Comedia de equivocaciones. Creo que así podría llamar a la negativa del Parlamento Europeo de reconocer al MRTA como una organización terrorista y que ha sido condenada energicamente por el Congreso de la República el día de ayer.

Un primer punto que hay que tener en cuenta es que esta negativa no le confiere nada a una organización que causó terror, muerte y destrucción en nuestro país. El Parlamento Europeo no es un ente que proclame inocencia o culpabilidad y menos aún estatus de beligerante. Asímismo, existe aún una petición pendiente del gobierno peruano ante el Consejo Europeo sobre este tema, un órgano de mayor peso político en el viejo continente y ante el cual la Cancillería debería hacer esfuerzos serios para obtener una condena.

Sin embargo, nos deja un mal sabor de boca saber que la experiencia dolorosa que pasamos - por lo menos, en lo que se refiere al MRTA, ya que a Sendero Luminoso si se le considera como organización terrorista - haya sido ignorada. Si bien el MRTA no causó tantas muertes como Sendero Luminoso, vale la pena recordar que cometieron graves violaciones de los derechos humanos, sobre todo, asesinatos y secuestros. La Comisión de la Verdad y Reconciliación concluyó sobre este grupo lo siguiente:

En 1984, el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) inició a su vez una lucha armada contra el Estado y es responsable del 1.5 por ciento de las víctimas fatales que fueron reportadas a la CVR. A diferencia del PCP-SL, y en forma similar a otras organizaciones armadas latinoamericanas con las que mantuvo vínculos, el MRTA reivindicaba sus acciones y sus miembros usaban distintivos para diferenciarse de la población civil, se abstuvo de atacar a la población inerme y en algunas coyunturas dio muestras de estar abierto a negociaciones de paz. Sin embargo, el MRTA incurrió también en acciones criminales, recurrió a asesinatos, como en el caso del general Enrique López Albújar, a la toma de rehenes y a la práctica sistemática del secuestro, crímenes que violan no sólo la libertad de las personas sino el derecho internacional humanitario que el MRTA afirmaba respetar. Cabe resaltar también que el MRTA asesinó a disidentes de sus propias filas.

Creo que nadie puede olvidar escenas como esta:

… nuestro cautiverio estaba marcado por lo cotidiano, por la rutina. Era indispensable buscar un contrapeso a esa toma de conciencia de que podíamos morir al amanecer, durante la noche, en la mañana o al medio día, porque de lo contrario caíamos fácilmente en la depresión, en el desaliento, en la desesperanza, en la irritabilidad y en la ansiedad. Buscar el contrapeso era la gran tarea y ello significaba planear para cada hora o cada minuto un conjunto de actividades, porque el tiempo comienza a presentarse como un enemigo. Teníamos que ganarle, hacer que el día sea los más corto posible. Yo me repetía a mí mismo: “el tiempo no me va a enterrar vivo”. Tenía que seguir trabajando, tenía que hacer algo, ejercer una actividad. Hacíamos de todo: ejercicios físicos, leer, escribir, cantar, tocar guitarra, etc.

(Declaraciones de Dante Córdova Blanco, secuestrado en la residencia del Embajador de Japón)

Pero ello no solo pasaba con altos funcionarios o empresarios, como fueron la mayor parte de los secuestros del MRTA en Lima. Veamos este testimonio de una comunera de Chanchamayo, sobre acciones ocurridas en esa zona entre 1991 y 1995:

…yo decía pero en qué forma se encuentran estos pobres, ya que seguro los trajeron a este lugar caminando y sus pies estaban heridos, con las manos atadas hacia atrás y vendados, que de seguro de tanto haber estado en la misma posición seguían rígidos con las manos
desamarradas pero hacia atrás, y por el calor y el cansancio de seguro que se desmayó mientras hablaba éste en el parque, que con poco de ayuda de la gente lo colocamos en la sombra, pero yo decía ¿Qué tan vivos están? Venían hecho polvo moral y psicológicamente.

Esa historia la vivimos y la sentimos todos.

Sin embargo, veo que se cometieron errores en la tramitación de esta solicitud. Para comenzar, este trámite comenzó como una iniciativa personal de un senador conservador español y que no fue suficientemente apoyada por la Cancillería peruana, que debió estar más interesada en la práctica en sacar este tema adelante. Ello se desprendió de la presentación del Canciller ayer, criticado con justicia por la oposición.

Otro hecho que se ha puesto de manifiesto es la existencia de una carta enviada por APRODEH al Parlamento Europeo para que no se apruebe esta moción. Según sus directivos, la misiva consideraba que el MRTA era un movimiento extinto - lo que la evidencia hasta este momento comprueba - y que esta condena podría ser utilizada para seguir persiguiendo opositores como parece que está el gobierno de turno.

Rosa María Palacios dijo anoche que, si bien comprendía estos motivos, parecían estar muy concentrados en una coyuntura muy inmediata y dejaban de lado cuestiones de fondo que el movimiento de derechos humanos siempre ha defendido - es decir, la condena clara y explícita a Sendero Luminoso y al MRTA - , generando las críticas de sus opositores de siempre, quienes aprovecharán este error - que lo es y uno del tamaño de la Catedral de Lima - para meter más agua para su molino (Ya Carlos Raffo ha pedido que investiguen a las ong’s de derechos humanos). Litio, de El Otro Tambor, expresa, desde el otro lado de la orilla política, un sentimiento en la misma línea, con otros matices:

No hay que negar que la manipulación de la información por radio y televisión es muy fuerte (la noticia en la versión audio de RPP pasó rápidamente a ser algo como: por pedido de APRODEH el Parlamento Europeo ha decidido que el MRTA sea considerado como un grupo no terrorista). Pero no habría que darles en el gusto, ¿no?

Yo no sé si el MRTA sigue activo o no, pero sé que como organización nunca tomó distancia de sus acciones terroristas, que es el primer requisito para grupos armados que se convierten en organizaciones legales dentro de un sistema democrático (lo cual -ojo- puede suceder y ha sucedido en muchos países).

A tal punto ha llegado el tema que la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos ha señalado de manera clara que no propulsaron, como agrupación paraguas de varias organizaciones, una misiva como la que envió APRODEH y que condenan claramente las acciones del MRTA. Via Perú.21:

De otro lado, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos aclaró que no se ha pronunciado sobre la resolución rechazada en el Parlamento Europeo, pero expresó que condena todo acto de violencia, y recuerda que la Comisión de la Verdad y Reconciliación reconoció al MRTA y a Sendero Luminoso como los principales violadores de los derechos humanos.

Y para dejar más en offiside a APRODEH, el director del Instituto de Defensa Legal, Hans Landolt, acaba de hacer un deslinde bastante claro:

El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) perpetró hechos absolutamente abominables y a pesar de no estar operativa, debió ser incluida en la lista negra de organizaciones terroristas de la Unión Europea, afirmó Hans Landolt Pardo, director del Instituto de Defensa Legal (IDL).

“Lo primero que hay que recordar es que no hay lugar a dudas de que el MRTA fue una organización que perpetró hechos absolutamente abominables y que en la conciencia de los peruanos se le recuerda como una organización terrorista. Eso está fuera de discusión y creo que en eso hay un consenso clarísimo”, manifestó en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Mal no nos hubiera hecho que figure así (en la relación de organizaciones terroristas), porque es recordar y responde a la consciencia de todos los peruanos que es una organización que se percibe como terrorista y es la responsable de hechos execrables”, consideró.

Si bien la gente de APRODEH ha manifestado hoy que condena al MRTA, la forma en como enviaron la carta ha abonado claramente a que Aldo Mariátegui no deje de tener algo de razón en su editorial de hoy (y en el que cabe anotar, cita a la CVR, de la que tanto ha denostado en estos años).

Una comedia de errores, pero que no genera risa. Porque hay heridas que aun no cicatrizan del todo.

MAS SOBRE EL TEMA:

Comisión de la Verdad y Reconciliación: El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (Como para que César Hildebrandt recuerde que su columna de hoy es realmente infame)

Juan Paredes Castro: ¿Convirtiendo en héroes a los villanos de ayer?

Hans Landolt: El MRTA perpetró hechos absolutamente abominables y debió ser incluido en lista de la Unión Europea

El Otro Tambor: No aceptemos ningún terrorismo: UE y el MRTA

Utero de Marita: La UE dice que el MRTA no es una OT

El Blog del Morsa:  APRODEH y el MRTA (Y me sumo a su pedido: Armando Villanueva y Javier Valle Riestra deberían dejar de defender a Víctor Polay).

Eduardo Villanueva: Aprodeh: un error táctico, estratégico y conceptual

28 Respuestas a “DE CONDENAS Y DESLINDES”
  1. el blog del morsa » APRODEH y el MRTA dice:

    […] y conceptual (Casi un blog mk.II) - IDL: MRTA debió ser incluida en lista negra (IDeEle Radio) - De condenas y deslindes (Desdeeltercerpiso.com) - La UE dice que el MRTA no es una OT (Útero de […]

  2. Urpi dice:

    Humillación trasatlántica

    por César Hildebrandt

    El doctor Alan García quería que el Parlamento Europeo pusiera al Movimiento Revolucionario Túpac Amaru en la lista de organizaciones terroristas que manejan Bruselas y Estrasburgo.

    Entonces recurrió, a través de la Cancillería, a sus nuevos aliados: los diputados europeos del Partido Popular, el partido de José María Aznar, el heredero del franquismo victorioso, el que hizo de bajista en la reunión de las islas Azores, aquella en la que Bush le anunció al mundo que invadiría Irak y masacraría a los iraquíes en busca de las armas de destrucción que él sabía que no existían.

    Dos de esos 24 diputados del aznarismo en Estrasburgo –Ignacio Salafranca y Fernando Fernández– presentaron entonces el asunto como una enmienda a uno de los documentos-marco de la inminente cumbre Europa-América Latina a realizarse en nuestra capital.

    Pues bien, vino la votación y el planteamiento fue derrotado en el pleno de ayer (se aprobó, en cambio, exigirle a las FARC la inmediata liberación de Ingrid Betancourt). Y esto a pesar de que el Partido Popular Europeo (PPE) –la unión de la centroderecha con vagas raíces demócrata-cristianas– es el más numeroso en asientos de toda la Eurocámara. En efecto, el PPE posee 268 de los 732 puestos. Sin embargo, la moción fue respaldada por 271 votos, rechazada por 275 (votos socialistas y verdes) y mereció la abstención de 16.

    El gobierno peruano había planteado que el “rebrote” del MRTA –algo que la prensa próxima a la policía política de García considera un hecho– hacía necesaria esta especie de interdicción internacional. A la hora de las réplicas se escucharon argumentos como este: cuánto podía favorecer al señor Fujimori el que la Eurocámara dijera ahora, y a pedido del gobierno de Lima, que el MRTA era una organización terrorista vigente. A los populares que representaban la posición peruana les costó mucho salir del apuro.

    La derrota de García adquiere dimensiones internacionales. Lo increíble es que su canciller se haya dejado mangonear por “el héroe del Frontón”, Luis Giampietri, y haya echado mano al auxilio del aznarismo que acaba de perder su segunda elección consecutiva ante Rodríguez Zapatero. Si el Apra continúa en el seno de la II Internacional, la del socialismo europeo que comenzó con inspiradores como Kautsky y terminó con rematadores de activos como Felipe González, será por olvido u omisión. No tardará García en ordenar el traslado de todo el menaje aprista al nuevo hogar.

    Ahora bien, ¿era veraz decir que el MRTA se ha reactivado y se yergue como amenaza para la estabilidad democrática? No, no era veraz. ¿Supuso García que las mentiras de Alva Castro y su prensa prosperarían en un pleno donde se discuten temas como Kósovo o la puesta en marcha de Galileo, el sistema de navegación satelital europeo? Todo indica que sí. No se explica de otro modo que se haya expuesto a una humillación trasatlántica completamente innecesaria. A no ser que le haya querido hacer otro favor a Fujimori justo cuando su prensa celebra los once años del rescate de los rehenes de la embajada japonesa.

    Lo más paradójico quizás resulte que un presidente de la República que alguna vez dio una orden tan ambigua que produjo una masacre de más de doscientos prisioneros rendidos y un vicepresidente que fue uno de los que ejecutó esa sanguinaria represalia, se atrevan, temerariamente, a lanzarse a esta aventura europea. Digamos que el naufragio de periplo tan insensato estaba cantado.

    Como en esta columna no hacemos del enredo un capital ni del misterio un cielo protector, iremos al grano: a estas alturas de la historia, ¿ha sido el MRTA una organización terrorista? No, en sentido estricto. Ha sido una organización subversiva y guerrillera que utilizó métodos terroristas y que los padeció por parte del Estado. Porque si siguiéramos la lógica de los ñaños y las ñañas del pensamiento correcto y los intereses concretos, ¿fue Javier Heraud un terrorista porque murió con un arma a la mano? Y Luis de la Puente Uceda –por el que sacó la cara el Vargas Llosa de los sesenta– ¿era un terrorista? Y el movimiento de La Convención, ¿era terrorismo rural? ¿Cuántos años le hubieran caído al terrorista Francisco de Miranda, que nació en Caracas, luchó como oficial norteamericano contra los ingleses colonialistas, participó en la revolución francesa protagonizando la toma de Amberes en 1792, se enfrentó a los españoles, gracias a la ayuda británica, en la América harta del siglo XIX, y murió en una mazmorra gaditana en 1817? ¿Cuántos años, ah? ¿Y con jueces con rostro o sin rostro?

  3. Guille dice:

    Politicamente la subversion se ha anotado una victoria. nadie como ellos saben explotar esos “gestitos” o “mutis2 en que suelen incurrir los políticos. Por otra parte el derechohumanismo, que es más politico que verdaderemente “humanista”, se ha pegado un tiro por la culata. Igual deberia estar pensando la Union Europea, porque asi esta vulnerando su propia influencia politica en nuestro pais a traves de sus oeneges.

  4. Droper: En mis palabras dice:

    […] Godoy arroja al MRTA desde el tercer piso. […]

  5. KTC dice:

    APRODEH envía, a propia iniciativa, la carta. ¿Por qué la manda a propia iniciativa? ¿qué intención hay detrás? Ok, entendería de alguna forma el texto (haciendo una interpretación extensiva) si es que fuera producto de una consulta, pero a propia iniciativa llama la atención. Y acá no me digan profujimorista o amigo de Giampietri, porque estoy muy lejos de serlo. Creo, más bien, que son preguntas válidas que se deberían hacer todos y no callar simplemente porque es una ONG pro derechos humanos que está detrás de la defensa de las víctimas de la política antiterrorista que instauró Fujimori. El dictador a la celda, que es el lugar donde debe morir, pero no por eso hay que callar las barbaridades que cometen algunos que lo acusan. Las cosas claras.

    Soberón ha dicho: “Incluir al MRTA en una lista terrorista nos parecía sobredimensionar la existencia de un grupo que está derrotado y ya no opera en el país desde hace 8 años, que, por tanto, no tenía sentido incluir algo que no existe, que no opera, que no reivindica, que no se le reconocen hechos concretos” Está locazo. Se volvió orate. Qué mierda habla. Cómo se atreve a realizar tal aseveración. Fui en algún momento voluntario de APRODEH, pero me apena que Soberón se tome esas licencias, que ni siquiera la Coordinadora acepta. Está probado que el MRTA existe, hasta Tapia (ex CVR y ahora humalista) se ha manifestado en ese sentido. Que no tenga el poder que tuvo en los ochentas y principios de los noventas no lo hace inexistente. Existe y punto. El MRTA, como tal: fue, es, y siempre será un grupo terrorista.

    Todas las personas que creemos en la defensa de los derechos humanos sin banderas políticas tenemos la obligación de criticar fuertemente a Soberón y Jugo. No a defenderlos ni minimizar sus actos como muchos lo hacen. Lo que hicieron al firmar es carta es suficiente para que se larguen a su casa. Por el bien de APRODEH, por el bien de la imagen de las otras ONG’s defensoras de los derechos humanos tan satanizadas, y por el bien del proceso que se le sigue a Fujimori.

    Slds

  6. Jomra dice:

    Salud

    Más que “peso político” de la CUE deberíamos hablar de potestad sobre la lista (esto es, la lista, que no tiene más valor que el listar esas organizaciones y declararlas peligrosas para la UE), esto es, quien puede “poner” y “quitar” organizaciones del listado no es el parlamento, así que de poco vale que se apruebe o no una moción “condenatoria” del MRTA. Y por supuesto, desde el Perú nos debe dar exactamente igual.

    Lo comenté en EUM pero lo repito acá, en la lista confeccionada por Estados Unidos tampoco figura el MRTA (su última actualización es del 8 de abril de este año, así que…): http://www.state.gov/s/ct/rls/fs/08/103392.htm

    Lo que pasa es que internacionalmente el MRTA no existe, y lo poco que hace sí se considera terrorista, pero no como para estar en la lista de las más peligrosas y buscadas (donde sí está Sendero Luminoso), es como si ahora la lista de los distintos gobiernos incluyera al GRAPO (organización que existe, pero es completamente inocua, de vez en cuando se arresta a su nueva directiva y tal, o se les pilla como bandoleros comunes, pero ya no es una “amenaza terrorista”).

    Recordemos que estas listas se hacen con “relevancia actual”, no por lo que hicieron (que, efectivamente, MRTA es una organización terrorista que realizó actos tan sonados y patéticos como el de la embajada, pero que también incursionó bastante contra las fuerzas de seguridad peruana incluso en tiempos de sus treguas). Así que andar recordando lo malos que fueron hace diez años no ayuda a que se les considere ahora una OT, sino que se debiera dejar claro que es lo que AHORA HACEN. Y no vale decir con que “fueron a Chile en la última reunión de guerrillas” o que “estuvieron como parte de la CCB - CP en Quito”, porque reunirse simplemente no es delito, máxime cuando en esos lugares las reuniones fueron legales (si no hay planificación de delitos concretos, al menos).

    Fue un error estratégico del PPE el incluir esa enmienda en la sesión del PE.

    Hasta Luego ;)

  7. César dice:

    Todos se rasgan las vestiduras, pero no recuerdan que el inquilino de palacio de gobierno dijo públicamente que el MRTA no es un grupo terrorista

    http://www.es.5wk.com/viewtopic.php?f=18&t=102171

    lean eso y verán cómo hay argumentos a favor de los emerretistas, que además ya no existen como organización. Con esa idea, declaran terrorista a Túac Amaru por levantarse contra los españoles o a Antauro Humala por tomar una comisaría

  8. Amparo Mejia dice:

    EN LA HISTORIA UNIVERSAL NINGUNA REVOLUCION SE HIZO SIN SANGRE. ACUERDENSE DE JESUS.

  9. Nayus dice:

    Ese es el problema, muchos idiotitas se emocionarion y se les salieron lagrimas de cocodrilos cuando el otro terrucazazazo saco su video de oops uy se nos fue la manito. Pero la ley del embudo de algunos progres ME LLEGA simplemente, terrorismo es terrorismo y ya.

  10. Roberto Miranda dice:

    Jesús estaba dispuesto a morir por sus ideas, no a matar por ellas.

  11. Roberto Miranda dice:

    El gran “Soberón” del MRTA ha dicho la verdad cuando afirma: “Nosotros actuamos en base a nuestros principios y valores”. Con su mirada complaciente a las FARC y su defensa del MRTA, sus principios y valores han quedado claramente en evidencia para los peruanos. Su corazoncito rojimio nunca dejó de latir en favor de sus “luchadores sociales” (”terroristas” para los peruanos de bien), su derechohumanismo es sólo instrumental y de fachada. ¿Alguien podía esperar algo diferente de APRODEH? ¡Viva Cipriani!

  12. Ben dice:

    Saludos,
    “Nunca soñaste recibir tanta plata” en http://elblogeconomico.blogspot.com

    Lo que hace el aburrimiento, y tus clases de investigacion en utero.tv jajajajajaja

  13. pachica dice:

    si no son grupo terrorista no sé qué son, además parece estar demostrado que se asociaron al narcotráfico. lo siento, pero no hay vuelta que darle. no creo en las revoluciones “con sangre” aunque entiendo que la frustración y la confusión con facilidad nos llevan - a todos - a la violencia. desafortunadamente, hacer las cosas “por el camino más corto” solo las empeora. creo que sí es importante, y mucho, que el mrta aparezca en las listas de grupos terroristas.

  14. Raul dice:

    Lean el libro “Secretos del tunel” de Umberto Jara y encontrarán una historia completa y sobrecogedora de los barbaros terroristas del MRTA. Bien Godoy por la postura firme sobre el tema.

  15. Manuel Enrique dice:

    Hola José Alejandro. Ayer alrededor de la 1 de la tarde dejé un comentario aquí en tu blog, relativo a este post. Me sorprende mucho que no lo hayas publicado aún, supongo que se te habrá traspapelado por ahi.

    Lamentablemente, no guardé copia del comentario, y no tengo manera de recuperar el texto. Pero más o menos, era una versión resumida del post que acabo de publicar en mi blog, y que pueden revisar aquí.

    Un abrazo

  16. andrea dice:

    Yo vi muy de cerca como se mueve esto de las ONGs, y la verdad q en la mayoria de ellas “hay simpatizantes de el MRT y de sendero”, y entre las victimas q ayudan hay terroristas. Cuando representantes de las agencias extranjeras q las apoyan van a peru a supervisar, solo ven informes en papel, y les pintan de mil colores el panorama, ellos no tienen idea a donde esta yendo el dinero q envian. Para las ONGs el concepto de victima es equivalente a terrorista atacado por un militar. Para ellos las fuerzas armadas fueron los unicos q violaron los derechos humanos y los terroristas en todo momento fueron victimas. Segun esas concepciones se mueve todo su discurso y su accionar. Eso es verdad, y esta carta solo evidencia ese secreto a voces.

  17. Urpi dice:

    Disidencias. De complots, miedos y cumbres

    Por Alberto Adrianzen Merino

    Cuando se analiza el caso de los siete detenidos en Tumbes acusados de terrorismo supuestamente por militar en el MRTA y asistir al II Encuentro de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB) en Quito, se tiene la sensación de que aquellos que planificaron esta detención comienzan a desesperarse por demostrar que hay pruebas que la justifican. La razón es el cuestionamiento a este hecho que ha sido calificado por diversos sectores, entre ellos el Pen Club, como arbitrario e ilegal.

    Quien sepa algo de inteligencia sabe que una investigación en este campo siempre es secreta y, normalmente, de largo plazo, más aún cuando se trata de grupos terroristas, ya que el objetivo principal es llegar al núcleo dirigente, es decir, a los cabecillas de la organización. Esa fue la estrategia que se empleó para combatir a Sendero Luminoso. Sin embargo, en este caso tenemos todo lo contrario: videos editados, fotos y correos electrónicos que se “filtran” a la prensa, pero sobre todo campañas mediáticas que repiten los mismos argumentos: a) la Coordinadora Continental Bolivariana es una órgano de fachada del grupo narcoterrorista de las FARC; b) el MRTA es parte de la Coordinadora; c) todos los peruanos que fueron al encuentro bolivariano en Quito son (o sospechosos de ser) militantes del MRTA; y d) por lo tanto, la detención de estas siete personas está bien hecha.

    Pablo O’ Brien, el domingo 20 de abril en El Comercio, señaló que los documentos encontrados en las computadoras de los “recientemente abatidos jefes de la FARC Raúl Reyes e Iván Ríos… demuestran plenamente que la Coordinadora (Bolivariana) fue constituida por las FARC”. El lunes 21 en La Ventana Indiscreta César Hildebrandt Chávez afirma: “(la Coordinadora es) un órgano creado por los narcoterroristas de las FARC”. También en este diario se señaló que “la información detectada en la computadora de Reyes, tanto por las fuerzas de seguridad de Colombia como las de Perú (¿?), es un indicador rotundo de que la CCB es una organización narcoterrorista FARC”. Como se puede observar, los argumentos y fuentes (incluida la revista colombiana “Semana”) son los mismos. Sin embargo, cabe destacar que La Ventana Indiscreta que dirige Cecilia Valenzuela fue más allá, ya que presentó un video que habría sido convenientemente editado y presentando información equivocada, como lo explicó con claridad la pareja de Melissa Patiño.

    De otro lado, si los aparatos de inteligencia, el Congreso y el Gobierno, como lo acaba de decir el primer vicepresidente Luis Giampietri, creen que el MRTA se está rearticulando, resulta absurdo este tráfico de videos, fotos y correos electrónicos, porque va en contra de la investigación que se estaría realizando a esta organización terrorista. Ningún aparato de inteligencia entrega información cuando se está en una fase inicial de investigación y menos, como hemos señalado, cuando se trata de grupos terroristas. Es como advertirles que los están investigando.

    Ahora bien, si esto es así, ¿cuáles son las intenciones que hay detrás de estos hechos? El primero, justificar estas detenciones con argumentos indirectos; la otra, en el contexto de las próximas cumbres, es atemorizar a cualquier persona o grupo que quiera expresar públicamente un punto de vista contestatario, distinto al oficial, y, peor aún, si lo quiere hacer en las calles como es usual en estas ocasiones en todas partes del mundo. No hay que olvidar que los siete detenidos han sido acusados de planear una serie de actos contra las cumbres. Todo indica que el gobierno no quiere que en estas próximas reuniones internacionales se exprese una voz disidente.

    Un último punto: a todos aquellos que justifican directa o indirectamente la detención ilegal de Melissa Patiño y de las otras seis personas, hay que decirles que presenten pruebas de que son terroristas, militantes del MRTA y de que estaban complotando contra las cumbres. La periodista Rosa María Palacios ha dicho que en el auto apertorio de instrucción “no hay nada que sirva para acusar de colaboración con el terrorismo en agravio del Perú, Ecuador y Colombia” (ver blog Útero de Marita) a los siete detenidos en Tumbes, más allá de que fuera cierto, como lo es, de que existen conexiones entre la CCB, las FARC y el MRTA.

    Con ello ni avalamos ni defendemos a los grupos terroristas y/o radicales, como el MRTA o las FARC, que juegan siempre en contra de la democracia y de los derechos humanos. Lo que buscamos es impedir que la política maccarthista, basada en el miedo y en las falsas acusaciones, como sucedió antes en EEUU, termine por entronizarse en el Perú y asfixiar a nuestra precaria democracia.

  18. Urpi dice:

    ¡Matemos a Soberon!

    Por César Hildebrandt

    ¡Cómplices del MRTA al descubierto! –grita “La Razón”. ¡Son unos miserables encubre-terroristas! –ulula Lourdes Alcorta.

    ¡Es hora de investigar a las ONG que se ensañaron con Fujimori! –clama Carlos Raffo–. Y añade: ¡Es hora de saber la verdad!

    ¡Nunca se había visto tal unanimidad en el Congreso! –abona un locutor de RPP recordando su etapa de biógrafo apologético de Fujimori (también lo fue de un textilero con prontuario, pero, en fin, nadie es perfecto).

    ¡Aprodeh es el brazo político del MRTA! –afirma un columnista que fue conspicuo en el canal-acequia de Vicente Silva Checa y Jorge Morelli.

    No es que la Inquisición haya vuelto. Las que han vuelto son la fujiprensa y la fujiatmósfera y las fujitramas de los psicosociales que se cocinaban en el SIN y pasaban a “La revista dominical” y de allí a la prensa coral que amenizaba la fiesta de Boloña y su combo.

    Porque, ¿cuál es el crimen de Aprodeh?

    Es haber dicho la verdad: que el MRTA se disolvió de facto tras su derrota militar y política en la embajada del Japón y que hoy, sencillamente, no está vigente. Tan cierto es eso que el presidente del Congreso, Luis Gonzales Posada, le tuvo que atribuir al MRTA la autoría del atentado del centro comercial El Polo para demostrar, ante los micrófonos amigables de RPP, “que el MRTA sigue siendo un peligro”. Todo el mundo sabe que ese atentado con nueve muertos fue reivindicado y ejecutado por una célula remanente de Sendero, de cuya ominosa actualidad, en el Vrae por ejemplo, nadie duda.

    Es falso que Aprodeh haya exculpado al MRTA de la acusación de terrorismo. En la primera parte de la carta enviada a la eurocámara, la entidad hace un deslinde soberano respecto de la violencia terrorista que practicaron Sendero, como doctrina, y el MRTA, como instrumento eventual. “Aprodeh…ha tenido desde los inicios del período de la violencia política una clara posición de rechazo y condena a los actos de terror de los grupos como SL y el MRTA que operaron en esos años”, expresa el documento fechado el 22 de abril y firmado por Francisco Soberón Garrido y Juan Miguel Jugo Viera. El mismo termina con una reflexión que comparten muchos observadores de la escena política nacional: “…no se debe sobredimensionar la existencia y actividad de un grupo como el MRTA, lo que puede servir para perseguir a activistas sociales y opositores políticos acusándolos injustamente del delito de terrorismo”.

    Lo que pasa es que la difamación exorbitada, la histeria ejecutiva y las amenazas de las ñañas y los ñaños de la nueva falange mediática convienen al calentamiento no-global que se quiere crear en el Perú del doctor García. Es decir, primero hay detenciones de campesinos adversarios de Majaz, acusaciones de terrorismo a una decena de ambientalistas, carcelería para los asistentes a una reunión internacional que fue asistida por el cáterin de la municipalidad de Quito. Segundo, algunos voceros de la policía política del peor aprismo –el de Alva Castro– arman una campaña que justifica algunas de esas detenciones arbitrarias. Tercero, se pretende que, ante la proximidad de una cumbre europea importante a realizarse en Lima, Estrasburgo suscriba la tesis de que el MRTA –la única organización que podría estar próxima a las FARC dado su común origen castrista– está vivito, coleando y matando. Todo encaja. Como encaja la canallada de insinuar que este diario es parte de los planes que Chávez, las FARC y la milagrosa laptop de Raúl Reyes disparan a los cuatro vientos.

    Es importante para los intereses menos nacionales crear un eje FARC-MRTA-oposición ambientalista-sindicalistas-prensa incómoda. Y si a ese complot tan conveniente puede añadirse “el derechohumanismo” del que habla “La Razón”, pues el modelo colombiano habrá sido casi clonado entre nosotros.

    Que el señor Ollanta Humala se preste a las unanimidades que emocionan al Chema y excitan a la Alcorta revela que, en algunos casos, el líder del nacionalismo cede su papel al del inculpado de Madre Mía. No es una coincidencia que haya sido Aprodeh, precisamente, la organización que emprendió la investigación y firmó la acusación en contra de aquel Humala que combatía al senderismo con las armas de la ley y, al parecer, por lo menos en un caso específico, también con las que Fujimori y Montesinos alentaron.

    Que Humala se haya vengado de Aprodeh resulta humanamente explicable, tristemente explicable. Que no haya habido un solo congresista nacionalista capaz de romper con esa lógica de acusado con sangre en el ojo sí que resulta extraordinario. ¡La oposición desaparece cuando la peor de las pezuñas del gobierno patea el suelo!

    Aprodeh recibe unos seiscientos mil dólares anuales, que provienen de agencias gubernamentales y privadas de los Estados Unidos, Holanda, Bélgica, Francia, Gran Bretaña y Suecia. Sus papeles están en regla y sus balances, a tiro de la Apci siempre, no se parecen a los del Banmat. Su prestigio internacional hizo que, ante el pedido peruano de enmendar un documento ya concertado, algunos eurodiputados verdes y socialistas consultaran con la organización. Que la carta de Aprodeh haya sido el único factor que explique la derrota de García en Estrasburgo es una convenida desfiguración. Podría ser que los que votaron en contra de García hayan sospechado de cuáles podían ser los verdaderos propósitos del régimen que manda en el Perú.

    El próximo 13 de mayo, Francisco Soberón deberá estar en San Francisco para recibir un premio especial del “Center for Justice and Accountability”. Junto a Harold Hongjiu Koh, decano de la Escuela de Leyes de la Universidad de Yale, Soberón recibirá el premio Judith Lee Stronach de los Derechos Humanos por su protagónico papel en la hazaña judicial, internacionalmente reconocida, de haber puesto donde ahora está al ciudadano japonés Alberto Fujimori Fujimori, el padre putativo de Raffo y su banda. Entenderán, amables lectores, por qué Soberón, según la lógica de los mandaderos de Giampietri, debe ser mediáticamente “aniquilado”. Quedará como baldón del ollantismo en rompanfilas haberse sumado al vocerío de la señora Alcorta.

  19. Urpi dice:

    La nueva guerra fría

    por santiago Pedraglio

    De “traición a la patria” ha calificado el presidente Alan García la carta enviada por la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) al Parlamento Europeo, en la que esta organización señala, palabras más, palabras menos, que no tiene sentido poner al MRTA en la actual lista de agrupaciones terroristas del mundo, dado que se encuentra inactiva desde hace ocho años.

    La carta en cuestión, por lo demás, dice claramente que Aprodeh tiene “una clara posición de rechazo y condena a los actos de terror de los grupos como Sendero Luminoso y el MRTA”, y advierte que, dado el panorama que se vive en el país, la calificación podría ser utilizada para reprimir al movimiento social o restringir las libertades opositoras no violentistas.

    ¿Quiénes son los enemigos en esta batalla en la que tan encendidamente participa el presidente, de la mano del vicepresidente Luis Giampietri y de representantes de otros sectores de la derecha? El frente de los malos se va ampliando: además de presuntos simpatizantes de las FARC, de seguidores de Hugo Chávez, Evo Morales o Rafael Correa, y de los que pertenecen a organizaciones de izquierda, ahora se incluye a los que, como individuos o mediante una organización, defienden los derechos humanos. Y si todo va en un solo paquete, mucho mejor, pues el propósito es crear confusión, amedrentar y en especial alentar el miedo.

    No se puede interpretar de otra manera la grita contra la carta de Aprodeh. Porque si bien es cierto que se puede discutir su oportunidad, no es sino una exageración premeditada presentarla como prueba del vínculo entre las organizaciones de derechos humanos y el terrorismo.

    Una exageración y un oportunismo, ciertamente, pues no es gratuito que la parlamentaria Lourdes Alcorta, de Unidad Nacional, aprovechara la situación para declarar en defensa de Fujimori: “Por cualquier cosa puedes acusar a Fujimori, pero por derechos humanos, creo que no” (El Comercio, 25.4.08).

    El diseño de la campaña política no se propone llegar a ninguna verdad. Tiene varios propósitos y sus promotores, aun participando de un mismo humor conservador, no tienen necesariamente los mismos objetivos, que rondan alrededor de tres metas inmediatas: desprestigiar a los supuestos o potenciales adversarios políticos y sociales; tener argumentos para criminalizar la protesta social; y salvar a Alberto Fujimori desprestigiando a quienes han sido sus más persistentes acusadores.

    Hay, sin embargo, un objetivo unificador y de mediano plazo, claramente preventivo: prepararse para las elecciones de 2011. El Apra sabe que con el 26% de aprobación nacional de su gobierno y el 70% de desaprobación le será muy difícil repetir su éxito de 2006.

    La derecha tradicional teme, igualmente, que sus representantes pierdan. A todos les asusta que un candidato contestatario, conocido o no, cuestione el actual modelo económico y tome medidas para reducir la desigualdad del ingreso entre los peruanos.

    Ese miedo unifica a unos con los otros.

  20. Urpi dice:

    Votando sobre terrorismo

    por Raúl Wiener

    Supongamos que el gobierno peruano hubiera pedido al Parlamento Europeo pronunciarse sobre el carácter terrorista del Capítulo Perú de la Coordinadora Bolivariana y los crímenes de Melissa Patiño, Carmen Azparrent y otros. Porque de eso se trataba, ¿no es cierto?

    Es decir, buscando la conexión Venezuela-FARC-oposición a García, se encontraron con los siete de Tumbes y los metieron presos. Lo de Chávez lo probaba la palabra bolivariano, lo de las FARC lo han ido demostrando con la computadora de Raúl Reyes que envía informes a pedido, pero faltaba alguna relación con el interior del Perú.

    Y, claro, para eso debía volver a existir el MRTA, disponer de células en la selva que Mulder ha visto con sus propios ojos, y ¡quién le dice si no es del MRTA una de las columnas del VRAE, por donde nunca anduvo, o si tienen una base en el Putumayo!, como se pregunta un despistado ministro de Defensa que todavía no se ha enterado de lo que pasa al interior del país.

    Si Roque Gonzales cumplió condena en relación al MRTA, todo está clarísimo. Y ya no es cosa sino de mostrar quién se sentó a su lado, quién le habló en la sala de espera de la agencia de transportes, con quién se sonrió, etc. Todas pruebas irrefutables de que querían sabotear la APEC.

    Los 79 votos congresales de todas las bancadas que hicieron el ridículo internacional de condenar al Parlamento Europeo por no entregarle al gobierno peruano una certificación sobre el terrorismo del MRTA, revelan, por supuesto, lo difícil que es hablar francamente en un país como el nuestro. Todos han sentido que cualquier diferencia con esa posición los colocaría en el lugar donde ha quedado Aprodeh, después de explicar a los europeos, que le solicitaron una opinión, que la organización de Polay sí cometió actos de terror, pero que hace ocho años que está fuera de actividad y que el pedido del gobierno peruano apunta más bien a alimentar un clima de persecución interna contra personas que no han participado de ningún acto de violencia.

    Y eso, por supuesto, nadie, o muy pocos, lo soportan. En Bogotá hay actualmente banderolas que cruzan la calle con la frase: si no estás con Uribe, estás con el terrorismo, y la computadora mágica ya definió a la senadora Piedad Pareja, la que salvó a seis rehenes, como agente de las FARC. Es lo que varios desean para el Perú. No porque les interese el MRTA, sino porque con eso van a mantener preso a Gonzales y a todos los que tuvieron relación con él; a los que tienen lazos con Venezuela, Ecuador, Bolivia o Nicaragua; a los que están en eso de las cumbres paralelas y alternativas; a los que critican al gobierno y denuncian los nuevos grupos de inteligencia policial para infiltrar las movilizaciones; etc.

    Es inimaginable la cantidad de aplicaciones que puede tener la palabra terrorista, en manos de políticos que juegan a sembrar terror.

  21. Desde el tercer piso » EL JUSTO MEDIO dice:

    […] « DE CONDENAS Y DESLINDES Abr. 27 2008 […]

  22. PELO dice:

    EL MRTA ES UNA ORGANIZACION TERRORISTA, (TOMA DE REHENES, SECUESTROS, ASESINATOS, ETC), Y APRODEH NUNCA FUE LO SUFUCIENTEMENTE CLARA EN CONDENAR SUS VIOLACIONES A LOS DDHH, POR LO QUE NO CREO QUE SEA UN “ERROR” DE SOBERON, SINO UNA POSICION PRO MRTA……….

  23. Urpi dice:

    El caso Aprodeh

    por Nelson Manrique

    El alboroto provocado por la carta enviada por la Asociación Pro Derechos Humanos, Aprodeh, a europarlamentarios, respondiendo a una consulta que estos hicieron sobre la situación del MRTA (”berrinche político multicolor” lo llama Juan Paredes Castro en El Comercio), es hondamente expresivo del clima político que empieza a instalarse en el país.

    El Apra y el fujimorismo han iniciado una campaña de desprestigio contra Aprodeh y su secretario general, Francisco Soberón, acusándolos de cómplices del MRTA. El presidente Alan García ha hablado de “traición a la Patria” y el secretario ejecutivo de la APCI, Agustín Haya de la Torre, ha emplazado a Aprodeh para que explique qué fondos ha usado “para intermediar por el MRTA”. Aprodeh ha rechazado su insinuación y precisado que el presupuesto usado asciende al costo del fax enviado a los europarlamentarios.

    ¿Sostuvo Aprodeh algo cuestionable? Veamos. La carta empieza subrayando que Aprodeh “ha tenido desde los inicios del período de la violencia política, una clara posición de rechazo y condena a los actos de terror de los grupos como SL y el MRTA”. Añade a continuación que “desde hace más de 8 años no se conocen actividades del MRTA, sus principales dirigentes están en prisión, algunos cumplieron sus penas y decenas se encuentran desvinculados viviendo en muchos lugares del mundo”. Opina, finalmente, que sobredimensionar la existencia y actividad de un grupo como el MRTA, “puede servir para perseguir a activistas sociales y opositores políticos, acusándolos injustamente del delito de terrorismo”. ¿Justifica esta carta la campaña que García y sus secretarios están armando?

    La preocupación de Aprodeh es comprensible. El grupo de jóvenes detenidos por asistir a un evento público de la Coordinadora Bolivariana en Quito siguen en prisión. Para justificar su abusiva detención se ha sugerido una presunta relación con el MRTA. En tanto no se presenten pruebas de que están comprometidos en actividades terroristas, este es un condenable abuso de poder. Se está criminalizando una opción política personal que la Constitución ampara.
    El MRTA cometió crímenes verdaderamente repudiables. Pero no hay ninguna acción que permita suponer que esta organización constituye hoy una amenaza para el país: sus dirigentes están en prisión, han reconocido que se equivocaron y han pedido perdón a sus víctimas y al país por el dolor que causaron. El peligro está en otra parte: en el tono fascistoide que empieza a impregnar la acción del Apra y sus aliados, que pretende acallar las protestas de quienes discrepan de un modelo de crecimiento cuya implementación insulta la dignidad de los peruanos.

  24. Raul dice:

    La posicion de Cesar Hildebrandt olvida un detalle de fondo. Efectivamente, el MRTA nació como un grupo subversivo y guerrillero pero despues se convirtió en terrorista. Decir “usó metodos terroristas” es hacerles un favor. Esos guerrilleros se volvieron terroristas: asesinato del general Lopez Albujar a mansalva y traición, coche bomba en el Ministerio del Interior en contra de civiles inocentes, la larga cadena de secuestros despiadados y la obtención de dinero que está en cuentas del exterior y etc. etc. etc.

  25. Desde el tercer piso » NO HAY DERECHO dice:

    […] fiscalizadoras frente al silencio de alguna prensa que prefiere el felpudo. Pero al darles el pretexto perfecto para ello, los Giampietris, las Alcortas y los Alan Garcías han podido dar el zarpazo y volver a una […]

  26. La estrella de la intolerancia y la Guerra Fría de los derechos humanos | .:: El Fondo del Vaso ::. dice:

    […] que me obligó a decir que Aldo Mariátegui was right - enviando una carta en la que se pedía que el MRTA no sean considerados terroristas, logrando que la Unión Europea les quite el mote y causando toda la revolución en contra de las […]

  27. Desde el Tercer Piso » GIAMPIETRI CONTRATACA dice:

    […] estas alturas del partido, queda claro que el error político cometido por APRODEH hace dos semanas viene siendo capitalizado por sectores poco proclives a la defensa de los derechos […]

  28. Saquen a Melissa, metan a Soberón | Ser Padres dice:

    […] en: El Otro Tambor: No aceptemos ningún terrorismo Útero de Marita: La UE dice que MRTA no es OT Desde el Tercer Piso: De Condenas y Deslindes GCC: La posguerra peruana PuebloVruto: Ese instrumento llamado DDHH Y de mi archivo, sobre el […]

Deja una Respuesta

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.