivos o razones para justificar o excusar a otro, como ocurre en este ejemplo: Por su carácter bondadoso reacciona buscando siempre una disculpa si se trata de personas responsables.

    Por otra parte, hay que tener en cuenta que la voz disculpa puede interpretarse también como nombre de acción, es decir, como sustantivo que denota la acción designada por el verbo disculpar. El verbo disculpar tiene registradas en el DRAE (2001) las siguientes acepciones:

    1. Transitiva: Dar razones o pruebas que descarguen de una culpa o delito. El complemento directo puede ser tanto la falta cometida (El director del festival disculpó la inasistencia del premiado alegando motivos de salud) como la persona que la ha cometido, caso en que la falta se expresa mediante un complemento normalmente precedido de la preposición por (El director del festival disculpó al premiado por su inasistencia, alegando motivos de salud). En esta acepción el verbo se construye muy frecuentemente con complemento directo reflexivo: En cuanto llegó, se disculpó por su retraso, motivado, según dijo, por problemas de tráfico. Aquí, el verbo disculpar sería sinónimo de justificar.

    2. Transitiva: No tomar en cuenta o perdonar las faltas y omisiones que otro comete. En este caso, se usa frecuentemente en oraciones imperativas y el complemento directo puede ser, igualmente, tanto la falta como la persona que la comete: Disculpen que me vaya, pero tengo una reunión urgente. Discúlpenme, pero tengo que marcharme. Aquí, el verbo disculpar sería sinónimo de perdonar.

    3. Pronominal: Pedir indulgencia por lo que ha causado o puede causar daño. Ejemplo: Se disculpó por su grosería del día anterior. Aquí, el verbo disculpar sería sinónimo de pedir perdón.

    Teniendo en cuenta estas consideraciones, han de admitirse como válidas las fórmulas ofrecer (o presentar, dar u otros verbos similares) disculpas y pedir disculpas, siendo el sujeto de ambas acciones el que ha cometido una ofensa:

    -El que ofrece disculpas desea que le sea aceptado el hecho de disculparse (acepciones 1 y 3).

    -El que pide disculpas solicita que otro no le tome en cuenta o le perdone una falta u omisión cometida (acepción 2).

    Por ello, la locución pedir disculpas viene a ser sinónima, toda ella, de disculparse o pedir indulgencia, y así se recoge ya en la última edición del DRAE, s. v. disculpa.

    Reciba un cordial saludo.
    ========
    Departamento de «Español al día»
    RAE

  5. Jorge Ágreda dice:

    http://www.larepublica.pe/node/2900

    Según la última encuesta de la de Lima (bueno, también hay que ver la fuente), García está en el 39% de popularidad.

    A más silencio de la prensa, más bullicio de Alan, más atención de la gente, más popularidad.

    Así somos, así siempre seremos.

  6. jorge ureta dice:

    A mi no me agrada la censura…pero ante un acto como este, solo me queda quebrar mi gusto y pedir que censuren a Perú 21—

  7. Patricia dice:

    A mi no me gusta esta caricatura que no fue publicada. Y de verdad que otras que fueron publicadas tampoco me gustaron. ¿Por qué no preguntarle también al Director o a la Editora antes de emitir un juicio de valor sobre si hubo censura o no? ¿Por qué evaluar una decisión aislada y no una en todo su conjunto? ¿Que pasa si deciden no sacar la chica.21, también será censura? Recuerden que Perú21 apunta a la clase media, media baja, y eso vende no?

  8. miguel dice:

    De veras esperabas mas del “liberal” Fritz? El sr. es un ultra-conservador, que combina muy bien sus ideas con sus intereses economicos. Solamente va a defender las “libertades” de las empresa que patrocina, representa, integra o defiende en sus nada solapas lobbies.
    Claro, no se va a meter con Heduardo, pq le gusta ser solapa –por Alvaro Portales no va a haber comunicado de notables. Ojala el Maestro le de una mano al Joven Jedi.

  9. Jose Torero dice:

    Esta de moda esto del la censura, ta won porque pes, no no no, asi esta jodido, proximo concurso en el ICPNA de los pitucos de miraflores, sobre Imagenes de satiras y humor negro del gobierno, pero el que deses participar tiene que ser cobrizo, si no, que no joda, colaboro con esta imagen.
    http://www.loscomechados.com/2008/12/el-nuevo-gabinete-cobrizo-del-per-y-mas_12.html

  10. Alfredo P. dice:

    Buena decisión, esa caricatura es una muestra de “terrorismo gráfico” de lo más desagradable.

    Alan García será todo lo criticable como presidente, pero compararlo con Hitler es un exceso.

    En los 70s y comienzos de los 80s, Juan Acevedo -el autor del aburridísimo y zurdísimo Cuy- propalaba en la revista Marka unas caricaturas horrendas en donde se ponían como monstruos a personajes de lo más inocentes de la política peruana como Belaúnde y Bedoya.

  11. vendetta dice:

    bueno ya sabemos a quienes protegen… qué curiosos somos en la interpretación de la libertad de expresión: un presidente puede despcharse a sus anchas calificando a todo el mundo pero el periodista no puede (con animus jocandi) expresar sus ideas a través de una caricatura…

  12. Los dibujos de Álvaro Portales…¿cuál es el roche? « El-Observa-Todo dice:

    […] consideró que eran “grotescas, ofensivas y cargadas de humor negro” (Ojo, ya ha quedado desmentido que la editora Claudia Yzaguirre haya participado en la decisión). Y bueno, muchos gritaron a viva voz […]

  13. Nayus dice:

    Ciertamente los sesgos de lo que se denigra y lo que se ensalza siempre estaran, pero aparte de eso que seguramente si fue un exceso, el estilo de las caricaturas es interesante, como el concurso canalla jejeje

  14. Alex dice:

    Solo por curiosidad, independiente del mensaje o contenido de las caricaturas, si el director del medio no aprueba un artículo a un periodista o una caricatura a un dibujante ¿a violado algún derecho?, es decir, ¿si el director o un comite editorial tiene el derecho de filtrar seria exactamente Censura?, en todo caso ¿cómo son las reglas con que se contrata en un medio?
    Creo que el artista/periodista siente que fue censurado (u ofendido), a pesar de que el director está en su derecho de filtrar, pues entonces la persona deberia ser consecuente y renunciar a ese medio.
    Por otro lado, si cuando lo contrataron le dieron esa “carta libre” al dibujante, entonces se habría violado un derecho contractual y debería iniciar las acciones legales para demandar al medio. Así es como funciona la cosa en una sociedad que quiere ser respetuosa con los derechos de todos.
    ¿De qué estamos hablando entonces?
    Más bien para mi Censura es cuando hay persecusión, no a la difusión de obra/ideas en un medio específico sino hacia al autor en todos los medios, es decir, se le impide y reprime todos los canales para que pueda difundir su obra, como sucede en los regímenes totalitarios.
    En este caso el dibujante tiene su blog donde puede difundir las caricaturas que le rechazaron en otros medios, independiente del motivo del rechazo y hasta puede patalear sus discrepancias y victimizarse.
    No parece ser que se haya violado sus libertades.

  15. jherson dice:

    La verdad me llamaban mucho la atencion todo los viernes al comprar el diario Perú21, pero desde que fue censurado Älvaro Portales, bueno ha bajado la parte interesante del humor, eso es mi opinión….T_T

  16. rebeca dice:

    Me solidarizo, en el pais la verdad o mejor dicho la realidad casi siempre duele, es que por mas negro que pareciera el humor es solo espejo del pais. No hay que admirarse tanto el humor politico y agudo casi siempre este a estado sesgado por los dueños de los medios y sus intereses.
    Me gusta tu tecnica, es fuerte e impactante.

Deja una Respuesta

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.