Tal como lo anticipáramos hace unos días, la mayor parte de departamentos del país (con excepción de Arequipa) se pronunció en contra de la conformación de las cinco macroregiones que pretendían integrar a 16 departamentos del país. Sin perjuicio de lo antes mencionado, sorprendió el alto nivel de rechazo a las propuestas presentadas. ¿Razones? A continuación, algunas de ellas.

Una mezcla de desinformación, temor e improvisación ha marcado el ánimo ciudadano. No era un secreto para los involucrados en analizar la aplicación del proceso de descentralización que la mayor parte de los expedientes técnicos no habían sido consultados a los organismos de la sociedad civil de cada región, sino que habían sido acordados por la burocracia interna de cada departamento. Por otro lado, la falta de información y de precisión en las normas provocaron que quienes hacían campaña por el NO (incluyendo a algunos presidentes regionales) indicaran a los votantes que el canon de un departamento sería aprovechado en mayor medida por los otros o que el departamento más importante de los que conformarían la región subordinaría a los otros. Incluso el fantasma del desempleo de las burocracias motivó marchas en contra de la conformación de una macro región (fue el caso de Tumbes).

De otro lado, por lo menos una de las propuestas contempladas se veía como inviable: la llamada macro región Centro, conformada por los departamentos de Huanuco, Junín, Pasco, Ancash y Lima provincias. No existían afinidades económicas, culturales o psicológicas entre los miembros de estos departamentos. Otras propuestas se veían “incompletas” por la falta de un departamento: era el caso de Moquegua dentro de la región Sur (conformada por Arequipa, Tacna y Puno) o Cajamarca en la región Norte (Tumbes, Piura y Lambayeque). La gradualidad del proceso de descentralización hizo pensar a algunos que era posible conformar estas regiones, pero la realidad de los votos dijo lo contrario.

No hay que olvidar la responsabilidad del Poder Ejecutivo en esta materia. El Consejo Nacional de Descentralización no ha sido capaz en esto cuatro años de convertirse en un ente técnico, con legitimidad, que haya podido informar con precisión a la población sobre los beneficios o desventajas de la conformación de macro regiones. Si bien la salida de Luis Thais no solucionará nada, su puesta a disposición del cargo implica un reconocimiento de responsabilidades en el fracaso de la consulta de ayer. Asimismo, el desconocimiento del Gobierno en este campo ha estado marcado por las frases del Presidente Toledo, quien dijo que votaría por el sí, a pesar de vivir en Lima, y que exhortó a los pobladores de Cajamarca, que no participaban en el referéndum. ¿Algo de rechazo a Toledo hay en el voto por el NO? Quizás en cierta medida, pero no fue un factor determinante.

Ninguno de los partidos políticos grandes se jugó a fondo por una posición. Lourdes Flores recién impulsó las modificaciones legislativas una semana antes del referéndum, el mutis de Valentín Paniagua y Alberto Andrade en esta materia ha sido sintomático (Yehude Simon aparecía como una suerte de “outsider descentralizador” dentro del Frente de Centro) y la coalición de gobierno no impulsó los proyectos de ley necesarios para que las funciones, competencias y asuntos más polémicos en la conformación de las macro regiones (como la distribución del canon o la sede de la nueva región) fueran definidos antes de la celebración de la consulta. Como dato podemos añadir que originalmente el referéndum se iba a celebrar en agosto de 2004, pero fue aplazado a este año, ya que el Congreso no había dictado las normas antes mencionadas.

Por último, el APRA torpedeó el proceso constantemente. No solo comparte las responsabilidades con el conjunto de grupos políticos que conforman el Congreso, sino que celebró la derrota del SI en el referéndum como si fuera una derrota del gobierno, con el mismo entusiasmo con el que se celebraría ganar un mundial de fútbol. Casi todos los presidentes regionales apristas, con excepción de Omar Quesada de Ayacucho, hicieron campaña por el NO, tanto para evitar perder poder como para ganarle una partida al gobierno. La mezquindad del APRA en este caso preocupa, no solo porque es un partido con opciones importantes para ser gobierno a partir del próximo año, sino también porque siempre ha levantado la bandera de la descentralización. Se privilegió el cálculo político pre electoral antes que una adecuada difusión de ventajas y desventajas de la conformación de cada una de las macro regiones.

El próximo gobierno deberá emprender la tarea de la regionalización, corrigiendo los errores que hemos anotado a lo largo de este artículo y otros que se hayan podido presentar. Urge que cada uno de los grupos políticos que aspira a gobernarnos a partir del 28 de julio de 2006 presenten con transparencia sus ideas respecto a la descentralización y se adopte un consenso político para la aceleración de este proceso. Que la poca madurez que se ha demostrado en estos meses sea revertida con planes serios y concretos. El país lo agradecerá.

4 Respuestas a “REFERENDUM: LAS RAZONES DEL NO”
  1. -¡Hoy nace el útero en una ciudad particular: Arequipa! | Útero.Pe AQP dice:

    […] rodean; tanto que ninguna -NINGUNA- quiso formar la esperada macrorregión del Sur con ella, cuando eso fue plebiscitado, hace algunos […]

  2. ¡Hoy nace el útero en una ciudad particular: Arequipa! - NotiPerú dice:

    […] rodean; tanto que ninguna -NINGUNA- quiso formar la esperada macrorregión del Sur con ella, cuando eso fue plebiscitado, hace algunos […]

  3. ¡Hoy nace el útero en una ciudad particular: Arequipa! - Lima Al día dice:

    […] rodean; tanto que ninguna -NINGUNA- quiso formar la esperada macrorregión del Sur con ella, cuando eso fue plebiscitado, hace algunos […]

  4. Descosur – La nueva apuesta de la Macro Región Sur dice:

    […] del sur, que en el 2005 llevó al fracaso un intento de conformar macrorregiones a través de un fallido referéndum. La campaña para crear conciencia sobre esta nueva entidad es necesaria y urgente, pues hace falta […]

Deja una Respuesta

Creative Commons License
Desde el Tercer Piso by José Alejandro Godoy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Perú License.