Agustín Haya de la Torre, jefe de la APCI, se ha convertido en el nuevo perseguidor a sueldo para este gobierno.

Luego del error de APRODEH, este personaje no ha perdido tiempo en perseguir a esta ong , amenzándola incluso con perseguirla penalmente.

Sin embargo, hay algunas cosas que le deberían hacer entrar en memoria.

Como sabemos, en sus años mozos, don Agustín fue militante de izquierda, para ser más exactos, del Partido Unificado Mariateguista (PUM), en el que militó junto a Javier Diez Canseco. Algunos miembros del PUM fueron los que fundaron APRODEH en 1983. Y Haya no era precisamente una mansa paloma a la hora de opinar del partido de la estrella.

Gracias a una colaboración de una lectora de este blog, he podido tener acceso a este artìculo de Agustín Haya - asi firmaba, sin el “De la Torre” que delataba sus afinidades familiares - en la revista Amauta. Estamos en 1978 y el artículo se titula “La Ilusión y el Cuentazo“, con foto de Armando Villanueva de por medio:

Cito un párrafo que delatan lo que pensaba don Cucho en esa época:

Por eso es que los trabajadores rechazan, como dice Hugo Blanco, el cuentazo de que el APRA es izquierda democrática. Cuando ha sido justamente ese partido quien se ha pasado cincuenta años tratando de desviar a las masas de la lucha por el socialismo, ayudado por los graves errores del PC. El reiterado proimperialismo del partido aprista, su conversión en soporte político de la más reaccionaria oligarquía, no necesitan otra demostración que su propia actuación.

Curioso, hace poco menos de un año, el converso Haya le decía esto a La República:

–Usted perteneció a Izquierda Unida y regresó al Apra en 1996. ¿Se sigue considerando de izquierda?

–Sin duda. El Apra es un partido de izquierda democrática, y el único peruano que forma parte de la Internacional Socialista.

Como lo decía acertadamente César Hildebrandt en relación con su tío, ¿con cual Haya nos quedamos?

7 Respuestas a “CUCHO HAYA NO SE ACUERDA CUANDO FUE TERNERO”
  1. Checo dice:

    Cucho es un buen ejemplo de madurez política. A diferencia de Soberón y Cía., sí se dio cuenta de lo nefasto de la izquierda en la historia (y presente). No se aferra a sus inmadureces del pasado y asume su rol actual con seriedad y objetividad.

    En realidad, más allá de lo que en realidad piense políticamente, me parece adecuada su actuación ante el “error” de Aprodeh. Hay que sincerar la política peruana, y atacar el terrorismo, en cualquiera de sus formas.

    Bien por Haya.

  2. Carlitos dice:

    Como el son muchos los apristas que pregonaban ser socialistas. Despues de lograr el voto del pueblo
    y una vez instalados en el poder se convierten en los enemigos del pueblo y de los derechos humanos.
    Otro ejemplo es Mulder quien por años tenia una columna diaria en La Republica y desde alli proclamaba
    su socialismo y en mas de una vez defendio al regimen de Fidel Castro. Asi se hizo conocido ya que ni en el APRA
    era muy conocido. Hoy en el poder guarda silencio ante los atropellos de su partido a gente inocente y guarda muy bien los miles de dolares que recibe de ese mismo pueblo que lo elegio. Ademas se ha a aferrado ilegalmente
    al puesto de Secretario General desplazadando a verdaderos apristas. Pero todo tiene su final como dice la cancion y el pueblo le reprobara su traicion tarde o temprano.

  3. Carlitos dice:

    Acabo de leer que Cornejo ha nombrado a un militar retirado como Presidente del Directorio de BANMAT.
    Sera un militar experimentado en Banca o algun otro recomendado de Giampietri.
    Dicen que ha sido Director de Economia de La marina. Estara involucrado en algun proceso judicial?

  4. Micky dice:

    Habria que recordar que como parlamentario, Cucho Haya integró la comisión presidida por el entonces senador Rolando Ames, sobre la masacre de los penales (incluido El Frontón) en los años del primer gobierno de Alan García. Y como parte de las conclusiones de esa Comisión, se recomendaba acusar al entonces presidente como responsable de esa acción, además de a otros responsables operativos, como Agustín Mantilla y el almirante Giampietri. ¿Con que cara podra ahora trabajar con quienes antes calificó de violadores de derechos humanos? ¿o ahora que tiene un alto cargo oficial, prefiere olvidar esas conviciones incomodas sobre el respeto a la vida y a la justicia del pasado?

  5. Alfredo P. dice:

    ¿Qué es lo mejor para seguir a los comunistas reciclados que pueblan las Oenegés?, pues otro comunista reciclado.

  6. Desde el Tercer Piso » COMBO INSTITUCIONAL dice:

    […] otro, este Haya de la Torre es –como se ha visto en su actuación reciente en APCI– muy dependiente del poder político, […]

  7. Carlos M Seco dice:

    Un recurso a Nemosine, a la Diosa griega de la Memoria.

    Agustín Haya de la Torre, antes de su participación en el PUM y de su asentamiento en el APRA, tuvo anteriormente el siguiente derrotero político: Miembro de Vanguardia Revolucionaria (VR) discrepó con Ricardo Letts Colmenares por su inconsecuencia ante un radicalismo izquierdista. Con Lette Dammert fundó Agustín Haya al Partido Comunista Revolucionario (PCR) en los años 70; es decir, una organización más radical que VR. Por rencillas internas y por afán figurativo (”Es mejor ser cabeza de ratón que cola de león”), rompió Haya de la Torre con el PCR y con Dammert para fundar al Partido Comunista Revolucionario-Trinchera Roja.

    Ergo: A Agustín Haya de la Torre movieron en su juventud más la impaciencia y el radicalismo, menos la serenidad crítico-reflexiva y la madurez política. Su historia personal encuentra paralelos en la historia de Artemio Cruz, en la burocratización y aburguesamiento de la Revolución Mexicana de 1910 y en la caricatura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que, acertadamente, ha descrito el novelista mexicano Carlos Fuentes, fallecido hace unas semanas atrás, en su novela “La muerte de Artemio Cruz”. Todo seria subsumido en la frase: “Cumplimiento del servicio revolucionario obligatorio, SRO”.

Deja una Respuesta

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.