Image

Esta foto fue captada ayer por La República en la primera reunión descentralizada de la Mesa Directiva del Congreso, que se realizó en Chiclayo, la tierra de Javier Velásquez Quesquén. Aquí ocurrió el suceso extraño número 34556 entre el Apra y el fujimorismo:

La primera reunión descentralizada de la Mesa Directiva del Congreso, realizada en Chiclayo, quedó deslucida con la presencia de un sujeto no identificado que en plena sesión se dedicó a hacer propaganda para el procesado Alberto Fujimori.

Este personaje, que en un primer momento quiso pasar inadvertido, vestía un polo color naranja con lemas que invitaban a firmar a favor del sentenciado Fujmori. En la parte delantera de su prenda se leía el siguiente mensaje: “Un millón de firmas por el Chino. Fuerza 2011, la fuerza del Chino”. Mientras que la parte posterior llevaba la frase: “¿Y tú ya firmaste por el Chino?”.

Como se imaginarán, los directivos del Congreso procuraron minimizar la abierta propaganda fujimorista hecha por una persona que, como vemos, estaba fingiendo ser periodista en una reunión oficial del parlamento, pero, como indica el diario del jirón Camaná:

Pese a los paños fríos que Velásquez Quesquén y Aguinaga le pusieron al incidente, nadie supo aclarar cómo se permitió el ingreso de un militante que hacía propaganda para Fujimori a una reunión oficial. Fuentes del Congreso negaron que este hombre hubiera viajado con la delegación oficial. Sin embargo, ninguno de los periodistas que cubren actividades políticas en Chiclayo pudo identificar al fujimorista. Motivo por el cual se cree que sí vino de Lima.

De ser así, ¿quién le pagó el pasaje?

Pero no es el único suceso raro. Hoy el mismo diario indica que, al mismo estilo que los senderistas, un grupo de presos de la corrupción se hace llamar presos políticos y lanza manifiestos a la Nación. El mensaje es el mismo: somos víctimas de una persecusión. Y miren contra quienes se lanzan:

“Lo más grave es que magistrados como César San Martín han manifestado públicamente que las leyes en un proceso penal judicializado quedan en un segundo plano, (respecto) a los principios que sólo él conoce y los magistrados, y no la ciudadanía ni los procesados”, señalan en el manifiesto.

Otro de los blancos del ataque de los internos es el primer ministro Jorge del Castillo Gálvez, quien durante su presentación ante el tribunal que juzga al ex presidente Fujimori señaló a este como responsable de su detención arbitraria y secuestro en el BAP “Aguirre”, durante el golpe de Estado del cinco de abril de 1992. Desde entonces, la legisladora Keiko Fujimori Higuchi y otros miembros de la bancada de Alianza para el Futuro (AF), mediante su vocero oficioso, el periódico “La Razón”, despliega una intensa campaña para desacreditar a Del Castillo y presionar su salida. El manifiesto de los “presos políticos fujimoristas” reproduce los agravios de la maquinaria que encabeza Keiko Fujimori, que se dedica a cuestionar el proceso judicial contra su padre, precisamente cuando ha ingresado a su etapa final.

¿Y quien dirige esta suerte de “luminosa trinchera de combate” fujimorista en las prisiones? La República indica que sería Absalón Vásquez, pero más interesante es este dato que confirma algunas coordinaciones casi notorias:

La aparición de la organización de los “presos políticos fujimoristas” es otro engranaje más de la maquinaria montada por los colaboradores de Alberto Fujimori que pretenden la excarcelación de los reclusos o la liquidación de los procesos judiciales anticorrupción. Con ese objetivo, no han dudado en vincularse con personajes al servicio de Vladimiro Montesinos, como el abogado Jesús Harman Mallma, quien defiende al ex agente del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE) Jesús Sosa Saavedra, uno de los ejecutores del “Destacamento Colina”.

Ahora se explica por qué, desde el primer día en que fue detenido, Jesús Sosa desvinculó a Fujimori de las actividades criminales de Colina, versión que ha reiterado durante la rendición de su testimonio ante el tribunal. Sosa también ha dicho repetidas veces que siempre se ha limitado a cumplir órdenes, como ocurrió cuando participó en el asesinato de un espía ecuatoriano y otro peruano, en 1988, crimen que supuestamente se cometió con el conocimiento del presidente Alan García.

Ahora vemos que todo encaja. Fujimoristas metidos en reuniones oficiales del Congreso haciendo propaganda a un delincuente. Un ex Colina mandando mensajes poco velados a Palacio de Gobierno. Y un gobierno pelele con fantasmas en el closet, que no atina a deshacerse de sus chantajistas y que parece bastante cómodo con ellos. 

Algo se sigue pudriendo en el reino de Dinamarca.

4 Respuestas a “OFENSIVA FUJIMORISTA”
  1. Saiwa dice:

    Da pena como los Fujimoristas se siguen gastando el dinero robado al erario nacional.

  2. Snuff Doj dice:

    ayer domingo en el parque kenedy vi un evento que me llamó a suspicacia, pues los tolditos todos eran de colores blanco (o crema pero bastante tenue) y naranja, pero no cualquier naranja sino “ese” naranja, el de si cumple. mensaje cifrado? un augurio? re-furimorizamiento solapa? haber pues/….

  3. Alek dice:

    Que tal paranoia y maniqueismo !!
    Ven al frutero venden naranjas y sospechan de una conspiración, mensaje cifrado ?, aungurio ?
    Ja ja ja

  4. sensei dice:

    caramba tios, dejen ya al chino libre. Ven como en españa al mayor terruco, responsable de poner bombas, lo han dejado libre, y ahora se pasea con un rica novia. Porque no comentan eso, o es que ellos estan mas desarrollados que nosotros.

Deja una Respuesta

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.