Archivo de 23 Noviembre 2008

Lejos del triunfalismo exhultante de Alan García, la Declaración de Lima con la que ha culminado la cumbre de APEC celebrada en Lima se ha centrado en el grave problema que todos conocemos: la crisis económica internacional. Para la misma, tal como ya se venía vislumbrando desde las jornadas anteriores, la receta dictada desde un foro que tiene como principal centro el comercio internacional es justamente seguir liberalizando y no proteger las economías

Digamos, una declaración de este tipo, creyendo quien escribe en el mercado - no a ultranza -, parece ser la repetición del catecismo de paporreta, antes que un acto de fe meditado, constrastado con la realidad y verificado no solo con los discursos optimistas de AGP, que tanto recordaban al positivismo, no al de Comte, sino al de Belmont.

Por ello, caben hacerse dos preguntas.

La primera, tiene que ver con cuál es el sentido de la economía. Los dogmas acerca del mercado me recuerdan mucho a los que, hace apenas 30 años, se tenía desde la Unión Soviética en torno al rol del Estado como ente planificador de la vida, obra y milagros de cada poblador. Ambos, como sabemos, son igualmente nocivos porque, por un lado, recortan la libertad de actuación, y, del otro, olvidan que el centro de la economía - que, no olvidemos, es una ciencia social - es el ser humano.  Y el énfasis puesto en los instrumentos es el que nos ha alejado del fin de la economía: administrar la escasez de recursos.

La segunda tiene que ver con las medidas que el país viene haciendo para que los efectos del libre mercado puedan llegar a todos. Hace buen tiempo que no se habla de un TLC hacía adentro, que implica la elevación de la competitividad del país y el establecimiento de compensaciones para los sectores que van a perder con estos tratados y requieren de un tiempo necesario para su reconversión económica. De ello, este gobierno no ha dicho nada y, peor aún, parece haber hecho poco.

De allí el que no me sume a estos coros triunfantes que desde TV Perú y Correo se dan en favor de lo que parece ser el nuevo credo aprista. Y con varios prestos a cantar la misma canción con Alan.

MAS SOBRE EL TEMA:

Ramiro Escobar: En el APEC se debería hablar también de democracia y derechos humanos

Francisco Durand: Hay optimismo artificial

Luis Rey de Castro: Conversando con Mr. Bush

Comments 2 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.