Archivo de 8 Noviembre 2008

A falta de uno, se han presentado dos proyectos de Ley en favor de la impunidad en caso de derechos humanos.

El primero es el ya anunciado por el congresista aprista Edgar Nuñez. Este Proyecto de Ley de Amnistía es un arroz con mango. Comienza por amnistiar a los comandos de Chavín de Huantar, que ya no están comprendidos en ningún proceso por violaciones de derechos humanos (de hecho, los procesados por las ejecuciones extrajudiciales ocurridas luego de la exitosa operación militar son Montesinos, Hermoza Ríos, Roberto Huamán Azcurra y Jesús Zamudio). Y luego propone una cosa realmente rara: una Comisión Ad Hoc para determinar a quienes se van a ammistiar.

En el blog de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos se explican las razones por las cuales este proyecto merecería su archivamiento:

Perdón por adelantado
El proyecto pide indulto o amnistía para personal militar aunque no esté aún sentenciado por los delitos que se les imputan
. Es una “amnistía preventiva”.

Gato por liebre
Quiere usar el tema socialmente sensible de los comandos de Chavin de Huantar, que gozan hasta cierto punto de la simpatía de la opinión pública, para pasar de contrabando su segundo objetivo, que es crear una Comisión Ad Hoc que evalúe amnistiar a personal militar o policial que se encuentre denunciado o procesado por la presunta comisión de delitos militares o contra los derechos humanos. Formar esta comisión es su real objetivo. 

Resucita los mal usados “delitos de función”
Señala el proyecto “(el personal militar) que se encuentre denunciado o procesado por la presunta comisión de delitos militares o contra los derechos humanos”. Se refiere, de modo rebuscado, a los delitos de función, tradicionalmente usados por violadores de derechos humanos en el Perú y el mundo como argumento para logar impunidad.

Jueces y parte
Además de propone como miembros de esta Comisión Ad Hoc a un representante del Presidente, del Poder Judicial y la Defensoría del Pueblo, incluye obviamente a los Ministerios de Defensa e Interior.

Integrantes imposibles
La Defensora del Pueblo ha adelantado que no conformará dicha comisión por ser una propuesta inconstitucional. Suponemos que la Iglesia Católica se abstendrá también de participar.  
    
Sin criterios de objetividad
Propone el proyecto que el Ministerio de Defensa se haga cargo de la Secretaría Técnica y que pondrá infraestructura y recursos para ello. En el supuesto negado de que se aprobara una comisión tal, con militares evaluando a militares no se garantizaría ninguna objetividad.

El efecto por la causa
Si el Ministerio de Defensa no colabora actualmente con los procesos de justicia ¿por qué encargarle un trabajo como este?
El proyecto supuestamente quiere evitar que miembros de las fuerzas de seguridad no sufran procesos penales interminables. Pero una de las causas de esta demora es que el Ministerio de Defensa se muestra reacio a colaborar con ellos. Si lo hiciera, dichos procesos serían mucho más rápidos y no habría necesidad de iniciativas como la presentada. Lo que deberían hacer los congresistas es solicitar al Ministerio de Defensa que haga su trabajo y respete al Poder Judicial.  

Tiempo
Se plantea para la Comisión una duración de 120 días. Procesos complejos que según propias palabras de los involucrados “han llevado años”, se resolverían seguramente a destajo o al peso para terminar a tiempo.  

Interpretación auténtica
El proyecto plantea una interpretación auténtica de la sentencia de la Corte Interamericana en el Caso Barrios Altos, que declara inadmisible la amnistía para violaciones de derechos humanos. Presentando una argumentación incoherente, confusa y de lamentable redacción, “demuestra” que la amnistía que pide sí es admisible. El argumento lógico es el siguiente:

La CIDH y los tratados internacionales prohíben las amnistías si estas buscan impunidad / Mi proyecto no busca la impunidad ni evadir la investigación ni el debido proceso/ Ergo, la amnistía que pido es posible.   

Curioso argumento. La clave está en que la segunda sentencia es falsa. El proyecto en su integridad propone precisamente crear un mecanismo para evaluar perdones. No demuestra de ninguna manera que esto no sea así. Solo pide que se crea que “no busca impunidad” porque así lo declara. 

La segunda iniciativa ha sido propuesta por Mercedes Cabanillas. Juan Carlos Goicochea la reseña:

Pues bien, hoy, la congresista aprista; Mercedes Cabanillas, ha planteado la creación de una comisión ad hoc que pueda proponer a nuestra grandilocuente presidente, Alan García, concesiones de indulto o reducción de penas a los miembros de nuestras FFAA y PNP. Este proyecto Ley Nº 2848 sólo contemplaría los casos donde habría elementos probatorios insuficientes; y de ningún modo sería aplicable a casos donde se ha producido violación de los derechos humanos.

Bueno, eso es lo que dice la letra del Proyecto. Pero lo que se propone es una comisión como la que existió para inocentes sentenciados por terrorismo. Comisión Ad Hoc, por cierto, que funcionó para casos en los que era claramente evidente la inocencia del sentenciado, pero en la que, ojo, se evaluaban procesos que se realizaron sin las garantías del debido proceso, como eran las que se dictaban en ese tiempo. A los militares procesados se les ha respetado el debido proceso y se les ha juzgado en el fuero correspondiente. Por tanto, ¿a cuento de qué crear una comisión como esta?

Aquí solo cabe una cosa: que el Ministerio de Defensa entregue su información y que el Poder Judicial se ponga las pilas. La única manera de determinar quien es inocente y quien es culpable es en un juicio. Salidas como éstas, en realidad, lo que harán es echar un manto de sospecha sobre todos los miembros de las Fuerzas Armadas. Algo que los proponentes de este proyecto deberían pensar, si es que aún el cerebro les funciona.

Comments 13 Comentarios »

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.