Luego de dos años de cierta cercanía, en las últimas semanas, varios analistas han hecho eco del supuesto rompimiento o distanciamiento entre el APRA y el fujimorismo

Dicho distanciamiento se habría reflejado en la presentación del Presidente Jorge del Castillo ante el Congreso, en la que les recordó a los fujimoristas su supuesta responsabilidad en el asesinato del líder sindical Pedro Huilca. En respuesta, los partidarios del reo de Barbadillo en el Congreso condicionan su apoyo a la candidatura de Javier Velásquez Quesquén a que Del Castillo deje el premierato y desde el vocero de la mafia se viene hablando abiertamente de una ruptura con el actual gobierno.

Pero para hablar sobre este tema, creo que es primero necesario establecer que tipo de relación tienen el gobierno con el fujimorismo.

Para comenzar, no nos hallamos ante una alianza. La alianza supone un entendimiento programático - por lo menos en el papel - y un vínculo transparente y abierto sobre determinadas acciones de gobierno. Ello fue lo que tuvieron durante cuatro años Perú Posible y el FIM, con los resultados ya por todos conocidos. Así que hablar de la ruptura de una alianza que nunca existió es jugar a la política - ficción.

Entonces, ¿qué tipo de relación ha existido entre el APRA y el fujimorismo? Es una relación bastante compleja, pero caracterizada por dos tipos de explicaciones.

La primera, es la de la mutua conveniencia. De un lado, los apristas necesitaron de los votos fujimoristas para mantener el control del Congreso y la aprobación de determinadas leyes. Del otro lado, se tenía la seguridad de que un acercamiento con el gobierno influiría en el proceso a Alberto Fujimori. Sin embargo, como indica Mirko Lauer, las necesidades de ambas agrupaciones ahora son otras y requieren de un distanciamiento claro entre ambas. Añado yo, la presencia cercana del fujimorismo le ha impedido tener al APRA un juego más abierto en el Congreso y los fujimoristas no han podido convencer a los apristas a que intervengan en el proceso a Fujimori. A lo sumo, lo que han conseguido es que se pongan de perfil, tal como lo revela el reciente libro del ex procurador Omar Chehade así como la ausencia de representantes del gobierno en el entierro de los fallecidos de La Cantuta.

La segunda es la del sentido común conservador. Si algo comparten el APRA y el fujimorismo en la actualidad es una mirada bastante común acerca de lo que requiere el país y de los temas que no son de su interés. El discurso gira alrededor del crecimiento económico y la atracción de las inversiones, así como la satanización de los supuestos enemigos del capital o cuestionadores de la acción de gobierno. En dicha lógica, los problemas sociales, las reformas institucionales y los derechos humanos - en los que ambos partidos tienen algunas cuentas pendientes - aparecen como temas bastante lejanos de sus intereses y agendas.  ¿Cómo es que el fujimorismo intentará alejarse de este sentido común compartido? Pues es bien simple: el énfasis en lo social y las ideas de orden y seguridad, dos de los elementos que han procurado convertir en parte de su capital político.

Sin duda, la Presidencia del Congreso va a ser el primer campo en el que se definirá si es que se acaban estas coincidencias - aunque, a decir verdad, tener dicha presidencia parece ser un presente griego - o si es que se mantienen. Por lo demás, la permanencia de un sentido común conservador en el gobierno no producirá mayores cambios en las votaciones parlamentarias ni en la mirada de perfil al proceso de Fujimori.

El problema para el gobierno es que el poco prestigio que le queda y su aceptación popular estarían bastante melladas si es que continuan con una política de ese estilo.

MAS SOBRE EL TEMA:

Augusto Alvarez Rodrich: Estos trece

Aldo Mariátegui: Bismarck y Wilson

12 Respuestas a “EL APRA Y EL FUJIMORISMO”
  1. Alfredo P. dice:

    Godoy, nos guste o no el pueblo peruano votó por sus representantes y eligió a representantes del fujimorismo en el Congreso.
    Al estar en el Congreso, tienen una innegable legitimidad democrática, ¿por qué un gobierno no puede mantener contacto con un grupo parlamentaria que finalmente, representan a una parte nada despreciable de la población?.
    Lo que sí sería antidemocrático es seguir los dictados de una minoría que en las últimas elecciones no llegó ni al 1% y que interviene en política a través del chantaje de sus oenegés financiadas desde el exterior.
    A esos no los ha elegido nadie.

  2. jgodoymejia dice:

    Alfredo. Solo una pregunta: ¿Un grupo que sigue avalando un golpe de Estado te parece democrático?

  3. Renzo Gotelli dice:

    De acuerdo Godoy. El APRA me parece podría actuar de una forma no conveniente en este caso, pero si no kiere bajar 10 puntos porcentuales más, sería mejor que cedan esta vez y se resignen con el parlamento.

  4. Alfredo P. dice:

    Godoy, un grupo que avale a un golpe de estado o que avale la toma del poder por una revolución de ninguna manera me parecen democráticos, pero más allá de lo que piense uno el problema es que ese golpe de Estado fue apoyado por más del 80% de la población en su momento y todavía tiene a un buen sector de la población que se muestra “comprensivo” con él, ¿qué hacemos con estas personas?, ¿los excluimos del debate?.

  5. jgodoymejia dice:

    Alfredo: Nadie pide exclusión del debate, pero si que se explique claramente porque ese golpe - ni ningún otro - fue necesario o indispensable.

  6. Sonia Luz dice:
  7. roberto dice:

    josé alejandro, bacán lo que dices. solo que no comparto lo siguiente:

    1. confundes coincidencias programáticas con alianzas. las coincidencias van a seguir, más allá de la persona que esté en la cabeza del congreso. eso no va a cambiar por nada. ¿qué tiene que ver la presidencia del congreso en ese asunto de lo que coinciden? nada, creo yo. para mi esa discusión es totalmente secundaria con respecto a lo sustantivo, las grandes políticas económicas y sociales. el congreso es por hoy un espacio de alianzas personales, de negociaciones coyunturales, y nada más. tampoco darle más peso a lo que no tiene.

    2. “El problema para el gobierno es que el poco prestigio que le queda y su aceptación popular estarían bastante melladas si es que continuan con una política de ese estilo.” me parece que allí es más un wishful thinking que algo real. la aceptación popular baja porque ciertos sectores de la población no se ven beneficiados por la política de garcía, no por las alianzas y coincidencias. fujimori lo supo hacer mejor y tuvo una amplia aceptación en los sectores populares. pero no creo que mantener sus coincidencias programáticas los lleve a perder más aprobación.

  8. Oswaldo dice:

    Alfredo, un favor quiero que me definas que es caviar porque al parecer para ti todo es caviar… si tanto quieres comer caviar no ataques a otros simplemente frustrate solo por no poder comerlo y acepta tu realidad. Vas a ver que tu vida sera mas productiva y menos frustrante.

    Parece que siempre buscaste trabajar para una ONG y no te contrataron no? las atacas tanto que en realidad es lo que parece. AH y por siaca te advierto para q si tienes alguna respuesta a este comentartio no sea en vano… no trabajo en una ONG, ni trabaje en una, ni postule para ninguna.

    Saludos
    Oswaldo

  9. Alfredo P. dice:

    Oswaldo.

    Qué vivo qué eres, quieres debatir conmigo y encima quieres que te defina que es caviar, justo en un post en donde para nada he usado este concepto.
    Averigua en la blogosfera peruana o “cholósfera”, se trata de un término definido hasta la saciedad.
    Respecto a dónde trabajar: amiguito, yo te puedo decir que trabajo en donde me da la gana y si de chambear en Oenegés se trata, pues yo paso: me siento más cómodo en la empresa privada (aunque varias Oenegés también son empresas privadas y con fines de lucro).
    Otra cosa: yo no personalizo mis intervenciones, así que si no te gusta como pienso o te duelen mis intervenciones; pues mala suerte; te aviso que existe un derecho a la libertad de opinión y de pensamiento (que a muchos de tus camaradas les encantaría suprimir)
    Mientras respete las reglas del blog que me acoge, soy libre de expresar lo que quiera.
    Bye caviarillo.

  10. Desde el Tercer Piso » FAUSTO EN EL CONGRESO dice:

    […] ha afianzado su alianza con el fujimorismo, luego de varias idas y venidas. Si ya esto se debía a coincidencias importantes en el estilo y orientación del gobierno (ver editorial de La Razón de hoy, para mayor […]

  11. Memorex « La Hora del Pucho dice:

    […] con la popularidad en el suelo y la posibilidad de perder el congreso si era elegido un no aprista, cabía esperarse un pacto como el que, efectivamente se dio. De todas maneras, no era secreto que el APRA y el fujimorismo estrechaban manos por debajo de la […]

  12. chris dice:

    GODOY, ALFREDO, OSAVALDO, RENZO entre otros… me tiene inchadas las pelotas! cada uno tiene su punto de vista y opinion respeten al resto y no se metan dond no los llaman.. CON CARIÑO CHRIS :P

Deja una Respuesta

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.